Quintana Roo

Develan Antimonumenta y conmemoran en Cancún, Día Internacional contra la Violencia hacia las mujeres

25 de noviembre/ Cancún, Q. Roo.- Colectivas feministas, madres buscadoras, víctimas del 9N y personas transexuales, inauguraron el mural “Vivas y Libres”, en la ciudad de Cancún y marcharon hasta el Palacio municipal en donde develaron una Antimonumenta en Plaza de la Reforma, como parte de la jornada de actividades para conmemorar el 25 de noviembre, Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

La escultura forma parte la reivindicación de la memoria y la reparación simbólica para las personas que fueron dispersadas a balazos, por parte de policías, quienes les dispararon la noche del 9 de noviembre de 2020, cuando protestaban en contra de los feminicidios, en particular, por el de la joven Bianca Alejandrina, “Alexis”.

Lo es también para las víctimas indirectas de personas desaparecidas, explicó esta noche, Wendy Galarza, una de las 13 personas que vieron violados sus derechos humanos aquella noche.

“El 9 de noviembre es uno de los episodios más violentos en contra de la protesta social para las mujeres, las familias de las víctimas y el movimiento feminista, que se ha vivido en Quintana Roo”, dijo.

Con la presencia de integrantes de colectivas como Gobernanza MX, DAS-Cancún, Furias Amatistas, Defensoras Digitales Quintana Roo, Mujer Libre MX (Muli), entre otras, una joven subrayó que de forma permanente las feministas “Alzamos la voz clamando voluntad política y social para paliar las distintas formas de violencia a las que estamos expuestas: Violencia globalizada, sin fronteras, sin límites, sin distinción de clases, etnias o grupos de pertenencia, dirigida a todas las mujeres y niñas”.

Así, enunció entre esas violencias registradas en la entidad, la sexual, la doméstica, los asesinatos por parte de parejas y familiares; la trata de seres humanos con fines de explotación sexual, los matrimonios forzosos, infantiles, embarazos precoces, mutilaciones genitales femeninas, relaciones sexuales forzadas, acoso escolar, ciberacoso, acoso callejero, laboral o violencia dentro de las instituciones.

Silvia Chuc, por Gobernanza MX, citó que Quintana Roo encabeza la cifra nacional en casos de violencia contra niñas y mujeres, con 36 mil 582 agresiones denunciadas, de enero a septiembre de este año.

Una persona transexual recordó el feminicidio de quien dijo, fue su pareja: Karen Carrasco Castilla, una estudiante de la Universidad del Caribe (Unicaribe) quien fue asesinada cuando tenia 19 años y caminaba en un paraje de la Región 217, en noviembre del 2015, lo que desató una ola de protestas para exigir freno a los feminicidios que, en ese año, sacudieron a Cancún y dieron pie a la solicitud de la Alerta de Violencia de Género (AVG) en diciembre, y decretada a varios municipios del estado, incluyendo Benito Juárez, con cabecera en esta ciudad, en 2017.

“Hace algunos años mi ex pareja fue asesinada por un hombre llamado Carmen (Ramos Pérez). Ella se llamaba María Karen Carrasco Castilla, fue un caso muy conocido de la Universidad del Caribe. Hoy, curiosamente, hubiera cumplido años. Por algo esas cosas suceden de esta manera y es ejemplo de algo que sigue, hay que seguir con esta lucha, concientizar a las personas.

“Lo que vivimos día a día, en las calles, al caminar, por el hecho de existir es algo que no debería pasar, que es algo que pasa por ignorancia, que es algo que pasa por abuso, porque el abuso es la enfermedad más contagiosa que existe”, evocó.

Romana Rivera, fundadora del colectivo “Verdad, Memoria y Justicia” y mamá de Diana García, desaparecida en febrero de 2020 en un bar de la ciudad, junto con otro joven, expresó que estas fechas son “muy sensibles, tiempos difíciles”, porque están por cumplirse tres años de la ausencia de su hija.

