Dinero

De los mercados financieros

Esto es lo que considero fue más relevante para los mercados financieros en la semana. Espero que les gusta, les sirva y lo compartan. Recuerden que pueden escribirme sus dudas en cualquiera de mis redes sociales, me pueden encontrar como @luispatrimonial

Criptouniverso: El colapso de FTX (uno de los mercados de criptomonedas más afamados) la semana pasada nuevamente puso en boca de todos a las criptomonedas y no por buenas razones. Ha sido un nuevo ejemplo de lo riesgoso que puede ser invertir en este mundo, cuyos activos deben seguir siendo considerados como especulativos y que para que puedan tener una mayor aceptación deberán ser regulados de manera mucho más estricta que actualmente. Afortunadamente (para el sector financiero), los criptoactivos siguen representando un porcentaje pequeño en el portafolio de los inversionistas. Y digo afortunadamente, porque un evento como este pudo haber tenido efectos similares a los de las caídas de Bear Sterns y Lehman Brothers, pero la poca penetración de mercado que actualmente tienen estos instrumentos de inversión permitió que en el gran esquema de las cosas el daño fuera bastante acotado.

China: La relajación paulatina en las restricciones está generando cierto optimismo en los mercados y se considera que pudiera tener un efecto especialmente positivo en la industria turística. A su vez, el gobierno del presidente Xi, reveló un plan de 16 puntos para apoyar al sector de la construcción que ha sido uno de los más afectados en estos últimos meses y que es de los más importantes para las economías.

Geopolítica: La reunión entre los presidentes de Estados Unidos y China superó las bajísimas expectativas que se tenían. En ésta, los mandatarios acordaron reanudar su cooperación en temas como el cambio climático y la seguridad alimentaria. Pero lo más importante aquí es que se estén construyendo puentes entre las dos economías más importantes del mundo pues las cadenas de manufactura ya han sufrido suficiente como para que además esta relación continuara deteriorándose. Los mercados reaccionaron a lo anterior de manera positiva.

FED: La vicepresidente de la Reserva Federal de los Estados Unidos Lael Brainard comentó que pronto moderarían el tamaño de los incrementos de tasa. Sus comentarios se interpretaron como que ella sería partidaria de que en la siguiente reunión la FED optara por un incremento de 50 puntos base (0.50%), que es precisamente lo que el mercado espera que suceda tras la reunión de política monetaria de diciembre. Este tipo de comentarios ha hecho que distintas monedas alrededor del mundo recuperen un poco de terreno frente al dólar.

Elecciones en Estados Unidos: Aunque los republicanos retomaron el control de la casa de representantes, la ola roja que muchos habían predicho, no se materializó, por lo que, aunque el presidente Biden tendrá que maniobrar con en un gobierno dividido, el panorama resultó mejor que lo que probablemente esperaba y los demócratas lograron mantener el control en el Senado.
Mercado laboral en Estados Unidos: El número de nuevas solicitudes de subsidios por desempleo para la semana que terminó el 12 de noviembre, fue de 222 mil (se esperaba que fuesen 225 mil), 4 mil menos que la semana anterior. Por lo que la resiliencia en términos de empleo sigue ahí a pesar de que algunas empresas tecnológicas han anunciado recortes de personal.
En resumen: Tras las fuertes ganancias vividas el jueves de la semana pasada el mercado no hizo mucho y más bien se movió de manera lateral (en términos generales). La euforia por la sorpresa en la inflación se fue diluyendo y los comentarios del Presidente de la FED de San Luis (James Bullard) tampoco ayudaron, pues mencionó que incluso una FED “dovish” (no agresiva) tendría que subir la tasa al menos otro punto porcentual. Su colega Neel Kashkari, presidente de la FED de Mineápolis, le hizo segunda y apuntó que hay poca evidencia de que la demanda esté bajando.

No ha cambiado mucho, pero el cambio que hemos visto es positivo, la inflación cediendo. De seguir por este camino (inflación decreciente y un mercado laboral estable) incluso se pudiera pensar en que la FED logre un aterrizaje suave o al menos medio suave para la economía.

¿Por qué hablo tanto de lo que pasa en la economía en Estados Unidos? Porque al ser la más grande del mundo, y al ser nuestro socio comercial más importante, lo que pasa ahí influye fuertemente en lo que pasa en las economías de nuestro país y del resto del mundo y, por lo tanto, impacta en nuestros bolsillos.

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.