Yucatán

Certeza Patrimonial a familias del sur

774 cabezas de familia de nueve asentamientos de Mérida recibieron sus documentos, con lo que logran certeza jurídica y una mejor calidad de vida

Mérida. Un total de 774 familias yucatecas de nueve asentamientos humanos establecidos al sur de Mérida recibieron su certificado del programa Certeza Patrimonial, con el que ven regularizada su situación y ahora podrán vivir de forma más digna, segura y con la certidumbre de que tienen un hogar propio.

En una ceremonia realizada en la unidad deportiva Villa Palmira, encabezada por el gobernador Mauricio Vila y el alcalde Mérida, Renán Barrera Concha, recibieron su certificado las familias de los establecimientos ubicados en Dzununcán 1 (Proyecto 144), Dzununcán 2 (Boa), Dzununcán (Alta Tensión), Dzununcán (Recicladora), Emiliano Zapata Sur I y II (Cerritos), Emiliano Zapata Sur III (Lucas), Nueva San José Tecoh (La Mielera), Roble Agrícola (Casa La Alegría) y San Antonio Xluch III (Triángulo).

Al dirigir su mensaje, el gobernador dijo que ha solicitado a los notarios que, una vez que las familias terminen de pagar su predio, no cobren los procesos para la tramitación de sus escrituras, ya que es importante que todos la adquieran para concretar su regularización.

Con esta estrategia, el Gobierno del Estado reitera su compromiso por resolver el problema de regularización de los asentamientos humanos, no solo brindando certeza sino integrándolos a las acciones de desarrollo urbano que permitan tener una ciudad articulada y con acceso a servicios.

La regularización, además de la asignación de un lote y darles certeza jurídica, permite posteriormente a los beneficiarios contratar servicios básicos de energía eléctrica y agua potable; la entrada de servicios de pavimentación, drenaje, banquetas y alumbrado público. También les permitirá acceder a programas de acciones de vivienda.

Dentro de estos esfuerzos, se elaboraron censos y estudios socioeconómicos, así como levantamientos topográficos, marcajes y asignación de lotes, se tramitaron dictámenes de desarrollo urbano y se tramitó la lotificación ante el Catastro de Mérida, procurando dejar calles, parques y áreas de equipamiento y se realizaron reuniones con valuadores que ayudaron a obtener un precio social para el beneficio de todas estas familias.

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.