Cultura

Algunos aspectos de la historia del rock en Yucatán (VIII)

Algunos aspectos de la historia del rock en Yucatán (VIII)

El gran cambio que produjo el rock and roll, en todos los aspectos, en los primeros conjuntos y al trastrocamiento de las costumbres duró apenas dos o tres años, máximo. Todos aquellos músicos rocanroleros, para sobrevivir tuvieron que cambiar a lo que le llaman “música variada”, léase cumbia, boleros, baladas y uno que otro rock. Durante un buen tiempo, la música por la que muero ya casi no se tocaba.

Con la irrupción de los Beatles dentro de la música, la cosa fue peor para los músicos yucatecos, nadie ejecutaba ninguna de sus canciones. Solamente en algunas escuelas y barrios, y con guitarras acústicas, ciertos jóvenes lograron comprender la música de estos ingleses. En lo personal, aprendí a tocar sin ayuda y logré aprender muchas de las rolas de la primera época del rock y, claro, también de los Beatles. Recuerdo que en la prepa me pasaron varias armonías Jorge Cuevas, Miguel Mandujano, Pepe Villamil. Un dato curioso, en nuestro Estado, ninguno de los grupos musicales de la época tocaba esa clase de música. Sin embargo, la historia comenzó a cambiar con el guitarrista Mike Manzur, un hombre que nació con don, tenía un gran talento.

En sus inicios tocaba música de wiros con conjuntos de ídem. Pero, afortunadamente hubo una persona a la que Manzur le debe todo lo que llegó a ser: un músico llamado ‘Cuxo’, quien le enseñó a tocar rock, del que quedó eternamente prendido. Miguel llegó a ser tan grande tocando su instrumento, que los hermanos Tena, de los “Rebeldes del Rock”, lo ficharon y se lo llevaron a México. A la par, por aquel entonces, en la Ciudad de San Francisco, California, nacía un movimiento musical y social que cambiaría todas las estructuras. Sin embargo, en la Ciudad de México, muy pocos lograron adaptarse y tocar este nuevo tipo de música llamada “de onda o underground”.

Como buen yucateco, Mike regresó a su tierra y quería formar un grupo “hippie” de rock. Para este entonces ya existía en nuestra Ciudad una gran cantidad de adeptos a los Beatles y a los Rolling Stones. Yo, con mi guitarrita cantaba y tocaba para estos amigos en un parque o donde fuera. Yo ya era de los “avanzados”. Pero Manzur, de alguna manera ya tocaba la guitarra con distorsionador. Era de otro planeta. Un día, después de escuchar a varios que tocábamos guitarra, eligió a su servidor, me llevó a su casa, en Mejorada (hoy un hotel), y me enseñó a tocar los bajos a través del blues. Encontramos a un baterista, de nombre Luis Bojórquez, y, a unos personajes que nos escucharon tocar, se les ocurrió dar un concierto con nuestro grupo en el teatro de la universidad, del que he hablado antes en repetidas ocasiones.

Y fue a partir de este exitosísimo concierto que comenzaron a formarse agrupaciones rockeras esparcidas por toda Mérida. Estaban los hermanos León: Pancho, Pepe y Gerardo, que tocaban la guitarra (los dos primeros), y el otro, un siniestro tipo que se decía cantante y, por alguna extraña razón, todos creímos que lo era. “El sonido del eco”, éstos sí tocaban profesionalmente rock and roll, aunque después se desviaron al bosanova y otro tipo de música. “Los hijos de la naturaleza”, malísimos. Mario Molina y su grupo “Catsup”, que tocaba más o menos, pero nunca en público, si no en la enorme mansión de Mario (la Casa Cámara, una de las casas Gemelas en el Paseo Montejo). “Los Martins”, buenos músicos. Incluso “Los Golden” se subieron al camión de rock.

A través de esta música, el cambio fue aún más revolucionario que el de los pioneros, ya que influyó en la manera de ser, pensar, vestir y el inicio de jóvenes creadores en todas las ramas del arte, en especial el teatro, la pintura y la fotografía. Fue en esta hermosa época, también, que una grandiosa mujer llamada Mary Quant, que era diseñadora, creó para las chicas lo más hermoso, para lo más hermoso de la creación, el que debería ser el premio nobel de la liberación femenina: la minifalda.

Mañana hablaremos, además de la música, del contexto que rodeó a toda esta época de cambios que tuvo sus días felices y de armonía peace and love y en donde el espíritu por cambiar el mundo fue tan grande, que por desgracia también llevó consigo a una larga fila de cruces o léase: Q.E.P.D.

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.