Bienestar Espiritual

“¡La noche está avanzada y se acerca el día!”

(Rom.13: 12)

¡Feliz y maravilloso despertar, Padre de la esperanza y auxilio de los desesperados!

¡Qué momentos tan amargos y desesperantes viven en estos momentos muchos de nuestros hermanos y amigos del alma! Mientras la luz brilla para muchos, ellos están sumidos en un mar borrascoso, frío, letal y envuelto en las más densas tinieblas! Eso que Te presentamos hoy, NO ES UNA FANTASÍA, ¡ES UNA CRUDA Y TREMENDA DESGRACIA! ¡SOLO TU DIVINA INTERVENCIÓN LES TRAERÁ ESE RAYO DE LUZ, PRESAGIO DE QUE TÚ NO LOS ABANDONAS Y PRONTO VERÁN DESPLEGAR TU GRAN PODER SALVADOR!

Padre Santísimo: ¡Qué esperanzador y alentador es estar ante la luz de Tu mirada! Si por lo menos, hoy nos haces Tus emisarios para llevar esa paz, esa esperanza y ese mensaje de Amor, Tú verás como muchos de ellos sanarán en sus afligidos y perturbados corazones.

En este despertar, nosotros, conscientes y conocedores de esos trágicos y conmovedores momentos, solo nos resta suplicarte que sea Tu Divino Espíritu Santo el que agrande este equipo fraternal de oración viva que, gozando de Tu Amistad, puede conmover al mismo Cielo de Tu Majestad y obtener esperanza y alivio para quienes están sumidos en la desesperación, para que, una vez liberados, se sumen a nosotros para formar UN EJÉRCITO de soldados que luchan para rescatar a muchísimos hermanos abandonados y olvidados, que merecen vivir en plenitud. Ellos llevan Tu divina imagen y son nuestros hermanos que también suspiran por tener vida en abundancia.

¡De todo corazón Te suplicamos que envíes un ejército angelical a fin de que refuerce nuestro equipo de fraterna oración y así llevemos a un feliz despertar a muchos que claman auxilio y que, unidos a nosotros, serán parte de este ejército exitoso de intercesores, siempre bendecidos, protegidos y amados por Ti, oh Padre de la luz y de la esperanza que lleva a la libertad de Tus hijos que aspiran a una vida de calidad y de calidez!

Padre: ¡Bendito y alabado seas, porque cada día se suman más y más y más que aprenden a despertar PENSANDO EN TI y esperando de Ti un rayo de Tu gracia! Amén.

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.