Dinero

La moneda mexicana cierra el año como una de las divisas más fuertes frente al dólar

El peso mexicano finalizará el 2022 como una de las cuatro monedas con mejor desempeño frente al dólar, con una apreciación de 3.67 por ciento, por debajo del rublo ruso (6.76 por ciento), real brasileño (6.63 por ciento) y el sol peruano (4.27 por ciento). 

Ciudad de México, 24 de diciembre (SinEmbargo).– La debilidad del dólar, las remesas y las exportaciones récord en México impulsaron al peso mexicano en el 2022 para finalizar como una de las cuatro monedas con mejor desempeño frente al billete verde, con una apreciación de 3.67 por ciento acumulado en el año al 20 de diciembre, de acuerdo con datos recopilados por el Índice Dólar de EU (DXY).

La información del DXY, que pondera las principales monedas del mundo respecto al dólar y es el índice más popular de trading, refiere que el peso ha tenido un desempeño favorable en el año, ubicándose hasta el 20 de diciembre como la cuarta divisa que más se ha apreciado, por debajo del rublo ruso (6.76 por ciento), real brasileño (6.63 por ciento) y el sol peruano (4.27 por ciento).

Los datos del DXY concuerdan con los reportados por el Banco de México (Banxico), que del 31 de diciembre de 2021 al 16 de diciembre de 2022, arrojan que el peso se ha apreciado 3.30 por ciento frente al dólar.

El día en que el dólar cotizó más caro en el año fue el 8 de marzo de 2022, cuando llegó a los 21.3327 pesos. Su nivel más bajo fue el 1 de diciembre cuando se vendió en 19.16 unidades, como se muestra en la siguiente tabla.

A lo largo de este año el dólar ha fluctuado entre los 19 y 21 pesos. El viernes 23 de diciembre el spot finalizó en 19.3692 y en ventanillas se vendió hasta en 20.73 unidades.

“El peso claramente ha tenido un comportamiento relativamente estable respecto a otras monedas del mundo. Hay un índice que se llama DXY, que pondera las principales monedas del mundo respecto al dólar, y de acuerdo con ese, del 31 de diciembre de 2021 al 13 de diciembre de 2022, el peso ha mostrado una apreciación el 4.6 por ciento, claramente esto es un desempeño más favorable respecto al resto de monedas a lo largo del año”, explicó en entrevista Iván Arias, director de Estudios Económicos de Citibanamex.

El economista agrega que hay tres factores que favorecieron al peso en el año: la tasa de interés, la fortaleza del marco macroeconómico y las perspectivas económicas.

“La deuda pública en México como porcentaje del PIB es menor que las de otras economías emergentes, en América Latina estimamos la deuda bruta como porcentaje del PIB en 63 por ciento, en México es de 56 por ciento, entonces esto da una idea de que hay fundamentales macroeconómicos fuertes y eso favorece la inversión y da soporte al tipo de cambio”, detalló Arias.

Lo mismo destaca Banco Base en su análisis sobre el panorama económico de México, el cual señala que el tipo de cambio mostró tendencia a la baja por el flujo de divisas que llegaron a México por exportaciones, inversión extranjera directa y remesas.

La moneda mexicana cierra el año como una de las divisas más fuertes frente al dólar

“El tipo de cambio, que tiene un nivel de equilibrio alrededor de los 19.50 pesos por dólar, mostró un mínimo en el año de 19.04 a finales de noviembre, regresando a niveles no vistos desde antes de la pandemia. Debido a la incertidumbre por la economía global y ante los retos de la economía mexicana, se realizaron compras anticipadas de dólares y tomas de cobertura, lo que incrementó la demanda de dólares y situó nuevamente al tipo de cambio en niveles cercanos a 19.80 pesos por dólar”, refiere Banco Base.

En el seguimiento del desempeño de las 31 principales divisas frente al dólar realizado por Banco Base, el peso fue una de las cinco monedas que a lo largo del 2022 avanzaron. Las que tuvieron mayores pérdidas fueron el peso argentino (-69.29 por ciento), la lira turca (-40.25 por ciento) y el peso colombiano (-17.27 por ciento), como se muestra en la siguiente gráfica.

De acuerdo con Banco Base, el mes con mayor volatilidad del tipo de cambio fue junio con 13.67 por ciento y el mes con la menor volatilidad fue enero con 5.50 por ciento.

El peso mexicano se depreció en: enero (-0.52 por ciento), abril (-2.81 por ciento), junio (-2.35 por ciento), julio (-1.24 por ciento) y diciembre (-0.93 por ciento) y se apreció en: febrero (+0.81 por ciento), marzo (+2.93 por ciento), mayo (+3.77 por ciento), agosto (+1.12 por ciento), octubre (+1.62 por ciento) y noviembre (+2.74 por ciento). Septiembre cerró sin cambios con respecto al cierre de agosto.

Con información de SinEmbargo

Deja un comentario

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.