Quintana Roo

Plataformas digitales de renta vacacional pagarían mayor Impuesto al Hospedaje en Quintana Roo, que hotelería convencional

Así lo propone el gobierno estatal mediante reformas a la Ley del ISH

El aumento del ISH a hoteles va del 3 al 5%.

Airbnb, Booking, Homeway y similares, pagarían 6%

30 de noviembre/ Cancún, Q. Roo.- Además de proponer el incremento del 3 al 4 por ciento al Impuesto Sobre Nómina (ISN) y del 3 al 5 por ciento al Impuesto al Hospedaje (ISH) a la hoteleria local, el gobierno de Quintana Roo pretende aumentar esta última contribución, a las plataformas digitales de hospedaje, como Airbnb, Booking y Homeaway, al 6 por ciento.

El objetivo es nutrir con esos recursos a cuatro Fideicomisos de nueva creación, propuestos también por el gobierno estatal.

Por ejemplo, de acuerdo con la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan), el Fondo para el Desarrollo Social obtendrá recursos provenientes del 25 por ciento de los ingresos adicionales por el ISH, lo mismo que el Fondo de Mejoramiento de la Salud, con otro 25 por ciento. El Fondo de Promoción Turística se alimentará del otro 50 por ciento de esos ingresos adicionales.

En tanto, el Fondo para el Fortalecimiento de la Seguridad se nutrirá del 50 por ciento de los ingresos adicionales del ISN.

El otro 50 por ciento –dijo el secretario de Finanzas, Eugenio Segura– irán al “saneamiento financiero del estado”.

El aumento de esos impuestos requiere la autorización del Congreso de Quintana Roo, que ha recibido ya las iniciativas de reforma a la Ley del Impuesto al Hospedaje y a la Ley del Impuesto Sobre Nóminas, presentadas el pasado 20 de noviembre por la gobernadora, “Mara” Lezama.

Importante es subrayar que en la reforma a la Ley del Impuesto Sobre el Hospedaje, propuesta, se contempla –expresamente– que un 20 por ciento del ISH se destine solo al Fondo para el Bienestar y Desarrollo, sin mencionar que ello incluye destinar alguna cantidad para el Fondo de Mejoramiento a la Salud, ni para el Fondo de Promoción como señaló hoy, públicamente, la Sefiplan.

La justificación

Con el aumento del 3 al 4 por ciento del ISN, el estado se nivelaría al umbral cobrado por entidades como Chihuahua y, al ser deducible del Impuesto sobre la Renta (ISR), “su incremento no se traduce en un impacto proporcional en la nómina”, indicó este miércoles Eugenio Segura, secretario de Finanzas.

Como se dijo ya, el 50 por ciento de esos ingresos adicionales se destinarán al Fondo de Seguridad; la otra mitad a sanear las finanzas estatales.

En el caso del ISH, que subirá del 3 al 5 por ciento, se emparejaría con estados como Baja California, Yucatán y Nayarit y se pretende realizar una reforma a la Ley del Impuesto al Hospedaje para aplicar una fiscalización más sólida sobre el servicio de hospedaje en departamentos y casas.

La reforma expresamente se refiere al articulo 8, para señalar que “el impuesto se calculará aplicando la tasa del 5% sobre el valor de la facturación y/o contratación de los servicios a que se refieren los artículos 4 y 9”.

El artículo 4 señala que el objeto del ISH son los servicios de alojamiento que presten anfitriones, así como personas físicas y morales en la entidad, que otorguen hoteles, moteles, mesones, posadas, hostelerías, areas de pernocta moviles como camapamentos, paraderos de casas rodantes, tiempos compartidos, marinas turísticas, departamentos, casas y villas particulares y establecimientos en donde se brinde albergue temporal, sin el propósito de establecerse en él.

El artículo 9 se refiere a los servicios prestados bajo régimen de tiempo compartido, para los cuales se tomará como base del impusto, los ingresos percibidos a través del pago de cuotas ordinarias de servicio o mantenimiento.

Al cierre de agosto de este año, la Sedetur cuantificaba en 125 mil 481 cuartos, el número de habitaciones hoteleras que operan en Quintana Roo, en mil 314 centros de hospedaje.

Cancún es el segundo destino turístico con la mayor cantidad de hoteles en la entidad, con más de 42 mil 400 llaves. Se espera que en diciembre de este año su Aeropuerto Internacional reciba a un promedio de 23 millones de turistas, 14 millones de ellos, de procedencia extranjera.

Aumentan regulación a plataformas digitales

Respecto a las plataformas digitales, la iniciativa presentada por Lezama Espinosa propone, dentro de la reforma al artículo 8, que quien cobre la contraprestación por los servicios de hospedaje –ya sea el Anfitrión o la Plataforma Digital– calcule el impuesto aplicando la tasa del 6 por ciento.

Señala además que serán las plataformas las encargadas de auxiliar al contribuyente en el cálculo, retención y entero del Impuesto sobre el Hospedaje, a nombre de éste, trasladándolo de manera expresa al usuario, “sin que por ello se considere dentro del precio final del servicio. No obstante, el anfitrión será aval solidario”.

Los anfitriones de estas plataformas deberán inscribirse en un Registro Estatal de Contribuyentes manejado por el Servicio de Administración Tributaria (SATQ) y obtener la Licencia de Funcionamiento con el carácter de retenedor.

La plataforma digital que intervenga en el cobro de las contraprestaciones por servicios de hospedaje “deberá proporcionar” a la Sefiplan su padrón de anfitriones con base a las reglas que se establezcan, debiendo emitir una constancia de manera individual a sus anfitriones, sobre el cumplimiento de esa obligación, misma que tendrá vigencia durante tres años.

Además, las y los anfitriones, a través de la Plataforma Digital, deberán inscribirse en la Plataforma Estatal de Servicios Turísticos, prevista en la Ley estatal de Turismo.

Actualmente se estima que sólo el 37 por ciento de las y los anfitriones s encuentran registrados ante la Sefiplan, lo que equivale a poco más de 30 mil huéspedes, mientras que otros 50 mil operan sin contar con un registro en el padrón estatal.

Datos de la Secretaría Estatal de Turismo (Sedetur) y de la plataforma de información de alojamiento Airbnb, calculan que los alojamientos administrados por plataformas digitales podrían llegar a superar el 25 por ciento la oferta de servicio de hospedaje de los hoteles convencionales.

En algunos municipios como Tulum, se estima que la oferta de plataformas de renta vacacional digital, alcanza el 40 por ciento, mientras que en Cancún ya casi rebasa el 20 por ciento.

“Su magnitud ha implicado que el estado incurra en mayores costos para su vigilancia y fiscalización”, se argumenta en la iniciativa, consultada por EstamosAqui.mx.

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.