Bienestar Espiritual

“¡El Señor recicla la escoria!”

¡OREMOS AL SEÑOR! ¡SEÑOR, TEN PIEDAD!

¡Brillante despertar tengas, oh Padre Omnipotente! ¡Qué impresionante y majestuoso amanecer! Nos dormimos pensando en lo la expresión de Natanaél a Felipe: ¿De Nazaret puede salir algo bueno? Y en ese lugar olvidado, despreciado y sin relevancia, crece el Mesías y su importancia se vuelve descomunal, porque quien acepta al Mesías como su HUESPED DISTINGUIDO, queda magnificado y su importancia se torna increíblemente grande. De Egipto, lugar de esclavitud, ante la presencia de Cristo como refugiado, se torna en lugar de protección, tal como en el ayer cobijara e hiciera de José un ciudadano distinguido y altamente amado y respetado; cuando la Sagrada Familia huye a Egipto, lo que en el pasado fuera para el pueblo de Jacob, ahora es un refugio de protección y seguridad, porque albergaba al Mesías Libertador en sus primeros 3 o cuatro años de su vida.

De entre los despreciados agiotistas y cobradores de impuestos, el Mesías elige a San Mateo y distingue a Zaqueo, honrándolo estando presente en una cena y de transformación completa…¡de conversión extraordinaria! ¡DE NAZARET SALTÓ A LA VIDA PÚBLICA EL SALVADOR DE LA HUMANIDAD, PORQUE EN ELLA VIVIÓ LA MAYOR PARTE DE SUS AÑOS SU CIUDADANO MÁS DISTINGUIDO Y DE RESONANCIA UNIVERSAL! Padre Maravilloso: Tú reciclas la misma basura y haces de ella UNA VERDADERA OBRA DE ARTE, porque, a pesar de la abundancia del pecado, del desorden, de la inmoralidad, de las pandemias, de las crisis económicas, políticas, sociales y religiosas, Tú estás dispuesto a bendecir a quienes, en medio de todo este fenómeno tan perturbador y aterrador, quieren que nosotros, SU IGLESIA SANTA, nos desarrollemos, crezcamos y destaquemos para gloria de SU NOMBRE. Tú, en medio de todo este nauseabundo pantanal, deseas y estás dispuesto a hacer surgir a los nuevos Josés de Egipto; a los nuevos Mateos y Zaqueos; y a los miles y miles de valientes que exclamen jubilosos: “¡Donde abundó el pecado, sobreabundó la gracia!” (Romanos 5:20).

Ese Gran Poder Divino hace que el poder de la Palabra de Vida proclamada por los Nuevos Pablos, haga resurgir a esa gente transformada, reciclada y bendecida, sin importar su pasado, que para la mente divina ha quedado completamente olvidado.

¿Cuál será nuestra respuesta ante esa interrogante de Natanael? ¿De nuestra ciudad, de nuestro pueblo, ¿podrá salir ALGO BUENO? ¡Ese ALGO BUENO eres tú, joven profesionista, joven emprendedor, joven fracasado, joven que estás inmerso en el alcohol, en la droga y en los negocios sucios! ¡Comprende que Dios transforma la misma basura en algo sensacionalmente maravilloso! ¡Dios perfecciona todo lo imperfecto con el poder de Su gracia y Su amor omnipotente!

Padre Bendito: ¡Gracias por haberme levantado de la basura a lo que ahora soy! ¡Tu hijo bendito! Amén.

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.