Bienestar Espiritual

¡Oremos al Señor! ¡Señor, ten piedad!

Muy buenos días, Padre amadísimo!

En estos primeros días de este Año Nuevo del 2023 muy emocionados, con una alegría inusual y con esa energía que proviene de nuestro corazón, allí donde moras junto con Tu Amado Hijo y Tu Espíritu Santo, con tremendo fervor Te agradecemos por todo cuanto hemos presenciado en esta primera semana. ¡Estamos muy conmovidos porque Tu gracia divina ha sido extraordinaria y sensacional! ¡Estamos orgullosos por tantas sorpresas que están por aparecer ante nuestros ojos! ¡Nos sentimos con carácter de HIJOS TUYOS ÚNICOS! En fin, son tantas nuestras expectativas que nos hacen gozar con inmenso placer por Tu Gran Bondad.

Padre Santísimo: Tú, en nuestro interior nos infundes tanta fortaleza para quienes estamos rompiendo todas nuestras ataduras que nos limitan tanto e impiden que no emprendamos el vuelo de las águilas para estar siempre unidos a Ti y tener ante nuestra mirada todo aquello que está destinado a ser muy pero muy nuestro.

Señor maravilloso: ¡En el Nombre de Tu Hijo Amado rompemos toda atadura que nos impide gozar de cabal salud, de esa paz que de Ti procede, de ese amor que tanto nos enriquece, de esa alegría que nos lleva al éxito, de ese temor que tanto nos envilece, de esa incertidumbre que destruye lo maravilloso de nuestra fe.

Estamos en comunión contigo, estamos en presencia de Tu Amado Hijo, aprovechándonos de la gracia del Espíritu Santo que nos da una sobrenaturaleza y nos capacita para que estemos preparados para todo aquello que nos hará frente a lo largo de este Nuevo Año.

Padre Santísimo: ¡Bendito, alabado y glorificado seas por todos los siglos! Amén.

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.