CulturaEspeciales

Castigador: el que seduce a las chicas fácilmente

Castigador el que seduce a las chicas fácilmente

En un yucatequismo, ni duda cabe. Claro, en la manera en que lo usamos en la península pues algunos diccionarios no lo registran así.

Un joven es un “castigador” cuando sabe seducir a las del sexo opuesto bien sea por si físico adónico, por su trato de macho probado o por simple capricho, aunque al final acaba por olvidar a sus “castigadas”.

El Diccionario de la Academia lo define con variaciones:

Castigador. Se dice de la
persona que se enamora.

El verbo castigar contiene varias acepciones. He aquí el ejemplo más adicto a lo que estamos tratando:

Castigar 5 Fig. y Fam. Tratar
de enamorar a alguien por
pasatiempo o vanidad.

El Diccionario de voces juveniles de Edgar Rodríguez trae su propia acepción:

Castigar (Palomillas)
“A Lencho lo están castigando
por su enamorada”.

Por último, el Diccionario del español yucateco lo ignora.

Mas lo cierto es que, nos repetimos, aquí en Yucatán el castigador trae locas a las chicas por las razones que ya hemos expuesto líneas. Y deviene presumido, guapetón, pulcramente vestido y muy perfumado. Ejemplo: “Martín ¿Lograste ir a bailar con Panchita?” “¡Hombre, hace rato!” Siempre me anda buscando. Por algo soy “castigador”.

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.