CulturaEspeciales

Un Dandy, solo para corregir erratas en el Diario del sureste

Cosas del Diario del Sureste para recordar

En nuestras pasadas entregas dedicamos al Diario del Sureste (hoy desaparecido por la sola voluntad del gobernador en turno, Patricio Patrón Laviada) diversas páginas con ciertos aspectos laborales o humorísticos ocurridos en el periódico.

Sin embargo, nos abstuvimos, por la falta de memoria, de citar a un verdadero personaje del cual nuestro padre hablaba admirativamente: D. Héctor M. Irigoyen, conocido mejor por su sobrenombre del «teacher», no sabemos por qué, aunque sospechamos que abrevó en cursos del idioma de inglés no sólo en Yucatán, sino también durante su larga estancia en los Estados Unidos.

Cuando el «teacher» regresó a Mérida después de esa kilométrica estancia, los que lo conocieron se admiraron de verlo llegar de smoking, corbata de gato Félix, zapatos de dos colores (apenas empezando a llegar a nuestra ciudad) brillantes como el charol, con sombrero de copa, chaleco y toda la cosa.

Era D. Héctor (tío del cronista de Mérida D. Renán Irigoyen) un notable poeta deportivo, sobre todo beisbolero y recuerdo que nuestro profesor Amílcar Piña nos mostraba aquellos originales sonetos con orgullo.

Por su sapiencia en el inglés, le dieron la chamba en el Diario del Sureste de corrector de pruebas, pues muchos telegramas de necesaria información para el diario arribaban en inglés. Pies bien, el «teacher» llegaba todas las noches a la redacción con su traje completo y al amparo de un vestidor, se mudaba a un traje de obrero y poníase a trabajar en la corrección de estilo o en la traducción de los telegramas al español, todo esto, con tal de no manchar su elegante smoking. Terminado el trabajo en la madrugada mudábase de nuevo y se calzaba el tuxedo y se iba a la casa, ante la admiración de los demás empleados del periódico y del propio director, que creo que era don Clemente López Trujillo. ¡Cosas para admirar deveras!

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.