Opiniones

Día del Maestro: Una profesión venida a menos

Día del Maestro Una profesión venida a menos

            El mes de mayo se caracteriza por tener muchos días de asueto por indicciones de calendario federal y que desde siempre se han llevado a cabo con diferentes matices. Desde aquel día conmemorativo de una lucha por los derechos laborales, pasando por el dedicado a las madrecitas y ahora le llega el turno, el día en donde las autoridades de todos los niveles ensalzan la labor de los profesores  y en donde la prosa y el verso hacen de estos seres terrenales casi dioses por un solo día.

            El 15 de mayo (mañana) se celebra al maestro, al docente, al personaje que dedica su vida a enseñar las primeras letras a los niños y les da a conocer las maravillas del mundo a través de sus enseñanzas. El maestro, durante muchos años fue un personaje muy importante en la sociedad. En algunos pueblos y comunidades era el médico, el confesor, el amigo, el compadre, era el todo. Ser maestro significaba tener la posibilidad de moldear a la niñez y juventud, era el ejemplo a seguir. Al maestro se le podía distinguir entre las demás personas, su forma de hablar, de conducirse en la vida, su presencia, era el maestro un modelo a seguir.  Estos conceptos han cambiado, ya no es nada de lo anterior, si bien es cierto lo que el maestro decía era cumplido a pie juntillas tanto por los alumnos como por los padres de familia, hoy es todo lo contrario.

            El maestro hoy día deja mucho que desear, en muchos casos ya no son ejemplo a seguir, ya sea por su forma de conducirse así como su forma de verse. Para ser Maestro no solo hay que estudiar para ello sino hay que parecerlo. En los años que ha tenido de experiencia el de la letra (42 años de servicio) ha podido ver la manera en que ha cambiado el concepto que antes se tenía de ser Maestro. Antes él era la autoridad y a ellos se les encargaba la conducta y vida escolar de los estudiantes, hoy son víctimas no solo del sistema y de los alumnos, sino que los padres de familia ya no ven en los maestros el ejemplo a seguir. Se les acusa, se les cuestiona, su vida de ser posible se les exhibe. Ya es otra cosa. Aquellas maestras que eran u modelo de vestimenta y del buen conducir, hoy día eso ha quedado atrás, el de la letra puede asegurar que en este aspecto las maestras de hoy día distan mucho de las de antaño. Las de ahora ya no parecen maestras por su forma de vestir, unas muy liberales en su manera de ir a la escuela y otras, como que se acaban de bajar de su hamaca y casi casi con sus chemes, chancletas y ropa que podría demostrar ser amas de casa o ir al mercado grande, llegan a la escuela a impartir sus asignaturas. Ya no son aquellas que desde lejos se les podía reconocer como maestras. Desde lego que gracias a Dios son una minoría pero el de la grafía está seguro que en cada escuela de nuestro estado habrá más de una, en la del de la letra hay unas cuatro más po menos que se distinguen por ser el NO modelo de elegancia.

            En la actualidad el ser Maestro para algunas personas dedicadas a los medios de comunicación son los privilegiados del sistema, ya que ganan bien y tienen muchos puentes y largas vacaciones. Pero en realidad ese grupo de ignorantes que solo gritan lo que no saben, deben de estar más informados. El maestro hoy día sufre mucho antes de gozar de los privilegios del sistema. Hoy en día tienen que hacer mucho esfuerzo para poder vivir mientras les pagan, tienen que estar presentando de manera constante exámenes para poder acceder a algunas horas para poder vivir decentemente. Los maestros hoy día tienen que ir a varias escuelas para poder completar sus ingresos que les permitan una vida digna. Y no solo eso, para poder tener una jubilación digna, tienen que pasar las de Caín para poder gozar de su pago. Los trámites  humillantes en ocasiones, la tardanza en sus pagos y el no reconocimiento como tal, hacen que muchos de ellos opten por seguir trabajando hasta que sus fuerzas mengüen.

            El día del Maestro las autoridades glorifican al maestro, pero luego del 15 todo regresa a la normalidad. Los Maestros no son como los diputados y senadores que solo tienen que trabajar seis años y algunos menos para hacerse de una jugosa cantidad al retirarse, con solo un mes de pago, los diputados y senadores ganan lo que casi en un año logrará un docente común y silvestre. Y hoy 15 de mayo, los maestros esperarán la noticia del pago de su aumento salarial mismo que será pagado cuando le de su regalada gana al empresario gobernador de nuestro estado.

            Siendo una profesión hoy en día no muy redituable, hay muchos jóvenes que estudian en las normales urbanas de nuestro país para formarse como profesores, es posible que pueda más la vocación que el deseo de ganar bien. Antaño el ser maestros era una profesión de familia, si había un maestro o maestra en la familia, era seguro que alguno de sus familiares también lo sería. Hubo una época en que era  redituable ser maestro, al grado que los padres de familia le decían a sus hijos cuando había renuencia por continuar con sus estudios, “al menos estudia para que cuando menos sea profesor”.

            Hay familia de profesores, en el rumbo donde vive el que lo cuenta, hay un caso curioso, ya que una familia no solo los papás son profesores de educación física, sino sus hijas también decidieron estudiar para ser maestros y además también ser de educación física, cosas de la vida.

            El próximo 18 de mayo, se entregarán reconocimientos y medallas a los docentes que cumplen 30, 40 y 50 años de servicio, amén de una buena gratificación económica. El de la tinta considera que este reconocimiento es un poco incongruente, ya que no es lo mismo el trabajo que realiza un maestro frente a grupo que un subdirector, director y peor aún un supervisor quienes desde la comodidad de sus oficinas ven pasar los años de una manera diferente. Para el autor sería conveniente separar estos reconocimiento y darles a los no docentes frente a grupo su gratificación económica como se les da a los administrativos, en su cheque les llegue su dinero extra y no haya la fastuosidad de una fiesta de reconocimiento público y medalla ya que sus trabajos son más de carácter administrativo que frente al grupo. De esta manera un administrativo (subdirector, director, supervisor y más) cumpliría hasta más de 50 años sentado y evitando todo el trabajo que un docente debe de realizar a diario frente a sus grupos. El de la letra propone que a ellos solo se les dé de manera inmediata y en sus cheques sus reconocimientos económicos y se elimine para ellos las medallas y reconocimiento público. Es solo un comentario. Seguramente los maestros de banquillo estarán de acuerdo con el que lo escribe.

            15 de mayo es una fecha para recordar a nuestros maestros que nos formaron y dejaron en nosotros un grato recuerdo, una huella indeleble y un ejemplo a seguir. Todos tenemos a alguien a quien recordar, por ejemplo en de la letra recuerda a su maestra de vida, a su señora madre que además fue maestra  de primaria durante 30 años, sus tías, primas, primos, han sido maestros. Recordamos a nuestros maestros de primaria, a algunos de la secundaria y de la prepa y con recuerdo y gratitud a los que nos formaron en las escuelas de nivel superior, a todos ellos gracias.

            Este día del maestro, cara y caro lector, si tienes a algún maestro que te haya dado clases en vida, visítalo, hazle saber tu agradecimiento, siempre habrá a alguno que recordemos y tratemos de seguir su ejemplo. A mis compañeros de la escuela donde el de la letra trabaja un reconocimiento y felicitaciones y a todos los de nuestro estado y país un FELZ DIA DEL MAESTRO!!!!

Deja un comentario

Botón volver arriba