Yucatán

“No me mates, vengo a ver a mi mamá”

Banda de asaltantes, detrás del asesinato del migrante yucateco

Oxkutzcab. “No me mates, vengo a ver a mi mamá que está enferma”, fueron las palabras de José Alfonso C.R., migrante yucateco originario de Oxkutzcab, momentos antes de ser asesinado para robarle, cuando se encontraba en una carretera de Tabasco.

De acuerdo con lo investigado, el migrante contaba con 48 años y tenía planes de pasar la Navidad con su mamá, así como construirle una casa.

Cerca de las 10:15 p.m., José Alfonso hablaba por teléfono con su mamá, cuando de pronto escuchó la ponchadura de una de sus llantas, por lo que descendió de su camioneta Toyota.

Fue en ese momento cuando se percató de que todo se trataba de un asalto. Incluso, logró decirle a su mamá: “creo que me van a asaltar”. Seguidamente el teléfono quedó encendido y su madre pudo escuchar lo que decía a sus verdugos.

“No me mates, vengo a ver a mi mamá que está enferma”. Los delincuentes le respondieron: “Wey, no corras; no te vamos a matar”.

Desesperados, sus familiares hallaban la forma de reportar el hecho a la policía; pero al atender el reporte, al día siguiente, el hombre ya había sido asesinado en una carretera de Centla, Tabasco.

El cuerpo del migrante yucateco ya fue entregado a sus familiares de Oxkutzcab, donde lo velaron y le dieron el último adiós.

Banda de asaltantes, detrás del asesinato del migrante yucateco

En tanto se dio a conocer que los restos del migrante yucateco José Alfonso C., R., fueron trasladados a Yucatán, la Fiscalía General del Estado de Tabasco informó que ya se iniciaron las pesquisas en las comunidades de Nuevo Centla, La Victoria y La Estrella.

El esfuerzo del personal de la fiscalía se enfocará en dichas comunidades, ya que todo indica que quienes robaron y machetearon al yucateco, hasta causarle la muerte, son habitantes de dicho lugar.

Además, se dio a conocer que el yucateco radicado en Estados Unidos, no fue el único que fue asaltado ese día, ya que testigos afirman que una familia fue despojada de sus bienes, tras caer en una improvisada trampa para pinchar llantas.

Al respecto se precisó que los presuntos delincuentes, que actúan encapuchados y armados con machetes, usan una trampa de pinchos metálicos par dañar las llantas de los automovilistas, obligándonos a detener la marcha.

El interior de la camioneta fue encontrado en completo desorden, asimismo, no se le halló dinero alguno en su cartera, por lo que se presume que sus atacantes lo despojaron de su dinero en efectivo.

Solicitan esclarecimiento del hecho

También se informó que el Gobierno del Estado de Yucatán, ya solicitó a su par de Tabasco se haga todo lo posible para el esclarecimiento de este lamentable he injustificado crimen.

Como se informó oportunamente, el mexicano con residencia estadounidense fue asesinado cuando se disponía a cambiar una de las llantas de su camioneta, luego de una ponchadura.

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.