“Si persisto y resisto ha sido porque me han hermanado, me han abrazado todas ustedes como feministas; ha sido una lucha incanzable. Durante el tiempo y la ausencia de Diana se han unido muchas personas de ambos géneros, porque hay muchos desaparecidos en Quintana Roo”, manifestó, al lamentar que el colectivo que representa sigue creciendo, al aumentar la cifra de desaparecidos.

También acudió Deysi Blanco, madre de la adolescente Fernanda Cayetana Canul, desaparecida en julio del 2022, en la zona continental de Isla Mujeres, quien advirtió que el 17 de noviembre, dio un plazo a la gobernadora, “Mara” Lezama, para ver avances, pues no se conformará con más promesas y simulaciones y reiteró que está dispuesta a volver a cerrar la zona hotelera, hasta encontrar a su hija.

“Le pido a Dios que hable este hombre (Marco A. C. A.) para que pueda decir dónde tiene mi niña, a quién se la entregó o dónde la dejó (…) Me duele porque hasta ahorita no sé del paradero de mi niña; no sé si está bien, no sé si come, no sé si viste y calza y es un dolor que ninguna madre puede estar pasando. Hasta el momento seguiré siendo fuerte. Y si volveré a cerrar las vialidades de Cancún, lo haré de nuevo.

“Como yo le dije a la gobernadora: ‘Esta madre ya se cansó de pedir por favor; ya se cansó de rogarles y decirles, ayúdenme a buscar a mi hija’. Si no tengo respuesta de aquí a 15 días, volveré a hacer esa acción y lo volveré a hacer cuántas veces sea necesario, porque es mi hija, no es hija de gobierno, porque si fuera hija de gobierno, en 24 horas dan con el paradero de ella, pero como es de gente humilde, como todas las demás que han desaparecido en ‘Verdad, Memoria y Justicia’, no nos hacen caso”, remarcó.

La investigadora y criminóloga, Mónica Franco, habló de las mujeres que mueven por las desigualdades sociales. Se refirió a aquellas que mueren por cáncer cervico-uterino, que suman más de 100 en los dos últimos años.

“Ustedes saben que ese cáncer da por una enfermedad de transmisión sexual; o sea, una infección venérea está matando a cientos de mujeres en Quintana Roo y a nivel nacional, 4 mil mujeres al año mueren por esa infección de transmisión sexual. Ahí hay una expresión de desigualdad”, expuso.

También se refirió a las mujeres que mueren por cáncer de mama, y el 80 por ciento de ellas está en situación de pobreza.

“No tienen cómo hacerse la quimioterapia, no tienen para el camión, no tienen para pagar sus controles; estas mujeres revelan que tienen una alta mortalidad; o sea, está condenada a morir una mujer en situación de pobreza, con cáncer, sea el que sea, pero principalmente el de mama que es el más alto en Quintana Roo: 137 mujeres”, detalló.

Otra forma de violencia contra las mujeres –explicó– es el de homicidio culposo, cuando las mujeres mueren en accidentes de tránsito.

“La mayoría de las mujeres que mueren en Quintana Roo en accidentes de tránsito, lo hacen como peatonas, llevando a sus hijas e hijos a la escuela o con la carga que tienen en la vida doméstica y están siendo asesinadas como pasajeras, en transporte público o privado, que generalmente maneja un hombre.

“Ahí no estamos poniendo la lupa de género en esta mortalidad que es la primera a nivel nacional: Muertes en accidente de tránsito, Quintana Roo es el primer lugar y esa violencia no la estamos visibilizando como violencia estructural, no esos feminicidios de Estado en donde están las desigualdades”, señaló.

Agregó que el estado es primer lugar en Trata de Personas, en Violencia Sexual, en Violencia Familiar –especialmente en violencia de pareja– y en corrupción de menores.

En Chetumal, integrantes de la Red Feminista Quintanarroense (RFQ) se concentraron en la Antimonumenta colocada afuera del Congreso del estado y reprocharon a las autoridades de solo preocuparse por “encubrir las cifras y tratar de simular que trabajan” en la prevención, combate y erradicación de las violencias que sufren las mujeres.

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.