Sororidad

Retoma tejido y encuentra la fuerza para salir adelante

«Lo primero es creértela tu; siempre se te va a cruzar gente que te apoye en tu camino»

Diana Peña es fundadora de Creaciones JAZAED, un proyecto que nació cuando se separó del padre de sus hijos hace 9 años, y le permitió salir adelante y convertirse en pionera de la técnica del arigurumi (muñeco bordado en japonés) en Yucatán.

“Creaciones JAZAED son las primeras letras de los nombres de mis hijos: Jade, Zafiro y Eddie, que fueron mi motor al iniciar hace 9 años. A raíz que me separé del padre de mis hijos, caí en un cuadro depresivo y acudí a terapia psicológica y me dijeron que retomara lo que me gustaba y empecé a tejer.

“Tejía ropita, pero me preguntaron por los amirigumis (técnica japonesa para tejer muñecos) y es un tejido pieza por pieza y lo empecé a hacer; yo trabajo a ojo, no uso patrones, he hecho mascotas y personas a ojo y ya llevo 9 años en esto”, relató.

Comentó que siempre hay una salida a los problemas y la gente que apoya siempre se cruza en el camino, por lo que recomendó no tirar la toalla, si alguna mujer se encuentra en una situación difícil.

“Siempre hay una salida, la gente que te apoya se cruza en tu camino; hay momentos que crees que no funciona y si esperas un poco más se puede lograr, pero lo primero es creértela tú. Yo esto en Caucel pueblo y asisto a bazarcitos y me considero de las pioneras es amigurumi en Yucatán, no había amirigumistas hace 9 años, todo se traía de México”

Recordó que en el inicio no creía y fue conociendo gente la apoyó y ha participado en bazares, ha ido a Tunich, a Xmatkuil: “Lo más difícil fue que mi familia no creyera que era trabajo, me veían en el celular y no creían, pero cuando llegaba con mil o 2 mil pesos, fueron creyendo”, dijo.

Invitó a las mujeres emprendedoras a no tirar la toalla, a no dejar sus proyectos y a las que padecen una difícil situación a que siempre hay soluciones y personas que pueden apoyarlas.

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.