Quintana Roo

Próximo martes, audiencia constitucional sobre amparo contra cuarto Muelle de Cruceros en Cozumel: CCIC

Cancún, Q. Roo, 20 de enero. – El próximo 24 de enero se tiene programada la audiencia constitucional para que el Juzgado Tercero de Distrito, radicado en Cancún, resuelva de fondo el amparo promovido por el Colectivo Ciudadano Isla Cozumel (CCIC), en contra del título de concesión otorgado a la empresa “Muelles del Caribe” para la operación del cuarto Muelle de Cruceros que se desea construir ahí.

Las obras, autorizadas en materia ambiental por la Semarnat el 7 de diciembre de 2021, se mantienen detenidas desde el pasado 11 de abril, cuando la jueza, Pamela López Swain, concedió al Colectivo una suspensión definitiva relativa al juicio de amparo 62/ 2022, presentado por el Centro contra la Discriminación (Cecodi), el 26 de enero de 2022.

El CCIC convocó a una manifestación pacífica a realizarse a las 18 horas, en Cozumel, el próximo martes e informó de la celebración, ese mismo día, de la audiencia constitucional para resolver de fondo sobre el amparo. Dicha audiencia se ha diferido 10 veces desde el 29 de marzo del año pasado.

El amparo promovido en contra de la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT), de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHyCP), invoca la protección a dos derechos humanos.

El primero, el derecho a la ciudad, señalando la segregación, despojo y usurpación de un espacio designado por las y los isleños desde hace más de un siglo, como una zona de libre esparcimiento público; el segundo, el derecho a un medio ambiente sano.

A juicio del Colectivo Ciudadano Isla Cozumel, la construcción del cuarto mega muelle para cruceros que promueve la empresa “Muelles del Caribe” vulnera a la sociedad local y amenaza la salud del medio ambiente.

El grupo ciudadano indicó que la comunidad local rechaza el proyecto debido a que Cozumel solo usa el 53 por ciento de su capacidad de atraques, es decir, no se requiere de un muelle más, ni de “devastar y privatizar otra zona de la costa para estimular la economía local”.

Otra razón estriba en que para edificar la terminal de cruceros se sacrificaría la última playa pública ubicada en el centro y el último arrecife fuera del parque marino, que son parte de un espacio de libre esparcimiento público.

Además la isla carece de la infraestructura urbana que necesita la población local, “mucho menos para un ‘home port’, en donde ciudades flotantes tendrían estancias largas, cambiando la faceta de Cozumel, utilizando nuestra infraestructura limitada, quemando combustible y produciendo mega residuos en la isla, convirtiéndonos en un puerto explotado y contaminado en vez de un destino en el paraíso”.

El Colectivo manifestó que la cancelación en las operaciones de cruceros durante la pandemia por coronavirus COVID-19, reveló la profunda dependencia de la isla hacia un tipo turismo considerado “excluyente y poco sustentable”.

“Afortunadamente la isla se reactivó con el buceo y hubo un crecimiento empresarial positivo en el centro de Cozumel. El turismo que viene a Cozumel a pasar la semana, mes o larga estancia resulta ser el tipo de turismo que estimula el bienestar común en Cozumel y no el turismo masivo que mucho devasta y poco deja.

“Los cruceros no estimulan la economía de forma equitativa — enriquecen un sector empresarial elite en la isla que tiene fuertes intereses en forzar este megaproyecto que ha rechazado la comunidad de Cozumel”, subrayó.

El megaproyecto consiste en la construcción de un muelle de cruceros de 800 metros de longitud, 200 metros más que el de mayor extensión que opera actualmente en Cozumel. En la isla operan ya los puertos de altura de Puerta Maya, SSA y Punta Langosta.

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.