Sororidad

Los sueños se pueden cumplir, me siento empoderada: Soprano Echeverría Góngora

Cantar con una orquesta, presentarse en escenarios prestigiosos, cantar con otros artistas y observar cómo el público lo disfruta y lo aprecia, son algunos de los sueños de la Soprano yucateca Mariana Echeverría Góngora, quien a sus 33 años hizo realidad uno de ellos: deleito con su voz a los asistentes del Carnegie Hall en Nueva York.

Originaria de la Ciudad de Mérida, hija de padres cantantes que la rodearon de ambientes musicales y la guiaron hacia el canto y la música, es la mujer que en los últimos 5 años ha crecido profesionalmente y ha comenzado a hacer sus sueños realidad.

“Todo lo que ha pasado ha sido un empoderamiento para mi, me he sentido empoderada, salí de mi zona de confort, me he dado cuenta que los obstáculos los ponemos nosotros, y muchas veces desde niños pensamos que no vamos a poder, o los adultos nos dicen que no se puede y la realidad es que cuando desean hacer algo y les decimos que no se puede, no es verdad; uno llega hasta donde quiere y hay que esforzarse para hacerlo y si se lo proponen se va a lograr, no hay que tirar la toalla, no hay que abandonar el sueño, hay que seguir la meta”, comentó en entrevista con EstamosAqui.MX.

El pasado Jueves 19 de Enero, la Soprano realizó su debut en la prestigiosa sala de conciertos Carnagie Hall, en Nueva York, al participar en la clausura del programa internacional de estudios vocales de la Vincerò Academy, que reúne a grandes cantantes de ópera con estudiantes de todo el mundo.

“La emoción fue desde un día antes de la presentación, en los ensayos, por conocer a los compañeros, ya que los conocía a todos en línea y ahora era en presencial, además conocer al director de la Academia.

“El día del concierto, fue el día más frío y llovió, así que estaban los nervios, fue la preparación, ensayar en la sala y la adrenalina, la emoción, porque había grandes maestros en el público; entré con emoción y nostalgia porque hace 2 semanas perdí a la maestra Tusnelda Nieto, que fue como una mamá para mi, y fue dedicado a ella. Cuando empecé a cantar y ver al público y a la gente con sus expresiones de que lo disfrutaban, fue emotivo, al terminar y volver a salir, lo primero que hice fue llorar de emoción, y dimensioné que acababa de cantar ahí, yo di todo, entregué todo, y pude ver que lo sintieron”.

EstamosAquí Mx publicó desde el 17 de Enero que la Soprano participaría en Nueva York y compartió esta mañana la experiencia y lo que ha significado.

Raíz

La Soprano Mariana Echeverría Góngora nació en 1990 y desde muy pequeña, al terminar la escuela había actividades musicales para ella.

“Mis padres han cantado siempre, no en lo profesional, pero yo vivía en conciertos de coro y ensayos, crecí en eso. Como niña no quería nada, sólo jugar, pero mis padres insistieron y acudí a clases de coro, luego de instrumento musical con el violín y ya después al violonchelo, pero siempre a la par de canto

“En la adolescencia entré en la rebeldía, ya estaba en violín y no quería cantar y como mi tía era la directora del coro, mi mamá me dijo que debía ir y que abrieron un lugar para el violonchelo, y después me enamoré de él, lo toqué por 6 años”.
Actualmente cursa la carrera universitaria de Artes musicales, con especialidad en canto, en la ESAY.

Fue a partir de los 22 años que se dedicó más al canto y la invitaron a cantar con el quinteto de cuerdas de Gustavo Ríos e integrantes de la Sinfónica de Yucatán.

“Hace 5 años llegó una maestra a Mérida, la maestra Tusnelda Nieto, y con ella tomé clases más enfocada a la opera (mi canto fue más clásico y no popular y quería mejorar, lo que sabía que debía pulir).

«Para mi la pandemia me favoreció porque concursé en línea en concursos de Europa y gané menciones y concursos. En el 2021 gané en un concurso de Croacia, que fue en línea por la pandemia y en Septiembre del 2021 en Austria con el maestro José Luis Chan.

“Es en la Pandemia que conozco a la maestra María Katzarava y ella me enseña y tengo más crecimiento y gano en Enero del año de pasado con la Orquesta Sinfónica de Xalapa de las mejores”.

En Noviembre del año pasado surge la gala de ganadores del concurso y la invitan al recital con la Maestra Katzarava el 16 de diciembre y luego la presentación en Nueva York.

La clave

La clave es no tirar la toalla, trabajar por los sueños y “rodearte de gente que sea un apoyo en tu vida; no es fácil, pero sí hay gente, rodearte de gente sincera. Si hay sueños que se trabaje por ello, porque sí se cumplen”.

Lo que sigue son más presentaciones porque la Soprano tiene más invitaciones para cantar fuera del País y que pronto estará compartiendo.

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.