Mundo

Sky Shield: un sistema de defensa antiaérea para Europa

El proyecto de defensa antiaérea Sky Shield, iniciado por Alemania, pretende reforzar el paraguas protector de la OTAN para Europa. Todo lo que hay que saber sobre esta iniciativa.

La invasión de Ucrania por tropas rusas ha devuelto la guerra al viejo continente y ha puesto en el punto de mira las capacidades de defensa de la OTAN y de Europa. Ahora se están llevando a cabo mejoras y se están preparando nuevas estrategias de defensa. Entre ellas, la protección contra posibles ataques de misiles rusos en caso de que la guerra por Ucrania escale y pueda producirse un enfrentamiento con Moscú.

rel="nofollow"

Participan 19 países europeos.

Pero existen huecos en el paraguas protector de la OTAN para Europa. El proyecto de defensa aérea European Sky Shield Initiative (ESSI), que Alemania inició el pasado mes de octubre, pretende cerrarlos. Al margen de una reunión de la OTAN en Bruselas, 15 países firmaron una declaración de intenciones para establecer un sistema europeo de defensa aérea: Alemania, Bélgica, Bulgaria, Estonia, Finlandia, Gran Bretaña, Letonia, Lituania, Países Bajos, Noruega, Rumania , Eslovaquia, Eslovenia, República Checa y Hungría. Más tarde se sumaron a la iniciativa Dinamarca, Suecia, Austria y Suiza.

El objetivo de ESSI es adquirir sistemas de defensa de corto, medio y largo alcance de la forma más coordinada posible para poder defenderse de todas las amenazas desde el aire. En su página web, el ministerio alemán de Defensa define el corto alcance como una distancia de hasta 15 kilómetros y hasta seis kilómetros de altura. Un alcance medio es de 15 a 50 kilómetros de distancia y hasta 25 kilómetros de altura. Un alcance largo se considera a más de 50 kilómetros de distancia y hasta 35 kilómetros de altura.

IRIS-T para la protección contra ataques de drones

“En los tres ámbitos existen carencias de capacidades que ESSI debe subsanar, o bien ya existen capacidades que deben ampliarse o reforzarse”, escribe el Ministerio Federal de Defensa. Para ello, se sustituirán los sistemas de protección existentes por otros modernos, como el IRIS-T . El IRIS-T puede actuar contra misiles, aviones no tripulados, aviones y helicópteros a una distancia de hasta 40 kilómetros y a una altitud de hasta 20 kilómetros. Precio por unidad: unos 145 millones de euros.

El sistema de defensa antiaérea IRIS-T consiste en un lanzador que incluye misiles guiados IRIS-T sobre un vehículo portador. Imagen: Defensa Diehl

La defensa contra los misiles de crucero también requiere un reajuste. Debido a su baja altitud de vuelo y, por tanto, a su detección muy tardía, la defensa solo suele ser posible con sistemas modernos como el Patriot o el IRIS-T. Una protección completa es por tanto, según la Bundeswehr, “enormemente costosa y solo posible con un gran número de sistemas, lo que ilustra la necesidad de un enfoque multinacional”.

Arrow 3 contra misiles fuera de la atmósfera terrestre

Otra brecha se encuentra en la defensa contra los misiles balísticos de largo alcance, que también pueden dirigirse a sus objetivos desde fuera de la atmósfera terrestre. “Esta brecha debe cerrarse rápidamente, sobre todo porque Rusia ya dispone de estas armas. Alemania debe poder protegerse contra la amenaza de misiles con un alcance de más de 1.000 kilómetros lo antes posible”, escribe el ministerio alemán de Defensa.

Esto es lo que se supone que conseguirá el sistema de defensa antimisiles estadounidense-israelí Arrow 3 , que estará operativo en Alemania a finales de 2025. Arrow 3 puede destruir proyectiles a una altitud de más de 100 kilómetros fuera de la atmósfera y tiene un alcance de hasta 2.400 kilómetros.

Un escudo invisible para una superficie lo más amplia posible.

Los países de la iniciativa Sky Shield quieren adquirir conjuntamente los sistemas de armamento necesarios, que juntos cubrirán una amplia zona de la forma más barata posible. En el proceso se prestará atención a las necesidades de cada país. Los miembros de ESSI quieren apoyarse mutuamente con los sistemas y la munición correspondiente. La adquisición y el mantenimiento conjuntos deben ahorrar costes de adquisición y funcionamiento.

Con información de DW

Deja un comentario

Botón volver arriba