Bienestar Espiritual

Microhomilía

Microhomilía

Hoy celebramos la “Epifanía del Señor”, que quiere decir manifestación, revelación. El Evangelio de hoy nos revela que Él es el “Hijo amado”; la descripción la completa Isaías: manifestará la justicia, no gritará, no quebrará la caña doblada, no apagará la mecha vacilante, será de la verdad, no vacilará ni se quebrará, abrirá los ojos y liberará.

La Epifanía también es llamada a manifestar nosotros lo mismo que nos ha sido revelado en Jesús. Hoy sería bueno preguntarnos: ¿Nos sentimos hijas e hijos amados?

Nos puede ayudar mirar nuestros impulsos cotidianos. ¿Apagar o encender? ¿Romper o reparar?¿mentir o hablar con la verdad? ¿Des-ajustar o ajustar? ¿Violentar o dar paz? Pidamos al Hijo amado, que nos ayude a descubrir, que nos manifieste nuestras experiencias personales de amor, esas en que gratuitamente nos hemos sentido amadas, amados. Desde la experiencia de sentirnos amados nos será posible todo; seremos la mecha que no se extingue, la caña doblada que se levanta, seremos anuncio de esperanza y verdad.

Rv. P. HERNÁN QUEZADA sJ

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.