Quintana Roo

Industria turística pide revocar concesiones, cancelar licencias y detener a taxistas que atenten contra libre tránsito en Cancún

23 de enero/ Cancún, Q. Roo.- Organismos de la industria turística solicitó a las autoridades de Quintana Roo a revocar concesiones, remover sitios de taxis, cancelar licencias y detener a cualquier persona que atente contra el libre tránsito de las personas que hace uso de diferentes medios para trasladarse en Cancún.

Agrupados en el Consejo Coordinador Empresarial y del Caribe (CCEC), organismos como la Canirac, la Acotur, la Canadevi, Asociados Náuticos, la Barra de Abogados, la Acotur, la Canapat, la AMPI y asociaciones civiles como Ciudadanos por la Transparencia o Amigos de Sian Ka’an, consideraron “imperativo” cuidar la imagen del centro vacacional y respetar que los derechos humanos de la población no sean vulnerados.

La postura obedece a las agresiones recientes de operadores de taxi en contra de socios conductores de UBER, que han involucrado a turistas, dando pie a la emisión de una Alerta de Seguridad por parte del Departamento de Estado de Estados Unidos, su embajada en México y el Consulado con sede en Mérida, Yucatán.

“Yo creo que es muy grave lo que está pasando, en donde hay algunos taxistas que queriendo ejercer la justicia por propia mano o impulsar la ley por su propia mano, cuando no son nadie para ello; lamentablemente son unos cuantos taxistas, no es todo el gremio y, por unos cuantos, hacen que el Sindicato y algunos otros taxistas se vean mal cuando no son así en su generalidad.

“Unos cuantos están nublando y están manchando la imagen de los taxistas y de gente que viene haciendo las cosas bien. No puede ser que gente altere el orden público, cuando no son autoridad para hacerlo. Eso está terrible y lo condenamos enérgicamente”, indicó Eduardo Martínez, presidente del CCEC.

El empresario exhortó a las autoridades municipales y estatales a “reprimir”, sancione y detenga a taxistas o quien rompa el orden público.

En cuanto a la situación de UBER, admitió que aún se carece de diversas condiciones para que opere con normalidad, como las reformas a la Ley de Movilidad y su Reglamento, para regular a las plataformas tecnológicas.

“No es momento ahorita para que los UBERs estén funcionando con normalidad; creo que deberíamos darle un mes o unas cuantas semanas para que quede totalmente normado y regulado, pero no justifica de ninguna manera para que un civil o un taxista agreda y baje a un turista, lo ponga en crisis nerviosa y a la gente se sienta vulnerada en sus derechos”, expresó.

En ese sentido, urgió rapidez al Legislativo para concretar las modificaciones al marco legal y a las autoridades, sancionar y detener a quienes infrinjan el marco legal.

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.