CulturaEspeciales

Cuando los médicos visitaban a sus pacientes

Cuando los médicos visitaban a sus pacientes

Y es cierto. Pero eso data de lo siglos coloniales y todavía al comienzo del siglo pasado los médicos usaban visitar a sus enfermos (claro, además de contar con un consultorio): todavía recuerdo al Dr. Colomé visitar nuestro hogar cuando alguno de la familia caía enfermo. Iba en su propio automóvil generalmente por las mañanas con un maletín que contenía sus utensilios de curación o por lo menos, del examen que practicaría con el enfermo.

Y como el Dr. Colomé, había otros que seguían ese hábito tan humano sobre todo con los pacientes pobres o de la clase media baja. Examinaba al enfermo con toda paciencia y después le dejaba a la familia una receta donde había escrito, con la clásica letra de doctor lo que sólo podían traducir los farmacéuticos. Con el tiempo ese hábito se lo llevó el viento y hoy en nuestro tiempo sólo unos tres o cuatro realizan ese servicio.

Anécdota

Andando por la calle un médico distraído, se topó con una señora que conocía de vista. Ella aprovechó la oportunidad, detuvo al discípulo de Hipócrates y le dijo:

-¡Ay, doctor! Que bueno que le veo…
-¿Por qué? ¿Qué le pasa?
-Pues fíjese que desde hace unos días sufro unas punzadas en el pecho
-Muy bien, levántese la blusa para que yo la examine
-¡Pero doctor! ¿Aquí a media calle delante toda la gente?
-¡Ay, tiene Ud. razón! Vaya Ud. a mi consultorio de 10 a 12 y de 4 a 6 y con mucho gusto la atenderé.

(E.U.R)

Deja un comentario

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.