CulturaEspeciales

Brillante recital cubano de poesía y música

Carlos Bojóquez, Josué Morelos, poeta Lázaro Castilla y Luis Pérez Sabido.

En el marco del constante intercambio cultural entre Yucatán y Cuba, contamos con la llegada a nuestra tierra del poeta Lázaro Castillo, miembro de la Unión Nacional de Artistas y Escritores de Cuba, UNEAC. Lázaro vino a esta nuestra península a dar a conocer su último poemario “Voz Viva”, y para beneplácito de los amantes del arte y la cultura cubanas, no vino solo, sino con una excelente compañía musical, pues con el cruzaron el Canal de Yucatán, Gretel Cazón, gran vocalista de maravillosos y amplios registros, y una mujer que lleva el ritmo en la sangre, la percusionista Marlen Martínez. Esta sugestiva y afortunada combinación de artistas, no pudo dar mejor fruto, pues se presentaron en un brillante y animado festival que combinó letras y canciones, y que mantuvo fascinada a la multitudinaria concurrencia que lleno la Biblioteca “José Martí” del Parque de las Américas. También es importante señalar la amenidad que puso en la conducción del evento el Profr. Luis Pérez Sabido, quien salpicó el programa con cápsulas culturales y uno que otro poema de su autoría. El evento se efectuó el sábado 3, al punto del mediodía y se prolongó entrada la tarde, pues la concurrencia pidió y obtuvo amplios ancores de los artistas presentes.

El evento fue distinguido con la presencia de importantes personalidades como el Lic. Raisel Calvo Margolles, cónsul de la República de Cuba en Yucatán; el Dr. Irving Berlín Villafaña, director de cultura del Ayuntamiento de Mérida, el Dr. Carlos Bojórquez Urzaiz, director de la Universidad Martí de la Península; el Mtro. Enrique Martín Briceño, presidente de la Sociedad “Ricardo Palmerín”; el Lic. Eduardo Sobrino Sierra, presidente de la Comisión de Arte y Cultura del Congreso del Estado; y con la siempre diligente y eficiente atención del Lic. Josué Morelos Echeverría, director de la Biblioteca “José Martí”. La conducción de programa no pudo estar en mejores manos que las del Profr. Luis Pérez Sabido, quien le dio agilidad y amenidad al evento.

La poesía de Lázaro Castillo, está inscrita en la corriente de las letras contemporáneas cubanas, está marcada por la libertad de los versos, así como la profundidad de sus metáforas. Desde luego, esta llena de musicalidad, como lo exige la obra de un poeta de las orillas del Mar Caribe. Tiene una ternura profunda en varios de sus pasajes, y ésta se hace más profunda aún, cuando se aventura a cantar a la niñez. Lázaro nos deleitó con una muy acertada selección de los componentes de “Voz Viva”, lo cual resultó una selección muy afortunada. El formato usado para la presentación, fue la integración de una mesa compuesta por el Dr. Carlos Bojórquez, el Lic. Josué Morelos, el poeta Lázaro Castillo y el Profr. Luis Pérez sabido. Las lecturas y declamaciones de Lázaro, eran animadamente comentadas por los integrantes de la mesa, lo cual dio versatilidad y amenidad al recital, que transcurrió con el beneplácito del respetable.

La visión de Lázaro sobre la niñez, queda de manifiesto en versos como estos: “Los niños invaden mi jardín. Los niños, si logran dialogar con las sombras”. Por otra parte, su poesía nos llevó a visiones fuertes de otra índole, las cuales fuero extractos de “La Barca Incendiada”. “Todo blanco, hormigueos en la sien, apremio de epilepsia”. “Los últimos hombres, no tiemblan ante el apocalipsis”. Cerró Lázaro con “Máximus Poemínimos”. El recital de poesía de Lázaro Castillo, resultó un banquete para los amantes de las letras.

Un evento de cultura cubana, exige de la presencia de la música como parte del aire que ahí se respira; y esta llegó con toda su fuerza en la actuación de dos cubanas y un yucateco. Gretel Cazón y Marlen Martínez, la una vocalista de altos vuelos; y la otra una percusionista de miedo, unieron sus talentos al de un pianista acompañante nuestro y muy talentoso, Emilio Rosado. La combinación no pudo ser mejor, y nos trajo una selección de canciones las trovas cubana y yucateca, que quedó como mandada a hacer exprofeso. “Si hay un poeta y una cantante cubanos, hay que hacer trova”, exclamó el Profr. Pérez Sabido, y así fue, el recinto de la Biblioteca Martí, retumbó con las interpretaciones de Gretel, Marlen y Emilio.

Antes de pasar a la interpretación de las canciones, el Porfr. Pérez Sabido nos remitió a los orígenes de ambas trovas, señaló en el caso de Yucatán, a José Peón Contreras y Chan Cil, como los padres de la trova yucateca, y cómo, en La Habana ocurría algo similar y al mismo tiempo. Subrayó que ambas trovas se desarrollaron al mismo tiempo, y que no una viene de la otra. “Ambas son paralelas”, concluyó.

Un selecto ramillete de canciones se desparramó en la interpretación de Gretel, Marlen y Emilio, desfilaron Miguel Matamoros, Eusebio Delfín, Sindo Garay, José Antonio Méndez, Frank Domínguez, y hasta Pablo Milanés, por parte de los autores y compositores cubanos. Canciones como: “Juramento”, “Reclamo Místico”, “Y tú que has hecho”, “La Gloria eres Tú”, “Tú me acostumbraste”, “Dime que es lo que te Pasa”, “Para Vivir” y “Son de la Loma”, hicieron cantar al respetable desde sus asientos. Con verdadero respeto se escuchó: “Yo sé que Volverás”, con letra de Luis Pérez Sabido, y música del más universal de los yucatecos, Armando Manzanero, que cerró la brillante actuación de los músicos. La tremenda ovación que se vino, obligó al grupo a conceder un ancore, que se convirtió en varios, para gozo de la concurrencia.

El apóstol José Martí y José Peón Contreras se dieron la mano en Yucatán, y los pueblos cubano y yucateco se la siguen dando a través de las dos orillas del Caribe. El lenguaje de la poesía y la música, son lenguajes universales que unen a los pueblos. Cuba y Yucatán son pueblos hermanos y unidos.

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.