Bienestar Espiritual

Colores del día a día (9)

Colores, del día a día

 Blanco, color acromático, de claridad máxima y oscuridad nula. Wikipedia.

Con una definición así tan técnica como ésta que nos da el diccionario, podríamos pensar que este color, el blanco, tiene repercusiones de lo más simples y nulas en la vida del ser humano. Poco a poco iremos descubriendo su presencia y como ésta está ligada en primera instancia a la creatividad.

Conformado por la totalidad de los colores, el color blanco lleva en su interior una energía muy particular por lo que no en vano muchos congéneres lo utilizan para simbolizar la paz, la pureza, la energía pura y hasta el color del alma.

En lo personal comencé a sentir la llegada del siglo XXI con ciertos asuntos de inquietud, como preguntándome que sería lo que habría de reformarse y reajustarse, dado que un ciclo muy grande daba inicio ante nuestros ojos. El concepto de creatividad fue retomado en mi fuero interno para definir todo lo que fuera totalmente genuino (aun sabiendo que no hay nada nuevo bajo el sol) yo sabía que uno debe saber por amor propio y autoestima en qué consiste el quehacer que hemos venido a desempeñar y hacerlo con la firmeza y claridad posibles. En primera instancia saber que no todos los humanos somos privilegiados al poder observar cómo se inicia un siglo y ya solo con eso habríamos de estar muy agradecidos. El cambio de los tiempos en el tiempo, es un movimiento que afecta la era o ciclo que se cierra y es conveniente revisar, ya que aun sin percibirlo del todo, se abren nuevos caminos de creatividad que poco a poco habremos de vislumbrar. No es tan simple como un cambio de ropa o de lugar, en la totalidad del cosmos algo se fragua y los testigos tendríamos que comprender el sentido de este giro radical, muchos así lo hemos percibido.

Para el momento de cambio de siglo poco sabía yo de la fuerza especial de los colores en teoria, aunque siempre lo había percibido. Poco a poco fui encontrando respuestas.

Las relaciones humanas también se han transformado durante estos 23 años y es seguro que cuando cerremos este primer cuarto del siglo, los humanos estaremos en nuevos niveles de conciencia. Hemos respondido a exigencias imperantes y necesarias como el hecho de saber percibir más con el corazón, la intuición, manejar con más acierto la inteligencia emocional y saber que es lo que nos corresponde vivir con cada ser humano. Los enfoques en las ciencias humanas y sus propuestas nos permiten comprender mejor las razones de nuestros movimientos interiores. Se solía esperar siempre de más de los congéneres y la experiencia mundial nos demostró que de nadie habremos de esperar de más, las expectativas son más bien solo en cuanto a nosotros mismos ya que la sana convivencia está más aparcada en el compartir y si cada uno estamos enteros, mucho tendremos para dar. Cuando esto va quedando claro, el ir y venir del flujo de intercambios va mostrando las causas y los efectos, se hace mucho más genuino todo y a veces ya dejamos detrás muchas relaciones que cierran en una circularidad concluyente y fuerte. En los ámbitos de desterrar conflictos innecesarios es cuando el color blanco se puede asociar a la Paz, esa paz con mayúscula de la que tanto se habla y a veces poco se entiende. En la revisión de lo relativo a las relaciones humanas, en lo personal me había yo esmerado en unir gente diferente a la hora de compartir, me parecía interesante, hasta que comprendí que a pocos les interesa inaugurar empatías con otros congéneres, los caminos se van haciendo claros para cada uno en lo particular para aceptar diferencias y saber a que se le da valor. Conforme vamos siendo maduros la adultez nos muestra a los verdaderos cariños y el colorido del blanco que es relativo a la pureza se esmera en mostrarnos con quienes podremos llegar a finales y con quienes no.

Ser creativos es gozar con lo inesperado, ya sea propuesto por uno mismo o por otros congéneres, mas habremos de escoger los rubros en este ámbito, porque no en toda acción que de pronto se aparece y se fragua, se dan coincidiencias.

Así está pasando con los nuevos caminos del arte que han maravillado a algunos y dejado muy molestos y estupefactos a otros. Conforme nos vamos asentando en la vida de este siglo el sentido de la empatía creativa se abre. Aprender a aceptar aun lo que no es del todo entendido.

Es uno mismo quien crea el entorno, ese entorno personal.

Ser agradecidos, siempre, ya es un bien impostergable.

Ser agradecidos en la justa medida, es algo que se aprende sin juzgar.

Ser agradecidos al vibrar en diferencias, porque el mundo es así, diverso.

Avanzar, en lo profundo con sentido nuevo.

Ser agradecidos eternamente.

Con la pureza bien comprendida se depura la rutina.

M. Osuna, una estudiosa asidua del valor de los colores nos dice:

El blanco… es armonía. Si queremos que el movimiento creativo lleve buen ritmo, con el color blanco habremos de interactuar.

