Cultura

Aniuska Camacho, una joven promesa yucateca del ballet clásico

Aniuska Camacho y Marco Antonio Cantú en Pass de Deux de Don Quijote.
Aniuska Camacho y Marco Antonio Cantú en Pass de Deux de Don Quijote.

En estos momentos, la danza clásica en México está destacando como nunca a nivel internacional; en estos momentos, las primeras figuras del ballet clásico a nivel mundial, son mexicanos. Elisa Carrillo, es la primera bailarina mexicana reconocida universalmente. Por su parte, el tapatío Isaac Hernández, se ha colocado en el plano universal de ballet clásico como un indiscutible primer bailarín, y lo es en el English National Ballet y en el Ballet de San Francisco, en California, USA. Y aquí, en nuestra tierra, se ha formado una excelente bailarina que ya está dando de que hablar con su desempeño profesional en el Ballet de Monterrey. Se trata de Aniuska Camacho Torres, quien, a los veintiséis años, está desempeñando ya roles de solista y primera figura. Aniuska, lleva en su breve y brillante trayectoria, el desempeño de roles estelares destinados a figuras de la danza, y los ha desempeñado con calidad de excelencia.

Para entender el fenómeno dancístico ocurrido en la formación de Aniuska, es necesario conocer sus antecedentes de estudios y técnicas, y ello ha transcurrido en la Academia de Danza Clásica Pro Arte, que dirige la bailarina Aniuska Torres Santana, su madre. Aniuska Luisa Torres Santana, habanera por nacimiento y entraña; formada en la Escuela Nacional de Arte de la Habana, como Ejecutante de Danza Clásica. Aniuska se gradúa a los dieciocho años, después de pasar por las cátedras de los más destacados maestros cubanos. Entre sus formadores destacan, además de Alicia y Fernando Alonso, Ramona de Saa, Las Cuatro Joyas: Mirta Pla, Josefina Méndez, Aurora Bach y Loypa Araujo. Así que, la formación profesional de Aniuska Camacho, tiene atrás de sí, la más elevada técnica de danza clásica de Cuba, directamente de Alicia Alonso.

Aniuska Camacho en el Pass de Deux de Coppelia.
Aniuska Camacho en el Pass de Deux de Coppelia.

Aniuska Camacho Torres, nace en Mérida en 1996, así que tiene en la actualidad sólo veintiséis años. Cuenta en su formación el título de Bailarina Clásica reconocido por la SEGEY; es graduada además como Ejecutante Profesional de Jazz. También tiene una formación académica universitaria, pues es Ingeniera Industrial, egresada de la UADY. Inicia su participación en obras de ballet clásico a la temprana edad de tres años, cuando participa en la puesta de Coppelia como una de las niñas del pueblo. Luego, a los nueve años, obtiene el primer lugar en el inolvidable “Certamen Interamericano de Danza” que convocaba el Mtro. Cristóbal Ocaña, con su brillante interpretación del ballet La Cenicienta, de Sergei Prokofiev. Tiene también un destacado desempeño en el importante evento Talentos Juveniles, que convocaba la Mtra. Socorro Cerón.

Aniuska Camacho e Iván Arámbula en el Pass de Deux del Corsario en la gala del Ballet de Monterrey.
Aniuska Camacho e Iván Arámbula en el Pass de Deux del Corsario en la gala del Ballet de Monterrey.

Su primer papel protagónico fue el de Lissette, en febrero de 2017, en la puesta en escena del gustado ballet La Fille mal Gardee, de Pierre Antoine Baudouin, con coreografía de Héctor Figueredo, coreógrafo de la famosa compañía Pro danza de Cuba, y dónde compartió el protagónico con el bailarín cubano Vladimir Piedra. Posteriormente, en febrero de 2020, Aniuska representa a Swanilda, protagonista del brillante ballet Coppelia, de Leo Delibes, brillante montaje completo de la obra que constituyó un nuevo éxito. En marzo del año pasado, el Ballet de Monterrey presentó en nuestra ciudad una Gala de Ballet en la que, Aniuska nos deleitó con el Pass de Deux del ballet El Corsario, de Adolphe Adam, acompañada de Iván Arámbula. Luego, en el mes de noviembre, se presenta completo el ballet Don Quijote, de Ludwig Minkus, en el cual Aniuska presentó brillantemente el Pass de Deux de Kitri, acompañada de Marco Antonio Cantú.

De gran importancia en su formación, fue su asistencia y participación a un curso en la ciudad catalana de Barcelona, convocado por Cuballet e impartido por Laura Alonso. Aniuska asiste y audiciona, gana el papel de Mercedes, la pareja de Espada el toreador, y baila dirigida por Orlando Salgado, nada menos que el “parner” de Alicia Alonso y primer bailarín del Ballet Nacional de Cuba.

Aniuska Camacho como Lissette en el ballet La Fille mal Gardé.
Aniuska Camacho como Lissette en el ballet La Fille mal Gardé.

Actualmente, Aniuska forma parte del cuerpo de ballet del Ballet de Monterrey, donde se está desempeñando como solista; ha interpretado papeles de importancia, como dama de honor de Don Quijote, la mujer de Birbanto en El Corsario, o la gitana principal del propio Don Quijote. Muy significativas han sido sus interpretaciones de las coreografías de Thiago Soares, ex primer bailarín del Royal Ballet de Londres, como es el caso de “Payoyoma”, que incluye la participación de cuatro bailarines y que es una verdadera revolución coreográfica.

Aniuska, es la heredera de la profunda tradición del ballet cubano, las enseñanzas y la técnica recibida de su madre, discípula de Alicia Alonso, hacen de ella una gran esperanza de que, en un futuro no lejano, tengamos a una yucateca como una gran estrella del ballet mundial. Sigamos con tención sus logros.

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.