Quintana Roo

Madres buscadoras liberan bulevar en zona hotelera de Cancún, luego de acordar reunión con gobernadora

16 de noviembre/ Cancún, Q. Roo.- Después de prácticamente 10 horas de bloqueo pacífico y una vez que la gobernadora de Quintana Roo, “Mara” Lezama les marcó telefónicamente para acordar una reunión presencial, la tarde-noche de mañana, las madres buscadoras de personas desaparecidas liberaron el bulevar Kukulkán, en la zona turística de Cancún.

En la mediación y luego de varios intentos, el secretario general del ayuntamiento de Benito Juárez, con cabecera en esta ciudad, Jorge Aguilar Osorio, logró que la mandataria estatal se comunicara con integrantes del colectivo “Verdad, Memoria y Justicia”, desde su teléfono celular, que fue puesto en altavoz a solicitud de las madres buscadoras.

Lezama Espinosa explicó a Deysi Blanco, madre de la adolescente Fernanda Canul, desaparecida en la colonia Nazareno, en la zona continental de Isla Mujeres, el pasado 21 de julio, que se encontraba en carretera, regresando de Mahahual a Chetumal.

En efecto, la mandataria estatal acudió a aquella localidad, en el sur del estado, para recibir –por primera vez– al crucero Valiant Lady, que llegó al puerto con mil 500 pasajeros, lo que le imposibilitaba viajar a la zona norte del estado, para atender personalmente a las madres buscadoras.

Sin embargo, ellas habían flexibilizado su postura inicial, solicitando una llamada telefónica con la gobernadora, que llegó después de poco más de ocho horas de bloqueo.

Durante la conversación le ofreció a Deysi Blanco sostener una reunión a las 17:30 horas, mañana; la mujer le pidió prometer que el fiscal, Óscar Montes de Oca, sería destituido; Lezama Espinosa respondía que no escuchaba bien, que no tenía señal, porque seguía en carretera, mientras Aguilar Osorio intervenía para atajar, recordando que la llamada no era para definir el futuro del funcionario.

“Yo la estoy escuchando, pero una cosa le digo: Usted me ha dejado plantada, cuando le he pedido; pero nos vas a recibir a todos los de (el colectivo) Verdad, Memoria y Justicia; no quiero mesas de trabajo”, le expresaba Deysi.

“Mara” asumiéndose una “mujer de bien”, le garantizó que en su gobierno se evitaría la violencia contras las mujeres y le hacía ver que la situación que enfrentaban ellas y el fiscal, no era “un tema político”.

A unos metros del sitio en donde se desarrollaba la conversación telefónica, Fabiola Cortés Miranda, fundadora de la organización “Somos Tus Ojos”, salió al paso de un grupo de supuestos trabajadores que, en estado etílico, comenzaron a desatar las mantas colocadas por las madres buscadoras, con ánimo de provocar.

Una vez concluida la charla con la gobernadora, Aguilar Osorio pidió se levantase el bloqueo, en cumplimiento a los acuerdos.

Molesto por el bombardeo de cuestionamientos en torno a la tardanza de Lezama Espinosa para hacer la llamada telefónica, subrayó que en todo momento hubo tolerancia y respeto a la libre manifestación, pero no podía seguirse violentando el derecho de tránsito de terceras personas.

Ocurre que centenas de trabajadores de la zona hotelera, de sus residentes y de las y los turistas, con todo y equipaje, poblaron más de 10 kilómetros del bulevar Kukulkán, aumentando durante la tarde noche de hoy, lo mismo que los cortes de circulación en tramos de la vialidad, en donde autobuses y vehículos fueron desviados.

“No podemos afectar turistas, a gente de la tercera edad, vehículos de emergencia; hemos sido muy tolerantes por el tema de la libre manifestación. La gobernadora es respetuosa de la libertad de expresión. Nos pidieron una llamada…ya la tienen”, sostuvo.

El bloqueo fue levantado a partir de las 20 horas. Deysi Blanco advirtió que si mañana no obtiene una respuesta satisfactoria y un compromiso real, para dar con el paradero de su hija de 12 años, bloqueará las carreteras que conducen a Mérida y Playa del Carmen.

Si bien colectivas feministas y organizaciones civiles respaldaron la protesta de las madres buscadoras y se mantuvieron monitoreando la evolución del bloqueo, la industria turística reaccionó denostando las formas de expresar una demanda ciudadana, que “perjudica a todos”, pero matizándolo con reconocimientos al derecho a la libertad de expresión y de manifestación.

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial y del Caribe (CCEC), Eduardo Martínez, consideró que “esas no son las formas de manifestar cualquier opinión que tengan”, pues se afecta la circulación en zona hotelera y se lastima la imagen de Cancún, lo cual le parece “fuera de lugar”.

“No es la forma, no es bueno para el destino, eso nos perjudica a todos, a los mismos que se manifiestan les perjudicará”, dijo, sugiriendo que quienes protestan –en este caso las mujeres que buscan a sus hijas e hijos desaparecidos– deberían buscar una “agenda más propositiva”.

El presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac-Cancún), Julio Villarreal, calculó una pérdida del 50 por ciento de las y los comensales en establecimientos de la zona hotelera, sin tener un aproximado de las pérdidas económicas.

Sin embargo, destacó que muchas personas no pudieron llegar a tiempo al Aeropuerto Internacional de la ciudad y perdieron sus vuelos; otros, no llegaron a sus empleos; hubo eventos cancelados, entre otros.

“Esto afecta al destino, no solo a los restaurantes, sino a la población en general, porque todos tenemos derecho de llegar a nuestras casas y a nuestros trabajos, a nuestro destino, con bien y con la facilidad de poder tomar cualquier vía de comunicación”, señaló.

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.