Considerado el color blanco como una síntesis de los tres colores primarios, (Rojo/Azul/Amarillo) al observar en el espectro luminoso que lo produce, su brillo es tan fuerte que solo se percibe brillante, dando la impresión que es un color sin color, cuando en la realidad los contiene a todos.

Es el blanco el color que se asocia a la belleza.

Dante Aligheri pensaba que: -La belleza despierta el alma a actuar-.

Si lo observamos con detenimiento es claro y muy seguro que lo que consideramos bello nos motive más, nos haga más atentos y felices.

 Como seres humanos llevamos en nuestro ser una esencia pura desde que nacemos, es mucho pedir que así se mantenga porque hemos venido a la tierra a librar batallas y estas son en esencia cambio y radicalidad. En nosotros está la materia prima para hacer de nuestra entrega vital un producto creativo. Sí, es claro que traemos mucho asentado en la genética, mas la parte creativa solo nos incumbe en cuanto comprendemos con que voluntad trabajamos, que nos proponemos hacer en cuanto lo que nos es más valioso y como nos desempeñamos en el amor. Es toda una tarea, misma que al asumirla observantes en todos los aspectos, la vida se convierte en la mejor empresa.

El color blanco nos ayuda mucho a purificar la conciencia individual. Saber elegir mucho más claramente, más que apostarle a los deseos. No es que nos convirtamos en individualistas, sino que comprendemos que en la medida que cultivemos los valores personales, podremos tener la fuerza que con creatividad afecte a todos los congéneres, es seguro que podremos estar en el camino que nos corresponde en la interacción con los demás.

La creatividad está presente en todo ser humano, no es privilegio de algunos, se trabaja y se logra, se cultiva con disciplina y buena voluntad, requiere paciencia y tiempo disponible para poder saber que es lo genuino, nunca es copiar, sino más bien reinterpretar. Cada quien es responsable de sus modos de expresión con las herramientas indicadas.

Cuando cuestionamos nuestra forma de expresarnos le vamos dando entrada a lo que más amamos en este ámbito, la vida nos cambia, nos permite encontrar nuestro verdadero sentido de ser. Ser creativos comienza con la actitud y ya luego se expresará en caminos elegidos: actividad profesional, arte, cocina, deporte, llevar una casa etc.

Hacer con claridad. Vivir con sencillez. Asuntos relativos al color blanco.

Uno de los aspectos más dignos de la creatividad es aprender a mirar de otro modo. La apreciación del arte también es creativa, porque nos permite mirar con ojos especiales y entender que es el arte: -Es la expresión de algo que todos conocemos que se manifiesta de manera genuina y que es posible que apreciemos con especial mirada-.MJ. Es verdad que el arte de hoy se ha excedido y tomado caminos engañosos en algunos ámbitos y aspectos, esto es producto de que se ha expandido la conciencia y es asunto personal de quien engaña y de quien se deja engañar. Un plátano pegado a una pared con cinta adhesiva (que se vendió en una feria de arte en más de cien mil dólares) en muchos causó revuelo, estupefacción. Es normal que a muchos nos desconcierte, se busca impactar más que otra cosa y no necesariamente es arte.Se está dando al dinero otro sentido del que tiene en la realidad: ser un medio de intercambio. Si el dinero se convierte en protagonista, nos queda claro cómo se afecta al valor artístico en sí mismo, hay un determinismo de conciencia y no nos debe causar inquietud el harina del costal ajeno. El ser humano que desembolsa tales cantidades de dinero para comparar un asunto trivial y efímero solo está buscando protagonismo.

La palabra fealdad, ya sabemos que es parte de una categoría filosófica que cae dentro de la ciencia Estética. No hay arte feo, solo hay arte bien hecho o mal hecho o que nos guste porque nos es afín o nos disguste porque no es lo que nos resuena.

El blanco es un color que nos ayuda a no entrar en estados discordantes.

Al color blanco se le asocia con el prevalecer de lo joven, de lo eterno.

Toda emoción necesita ser expresada. Habremos de comprender esto para encausar nuestra vibración artística que no necesariamente tiene que ser plasmada en el espacio físico, ni conservada, el arte efímero está siendo muy actual y es válido.

 En el arte de la plástica se valora el manejo de la técnica, la trayectoria genuina de una expresión con estilo personal, temáticas que están asociadas al alma del creador de la obra. El arte es comunicación. Todos podremos aprender a leer los signos del arte y en particular el aspecto de los colores, aunque estos no se necesitan como presencia actuante en una obra de arte.

La pureza, lo blanco que se expresa en el día miércoles, es la centralidad de la semana.

El blanco es un color muy cómodo. Se puede combinar con todos los demás.

El aspecto de la paz también se puede encontrar en el color naranja como luego veremos. (Continuará)

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.