Cultura

Notas al aire 98

Ramayana, de Erika Torres.

 Estrenó el sábado pasado, la trágica de la danza contemporánea, Erika Torres, su versión del Ramayana, con notable éxito.

Varios premios para el monólogo Tráfico, dirigido por Carlos Daniel Sarmiento en el Concurso Internacional de Monólogos que convoca año a año Casa Tanicho. Felicidades a Carlos y a su equipo escénico. Los reconocimientos fueron: 3er lugar mejor monólogo; mención honorífica mejor actor a John Hristo; y mención honorífica mejo diseño de espacio escénico.

 Tengo que aclarar que en la entrevista que publiqué de Jenaro Sosa Castillo cometí un error, al decir que él había estudiado en el CEBA la carrera clásico, en realidad él estudió la carrera en el ESAY, quien en sus inicios al no tener salones de clase, usaba algunos del CEBA, entre ellos el Salón Pilar Rioja.

 El dolor que infligen los que consideramos amigos, cuando nos estafan cínicamente, es único e incomparable, porque vemos palpablemente que en este mundo, importa más el dinero que la amistad y la lealtad.

 Por supuesto que la vida se encarga siempre de ponerlos en su justo lugar, pero el daño causado no sana con el castigo al traidor, quien ya se ha convertido para nosotros en el innombrable o peor aún, ya ni de su nombre nos acordamos.

 Así que lo único que nos queda, es no ser tan confiado y seguir creyendo a pie juntillas que árbol que crece torcido… ni que le quemen el pico.

Jenaro Sosa Castillo.

 A más de una semana de distancia del informe del Gobernador Vila Dosal, mucha gente de todos los niveles de la pirámide socioeconómica yucateca, siguen apantallados que su foto con los invitados pareciera una foto presidencial y sobre todo, el que haya juntado a tirios y troyanos por igual, y todos sonrientes a la cámara, como buenos amigos íntimos.

 Esto último, todavía no sé a ciencia cierta si es un suicidio político o simplemente es un craso error de quien le maneja las relaciones públicas.

 El Carnaval ya nos pisa los talones, de hecho ya se comió hasta los tamales del Día de la Candelaria. ¿Y usted, se sacó al muñeco o, se lo tragó para no dar los tamalitos de pollo y carne molida con chocolate y pan bueno?

 Releyendo El Idiota o El príncipe idiota (1868), como también se le conoce, vuelvo a deleitarme con la famosa prosa rusa, en este caso con la de Fiódor Dostoievski. Novela magistral que es una antiparábola de las virtudes cristianas, digna imagen de lo que sucede en una sociedad en plena descomposición moral. Su prosa detallada e irónica, no cansa, es nueva siempre a la vista y al entendimiento. Mientras la leo de nuevo, leo también El fracaso del mestizo de Pedro Ángel Palou, quien comienza la obertura con estas líneas:

 Este es un libro de teoría cultural y política que se interroga sobre la construcción, el auge y la caída del Estado mexicano moderno.

 Texto que me ha parecido tan fascinante en su estructura crítica, que lo he vuelto a adquirir para regalarlo a alguien a quien sé que su lectura le va a fascinar, ya que Palou posee una prosa sencilla y académica, culta y popular, que nos deja extasiados a quienes asistimos a esta disección de un mito mexicano que arrastramos, desde su creación y su falsificación realizada por el sistema político mexicano, que destruyó y reordenó lo verdadero o cercano a, en falacias vendibles y de fácil adquisición en cómodas mensualidades.

 Esto es mucho decir en un país de mestizos que no aceptan serlo, por sentirse criollo castizos, cuando la península Ibérica es una de las más raras mezcolanzas sanguíneas desde antes de llegar a nuestras tierras.

 -No sé, qué es peor, oler el perfume de esta furcia o, la mierda que sale de tu boca.

-Querido mío: el hedor que emana tu imagen cuando te miras al espejo.

Fernando Muñoz Castillo

Escritor, hacedor de libros objeto, dramaturgo y director de teatro. investigador e historiador de teatro y cine. curador y museógrafo. periodista cultural. ha publicado varios libros.

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.