México

Claves para entender el caso de García Luna, el «superpolicía» que será enjuiciado en EU

El juicio será en la Corte de Distrito Este de NY a cargo de Brian Cougan, juez que llevó el caso del «Chapo»

Este 17 de enero llegará a su fin el proceso de selección de jurado para el juicio en contra de Genaro García Luna, ex secretario de Seguridad Pública durante la administración del mandatario panista Felipe Calderón Hinojosa acusado de narcotráfico, nexos con el Cártel de Sinaloa y falsedad de declaraciones. El destino del encargado de la seguridad del país durante 2006 a 2012 estará en manos de 12 ciudadanos que pasaron el filtro de 400 aspirantes para estar presentes en la primera audiencia en el Tribunal de Brooklyn. 

De acuerdo con información del canciller Marcelo Ebrard, los 400 candidatos serán seleccionados por sorteo, se han encargado de llenar formularios con información básica: sus nombres, etnias, profesiones y otros detalles que pueden influir en el veredicto. A diferencia de otras naciones, en Estados Unidos el jurado decide al final del juicio si el acusado es culpable o inocente y si la Fiscalía ha podido demostrar los delitos más allá de una duda razonable. 

A partir del veredicto que brinde el jurado, más adelante, el juez, dicta su sentencia. En contexto, García Luna enfrenta tres cargos: uno por tráfico de cocaína, otro por delincuencia organizada y la tercera por haber mentido en una declaración migratoria. Lo impactante en este caso es que si el funcionario es hayado culpable, estaría purgando una condena de entre 10 años y cadena perpetua en la cárcel. 

¿Quiénes pueden ser el jurado?

La Fiscalía y defensa de García Luna pueden descartar a los candidatos que consideren pueden afectar la forma en la que se lleve el veredicto. Los ciudadanos están obligados a presentarse si han sido sorteados, salvo que presenten alguna discapacidad o un impedimento de fuerza mayor. Las identidades serán anónimaspor lo que no pueden seguir las noticias del caso ni brindar entrevistas con medios de comunicación.

Las autoridades norteamericanas tienen una lista larga de acusaciones contra García Luna, pues lo señalan de recibir sobornos del Cártel de Sinaloa durante más de dos décadas, desde que asumió la Agencia Federal de Investigaciones durante la administración de Vicente Fox (2000-2006) hasta la fecha, incluso en prisión. En audiencias previas, también se ha denunciado que el funcionario construyó un «esquema corrupto» para sobornar y amenazar medios de comunicación, así como ordenar el asesinato de testigos potenciales. La defensa niega todo y denuncia persecución política. 

El juez será Brian Cougan, el mismo que llevó el caso de Joaquín Guzmán Loera «El Chapo». De acuerdo con información de El País, entre la baraja de testigos que podrían integrar el jurado se encuentran Edgar Valdéz Villareal «La Barbie» y Jesús «El Rey» Zamabada pero no hay nada confirmado. 

La alternativa de García Luna y su estructura 

Otra de las opciones que tiene García Luna es declararse culpable y anular el juicio, esto con el objetivo de aspirar a convertirse en testigo cooperante y tener una condena más reducida. En contraste, AMLO lo ha mencionado en reiteradas ocasiones y ha recalcado que fue asignado durante el sexenio de Vicente Fox como director de la Agencia Federal de Investigación (AFI). 

“En el gobierno nuestro no hay nadie como García Luna. Imagínense, el secretario de Seguridad Pública, del gobierno de Felipe Calderón, está en la cárcel en Estados Unidos porque protegía a una organización de la delincuencia”, ha sentenciado el titular del Ejecutivo desde Palacio Nacional. 

En junio de 2022, el presidente mexicano invitó a las autoridades norteamericanas a hacer públicos los audios donde se escucha a García Luna «sobornando a periodistas» para que no realizaran notas que lo perjudicaran. Por otro lado, Ricardo Mejía Berdeja reveló durante una conferencia matutina la estructura con la que trabajaba García Luna. 

«Los 7 jinetes del apocalipsis», era el nombre del grupo compacto que tenía García Luna desde el año de 2006 en la dependencia que encabezaba. El grupo, detalló el subsecretario, estaba conformado por Armando “N”, titular de investigación; Francisco “N”, coordinador de Seguridad Regional; Edgar Eusebio “N”, director de Secuestros; Luis Eduardo “N”, titular de Prevención y Faunco “N”, comisionado de la Policía Federal.

“El grupo fue imputado por diferentes líderes criminales, acusados de ser parte de una red a la que se les entregaba sobornos por parte del Cártel de Sinaloa”, apuntó el subsecretario de Seguridad.

Con información de El Heraldo de México

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.