México

“Fue mi peor pesadilla”: denuncian cámaras ocultas en los Airbnb y escalada de precios en la CDMX

A nivel mundial han surgido denuncias similares, así como de instalaciones que prometen cosas que no cumplen

Alexandra Undone es una modelo estadounidense quien vivió su «peor pesadilla» al rentar un Airbnb, pues halló una cámara oculta disfrazada de un cargador de teléfono celular, la modelo quien rentó la habitación en el distrito de Brooklyn en Nueva York, Estados Unidos en el 2020, se hizo viral en aquel momento al compartir su historia a través de redes sociales, donde detalló que se sintió vulnerada al localizar el aparato electrónico.

Undone se dio cuenta del dispositivo cuando tras un día de trabajo se disponía a descansar «la única razón por la que sabía lo que era fue por un video de hace años que se hizo viral, en el que una joven modelo advirtió a otras mujeres sobre espeluznantes fotógrafos que las usaban en baños, vestuarios, etc.», escribió la modelo en su cuenta de Instagram en ese momento.

El supuesto cargador en su interior escondía la entrada para una tarjeta de memoria micro SD la cual que almacena las imágenes registradas por una lente colocada en la parte delantera. Por desgracia con el paso de los años estas prácticas han cobrado más fuerza y los usuarios de la aplicación para rentar una vivienda han dado a conocer más casos similares. El reciente ocurrió en Brasil. 

Ana Lucia Bezerra y Júlia Stoppa detectaron una una circunferencia en la parte alta de una pared que a simple vista no tenía ninguna función de iluminación ni ventilación. Le tomaron una foto con flash al vidrio y al ver la fotografía veían un reflejo de regreso como si se trata de un lente de cámara eso lo hizo aflojar los tornillos para encontrar lo que había detrás, una cámara que apuntaba hacia la cama doble de la pareja.

Alertan cómo detectar cámaras espías

Como este caso cada día hay más, las redes sociales se han convertido en un foro de denuncia para las cámaras espías que los propietarios de los inmuebles colocan, con la finalidad de vigilar lo que pasa dentro de su casa, pero, ¿hasta dónde se viola la privacidad de las personas que alquilan esos espacios? 

De acuerdo con las políticas de Airbnb sí se pueden colocar cámaras en los inmuebles siempre y cuando se encuentren en áreas comunes solo prohíbe la instalación de cámaras de seguridad o dispositivo similares en espacios privados, sin embargo, los dueños deben incluir en sus anuncios un aviso sobre la presencia de algún equipo de filmación para evitar ser suspendidos.

Ante este tipo de denuncias en redes sociales se han viralizo videos donde te ayudan a detectar cámaras ocultas en el alojamiento, mediante videos a modo de tutorial explican cómo recorrer el lugar de alquiler en Airbnb para saber si hay alguna cámara colocada en los espacios privados como recámaras y baños. 

En la CDMX protestan contra Airbnb

Habitantes de la capital del país salieron a las calles para protestar contra la «gentrificación» y el desalojo de sus zonas habitacionales donde ahora se promocionan espacios Airbnb para vivir experiencias únicas en la Ciudad de México, alegan que eso ha hecho que suban las rentas hasta ocho veces más en zonas populares para turistas internacionales, por lo que están viviendo un desplazo obligado debido a los altos costos de la vivienda para quienes llevaban años viviendo en zonas como el Centro Histórico, Roma, Condesa, San Miguel Chapultepec, Del Valle y Narvarte por citar algunas colonias en la CDMX. 

La pesadilla de Airbnb en Santa Fe

Kandace, de 28 años; Jordan, de 28, y Courtez, de 33 vivieron una tragedia durante un viaje a la Ciudad de México, donde pasarían las festividades por Día de Muertos, sin embargo no sabían que ese viaje de amigos terminaría una tragedia que acabaría con sus vidas, pues los jóvenes estadounidenses murieron en el departamento que alquilaron a través de Airbnb en la zona de Santa Fe, Cuajimalpa intoxicados por monóxido de carbono. 

Kandace, Jordan y Courtez murieron la madrugada del 31 de octubre en un departamento del condominio La Cité, ooco antes de morir, Kandace contactó a su pareja Victor Day, y le dijo que se sentía “como drogada”, los familiares de los jóvenes pensaban que habían muerto por alguna intoxicación con alguna sustancia ingerida en un bar, pero un mes después de su fallecimiento autoridades de la Fiscalía capitalina reportaron que perdieron la vida por una falla en el calentador. 

De acuerdo con el diario El País el departamento que habitaron los tres estadounidenses no tenía detectores de gas por lo que no fue posible alertarlos de la falla que les cobró de la vida de manera inesperada. Ante esa tragedia los familiares de las víctimas interpusieron una demanda contra Airbnb.

«No es la primera vez que Airbnb enfrentaría una demanda legal por muertes relacionados con el envenenamiento de huéspedes por monóxido de carbono,  la compañía regula las armas y las fiestas, de modo que requerir a los propietarios —llamados anfitriones— que instalen detectores debería ser una política empresarial para garantizar la seguridad de sus clientes», escribió el diario español en su publicación 

Con información de El Heraldo de México

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.