Cultura

Algunos aspectos del rock en Yucatán (V)

Los ARAGON fueron en sus inicios un conjunto de música tropical; sin embargo, ante el impresionante éxito del rock and roll reclutaron al guitarrista Manolo López, quien, con su guitarra y amplificadores, hizo a un lado las maracas y tumbadoras para tocar lo que el público pedía. Tocaban muy bien y fue una de las pocas agrupaciones que salió del terruño a la ciudad de México a grabar un disco, que por ese entonces era a lo más que se aspiraba.

Sin embargo, sus éxitos comenzaron aquí, eran solicitados para todos los bailes que se efectuaban en la ciudad, ya que antes, estas se amenizaban con el equipo electrónico de radio sonido Maldonado. Pasaron todas las pruebas que mencionamos anteriormente cuando hablamos de los Monjes y de los Platinos, hasta llegar a la Meca de todos los aspirantes al triunfo localmente: actuar en las tandas del teatro Fantasio. Es más, la primera ocasión que escuché un rock and roll en vivo fue ahí. Compré mi boleto y, al entrar al lunetario, escuché la introducción de “Melodía de amor”. Quedé estupefacto por el sonido de una guitarra eléctrica, hipnotizado y alelado. El público aplaudía a rabiar todas sus interpretaciones, incluidas la imprescindible “Marcha de los santos”, en la que Manolo tocaba parado, de espaldas al público, su respectivo solo.

Los ARAGON fueron en ese tiempo precursores e inspiradores de otros conjuntos, como LOS ESPACIALES, LOS VIPERS, LOS GALAXIOS DE PROGESO, LOS PACHOS DE VALLADOLID, LOS GOLDEN YET, LOS DINNERS, y ocupando un lugar especial, LOS BABYS, que también triunfaron en la capital y hoy están en Las Vegas.

Ya en la capital, Los ARAGON tocaron una larga temporada en el Champagne a go go (un bar del hotel Regis, el preferido de los yucatecos). Grabaron su primer disco, pero ya mezclaban música variada, que iba desde cumbias, pasos dobles, mambos, y uno que otro rock and roll. Fue tal su éxito, que tuvieron actuaciones especiales en diversas películas para la juventud. Por entonces todo era “juventud”. Aquí en Mérida, en los bailes de categoría masivos, era imprescindible el carnet musical integrado por Los ARAGON y la orquesta de Ponciano Blanqueto. Tocaban ya el rock “La maestra” “Mambo rock”, rock and roles mezclados con el negro Bembón. El paso doble en “Ermundo”, “La raspa”, “El cable”, “Mirando una estrella”, tema de Tracy, es decir, desviándose ya del rock, cosa que hicieron el resto de grupos, tocaban la llamada música variada, es decir, un “xec”. Actuaban uniformados todos los grupos, con fluses multicolores (rojo, dorado, chalequitos etc.).

A la sombra salieron unos niños oriundos de Panabá, quienes, tocando rock and roll en sus inicios, grabaron varios éxitos a nivel nacional, de ellos hablaremos en la próxima colaboración.

Deja un comentario

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.