Deporte

NFL: Damar Hamlin sigue en estado crítico tras paro cardíaco

NFL: Damar Hamlin sigue en estado crítico tras paro cardíaco

Los Buffalo Bills confirmaron que Damar Hamlin se mantiene en estado crítico en la unidad de cuidados intensivos del University of Cincinnati Medical Center vía un comunicado emitido por la tarde de este martes por parte de la organización.

Asimismo, la NFL confirmó que se mantiene en contacto regular con el equipo médico que está al cuidado de Hamlin, y también con las organizaciones de los Bills Bengals, así como con el sindicato de jugadores, mediante un comunicado propio.

De acuerdo al comunicado de la liga, después de consultarlo con la NFLPA, el comisionado de la NFL, Roger Goodell informó a Bills y Bengals que el partido no se reanudará esta semana. La liga también reveló que no se ha tomado una determinación respecto a la posible reanudación del partido en una fecha posterior, y que no se habían hecho cambios al calendario de la Semana 18 previamente anunciado.

El safety de los Bills, Damar Hamlin, recuperó los latidos del corazón en el campo después de sufrir un paro cardíaco durante el partido del equipo el lunes por la noche contra los Cincinnati Bengals y actualmente se encuentra en estado crítico en un hospital de Cincinnati, dijeron los Bills en un comunicado el martes por la mañana.

La escena escalofriante a mitad del primer cuarto del enfrentamiento del lunes por la noche entre las dos potencias de la NFL llevó a la liga a posponer el juego unos 90 minutos después del inicio.

Se administró resucitación cardiopulmonar a Hamlin, de 24 años, en el campo durante varios minutos después de que se derrumbó después de su entrada al receptor abierto de los Bengals, Tee Higgins. Hamlin recibió oxígeno, según la transmisión de ESPN, cuando lo colocaron en la ambulancia y lo sacaron del campo unos 16 minutos después de colapsar y luego lo llevaron al cercano University of Cincinnati Medical Center.

Según los Bills, actualmente está sedado y en estado crítico. El Centro Médico de la Universidad de Cincinnati no anticipó hacer ninguna declaración el martes por la mañana temprano.

La mayoría del equipo de los Bills permaneció en el Paycor Stadium hasta bien entrada la noche del lunes. El equipo, incluidos todos los jugadores fuera de Hamlin, partió poco después de la medianoche y regresó a Buffalo.

«Nuestros pensamientos están con Damar y los Buffalo Bills. Brindaremos más información a medida que esté disponible», dijo la liga en un comunicado poco después de las 10 p.m. ET. «La NFL ha estado en comunicación constante con la Asociación de Jugadores de la NFL, que estuvo de acuerdo con la postergación del partido».

En una conferencia telefónica poco después de la medianoche, la NFL no proporcionó una actualización sobre la posible reprogramación del juego cuando la liga ingresa a la última semana de su temporada regular.

La lesión ocurrió después de que Hamlin tacleó a Higgins luego de la recepción del receptor estelar de los Bengals por el medio cerca del mediocampo. Higgins condujo con el hombro derecho y golpeó a Hamlin en el pecho. Hamlin se levantó rápidamente después, estuvo de pie durante unos tres segundos y luego colapsó abruptamente. Los preparadores físicos salieron a ayudar de inmediato, y luego se llevó una camilla al campo mientras los entrenadores protegían su cabeza.

Toda la línea lateral de los Bills rodeó a Hamlin mientras recibía atención. Múltiples jugadores de los Bills estaban visiblemente angustiados y se consolaban unos a otros mientras los preparadores físicos lo cuidaban. Muchos jugadores se alejaron al ver a Hamlin angustiado.

El primer intento de mover a Hamlin resultó en que lo trajeran de regreso al campo, pero finalmente lo colocaron en una ambulancia, que salió del estadio alrededor de las 9:25 p.m. ET y se dirigió al University of Cincinnati Medical Center. La familia de Hamlin bajó de las gradas para estar con él en la ambulancia.

Después de que Hamlin salió del campo, los jugadores de los Bills se arrodillaron juntos en un círculo y luego regresaron a la línea lateral, con la defensa regresando al campo para reanudar el juego. El receptor abierto de Buffalo, Stefon Diggs, llamó a todos para hablar. Sin embargo, en lugar de reanudar el juego, el entrenador de los Bengals, Zac Taylor, se acercó al homólogo de los Bills, Sean McDermott, y se reunió con los oficiales del juego presentes. Luego se tomó la decisión de pausar temporalmente el juego, que los Bengals ganaban 7-3, antes de que la liga finalmente decidiera posponerlo.

Con información de ESPN

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.