Deporte

Irán sorprende a Gales, cuya continuidad en el Mundial peligra

La selección que lidera Gareth Bale ha dado una pobre imagen y se ha visto superada ante una valiente Irán que se jugaba caer eliminada de la Copa del Mundo

Las selecciones de Irán y Gales han abierto la segunda jornada del Mundial con un partido más abierto de lo esperado, que finalmente ha caído del lado iraní. El equipo entrenado por Queiroz, venía de perder 6-2 frente a Inglaterra y, en caso de caer también frente a los galeses, habrían quedado eliminados del Mundial. Por su parte, el equipo liderado por Gareth Bale, que había empatado 1-1 frente a EEUU, partía como favorita para este encuentro, pero no lo ha demostrado en ningún tramo. En la primera parte, ninguno ha dominado en exceso, pero las ocasiones más claras han sido del lado iraní. Una gran combinación entre Azmoun y Gholizahdeh en el minuto 15 ha terminado en gol, pero el VAR ha señalado fuera de juego. Era el primer aviso de una Irán que prometía vender cara su derrota.

En el inicio del segundo tiempo, los de Queiroz han tenido la ocasión más clara del encuentro, con dos balones al palo consecutivos. La superioridad iraní ha comenzado a notarse y Taremi, delantero iraní del Porto, ha liderado a los suyos en ataque, con varios acercamientos que ha salvado el guardameta británico, Hennessey. A falta de cinco minutos para el final, una mala salida del portero de Gales ha provocado su expulsión, dejando a su equipo en inferioridad numérica. Ha llegado entonces el momento de Irán. Sus jugadores han metido un plus de intensidad y han logrado meter dos goles en los nueve minutos de descuento, desatando la locura entre los suyos. Chesmi y Rezaeian han sido los encargados de transformar las ocasiones. Esta derrota galesa complica enormemente la continuidad en el Mundial, que jugará el último partido de la fase de grupos ante Inglaterra y estará obligada a puntuar.

La polémica del partido

El que estaba siendo el mejor jugador de su equipo, y casi del partido, era el guardameta galés Hennessey. Estaba manteniendo con vida a los suyos con muy buenas paradas, pero, en el minuto 85, ha cometido un grave error que le ha costado la expulsión. En un balón largo que corría Taremi, ha tratado de llegar antes y despejar el balón, pero ha impactado contra el delantero iraní. En un primer momento, el árbitro ha sacado la tarjeta amarilla, pero, tras el aviso del VAR, ha revisado la jugada y ha terminado mostrándole la primera tarjeta roja en lo que va de Mundial. Los jugadores galeses apenas protestaron, especialmente el propio Hennessey, que se marchó cabizbajo a los vestuarios.

Con información de SER

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.