CulturaEspeciales

En Yucatán en los años 20 del siglo pasado llamábanle “máquina” al automóvil

En Yucatán en los años 20 del siglo pasado llamábanle “máquina” al automóvil

Y no sólo en los años veinte de hace un siglo: aún antes y hasta unos años después muchos decían “la máquina” al carro.

Parece que a fines del siglo XIX o comienzos del XX empezaron a llegar los primeros automóviles a Yucatán. Eran unos fotingos que sólo podían tener los apotalados de entonces, y claro, los que los lucían con más frecuencia eran los juniors de esos ricachos.

A ver, Porfirio…
-Qué se te antoja, Plutarco
-No seas mula…
-¿Yo, mula?
-¡Sí hombe! Déjame dar una vuelta en tu “máquina”.
-No, eso no. ¡Cuidado que lo vayas a chocar!
-Pero si sólo hay tres “máquinas” en la ciudad: la de don Toribio, la de don Casimiro y la tuya…
-¿Y eso qué, Porfirio?
-¿Cómo crees que yo choque?

Andando el siglo XX se incrementó (si bien con lentitud) la adquisición de automóviles en Yucatán, básicamente en nuestra ciudad capital. Ya entonces no solamente eran “las máquinas”, sino los automóviles, como está dicho. Por aquellos tiempos también surgió el servicio de coches de alquiler que todavía no se llamaban taxis, nombre de mayor modernidad. Se estacionaban a las amplias puertas de la catedral unos cuantos para dar el servicio. Eran muy socorridos pues casi nadie contaba con “máquina” propia. A otra parte, recuerdo que, siendo niño, todavía algunas personas les llamaban “máquina” a los automóviles.

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.