Vida Saludable

Nuevo estudio revierte el envejecimiento en ratones

En los laboratorios de Boston, los ratones viejos y ciegos han recuperado la vista, han desarrollado cerebros más inteligentes y jóvenes y han desarrollado tejido muscular y renal más sano. En cambio, ratones jóvenes han envejecido prematuramente, con resultados devastadores en casi todos los tejidos de su cuerpo.

Los experimentos demuestran que el envejecimiento es un proceso reversible, capaz de «avanzar y retroceder a voluntad», afirma el experto en antienvejecimiento David Sinclair, catedrático de Genética del Instituto Blavatnik de la Facultad de Medicina de Harvard y codirector del Centro Paul F. Glenn para la Investigación de la Biología del Envejecimiento.

Nuestros cuerpos guardan una “copia de seguridad” de nuestra juventud que puede activarse para regenerarse, afirma Sinclair, autor principal de un nuevo artículo en el que se expone el trabajo de su laboratorio y de científicos internacionales.

Los experimentos combinados, publicados por primera vez este jueves en la revista académica Cell, desafían la creencia científica de que el envejecimiento es el resultado de mutaciones genéticas que socavan nuestro ADN, creando un depósito de tejido celular dañado que puede conducir al deterioro, la enfermedad y la muerte.

«No es la chatarra, no es el daño lo que nos hace envejecer», afirma Sinclair, que describió la investigación el año pasado en Life Itself, un evento sobre salud y bienestar presentado en colaboración con CNN.

«Creemos que se trata de una pérdida de información, una pérdida de la capacidad de la célula para leer su ADN original, de modo que olvida cómo funcionar, del mismo modo en que se puede corromper el software en una computadora vieja. Yo lo llamo la teoría de la información del envejecimiento».

Con información de CNN

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.