Dinero

Empleados de Twitter abandonan la compañía 

Empleados de Twitter abandonan la compañía 

Varias personas empleadas por Twitter anunciaron este jueves -en la propia red social- que habían decidido abandonar la compañía después del ultimátum lanzado por su nuevo propietario, Elon Musk, que les instaba a trabajar duro o a abandonar la firma.

«De: DM de Ingeniería a Elon Musk. Asunto: Adiós», publicó un usuario en la red social que se identifica como ingeniero en Twitter y que tiene más de 34.000 seguidores.

Medios estadounidenses como el New York Times citaron fuentes internas de la compañía que confirmaron que el personal ha optado por abandonar y que la propia empresa está tratando de convencer a algunas de estas personas para que no se marchen.

Según la información del Times, el propio Musk y sus asesores más cercanos están reuniéndose con personas a quienes consideran fundamentales para el funcionamiento de la empresa y pidiéndoles que no la dejen. El diario cifra en cientos los trabajadores que habrían comunicado ya a la compañía su partida.

Este es el resultado del ultimátum que Musk dio a su personal el 16 de noviembre, en que les ofreció elegir entre dos opciones: comprometerse a trabajar largas jornadas y de forma extremadamente dura o dejar la empresa con una indemnización de tres meses de sueldo.

El propietario de la red social envió un correo electrónico a la plantilla en el que anunció que para crear la Twitter 2.0 hará falta «trabajar muchas horas a alta intensidad» y que solo quienes ofrezcan un «desempeño excepcional» pasarán el corte.

«Si estás seguro de que quieres ser parte de la nueva Twitter, por favor pulsa sí en el enlace de debajo», señaló el mensaje, que añadió un enlace a un formulario que cada persona puede rellenar. «Cualquiera que no lo haya hecho para las 5pm ET de mañana (jueves) recibirá tres meses de indemnización», añade Musk, dando de plazo hasta las 17.00 del jueves, hora de Nueva York (22.00 GMT).

Musk ha acometido ya una importante reducción de la plantilla de la red social, donde -pocos días después de hacerse con el control- despidió a aproximadamente la mitad del alrededor de 7.500 personas empleadas que tenía la empresa. En los últimos días, el multimillonario también ha despedido a varios empleados que cuestionaron, a través de la propia red, algunas de sus afirmaciones sobre el funcionamiento de Twitter.

Con información de DW

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.