Quintana Roo

En Cancún y Playa del Carmen se manifiestan en defensa de autonomía del INE y contra reforma electoral de AMLO


13 de noviembre/ Cancún, Q. Roo.- Ciudadanía de Cancún y Playa del Carmen salió este domingo a manifestarse en defensa de la autonomía del Instituto Nacional Electoral (INE) y en contra de la reforma electoral propuesta por el presidente, Andrés Manuel López Obrador, al considerar que pretende maniatar al instituto.

“Traidor, Obrador, el INE no se toca”, “Yo soy el INE, el INE no se toca”, fueron algunas las consignas que se escucharon tanto en esta ciudad, gobernada por el Partido Verde (PVEM), como en Playa del Carmen, municipio de Solidaridad, gobernado bajo las siglas del Partido Acción Nacional (PAN)

La jornada de protestas pacíficas inició a las 10:30 en ambas ciudades, con excepción de Chetumal, capital del estado, gobernada por el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), en donde no hubo ninguna marcha.

En Cancún la asistencia se calculó entre mil 500 y más de 2 mil personas. El punto de origen fue el Monumento de las Estrellas y los Caracoles, conocido como “Glorieta del Ceviche”.

Ahí se reunieron en su mayoría personas vestidas de blanco y de rosa, con gorras, sombreros y decenas de sombrillas para cubrirse de los intensos rayos del sol.

Con cartulinas y lonas, entre las que se leía “me acarreó su negligencia señor presidente, el INE no se toca”, «el INE defiende mi voz», «yo defiendo al INE» y otras leyendas, el contingente –compuesto por ambientalistas, empresarios, ex diputadas, ex funcionarios públicos, académicos y ciudadanía en general– marchó alrededor del monumento, que lucía todavía las pintas hechas durante las manifestaciones feministas realizadas semanas atrás.

La gente caminó sobre la avenida Tulum, con dirección al Palacio municipal, cuya Plaza de la Reforma fue casi ocupada en su totalidad por las y los asistentes, quienes después de un rato retornaron al “Ceviche”.

“No, no, no, el INE no se toca, el pueblo mexicano lo demanda y lo convoca”, se les escuchaba.

A la marcha de hoy asistieron, en su mayoría, las y los ciudadanos que vieron nacer al Instituto Federal Electoral (IFE) y que atestiguaron su transformación a Instituto Nacional Electoral (INE); personas mayores de 35 años que vivieron en un país gobernado durante 70 años por un mismo partido: El Revolucionario Institucional (PRI)

Generaciones que experimentaron la primera transición democrática con el triunfo del Partido Acción Nacional (PAN) en el 2000 y luego el cuestionado triunfo del panismo con Felipe Calderón (2006); ciudadanía que en el 2012 vio de vuelta al (PRI) y atestiguaron la segunda transición democrática del país, con el triunfo del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en 2018, en comicios organizados por el INE.

El número de manifestantes este domingo fue sorpresivo para muchas y muchos de los asistentes, que expresaron que la expectativa era menor, tomando en cuenta la poca participación ciudadana en este tipo de protestas.

Hubo quienes calcularon un promedio de mil asistentes; otros, hablaron de mil 500, unas más de 2 mil e incluso de 3 mil personas, entre quienes había detractores de López Obrador y quienes lo votaron durante tres elecciones hasta llevarlo al poder.

La reforma electoral objetada hoy plantea el cambio de nombre del INE, a Instituto Nacional Electoral y de Consultas (INEC) y asegura que mantendrá su autonomía.

Sin embargo, condiciona la elección de sus consejeras y consejeros a un listado propuesto por el presidente de la República en turno, además del Congreso.

Se propone también reducir el número de diputados de 500 a 300, mientras que el número de senadores, de 128 a 96.

Las y consejeros del INEC y magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), serán propuestos por el presidente, por el Congreso y el Poder Judicial, pero elegidos por medio de consultas populares, en elección abierta.

El número de las y los consejeros del INEC, se reduce de 11 a 7; el financiamiento público a partidos políticos disminuye, debido a que sólo será aplicado durante campañas electorales; baja también, de 40 a 33, el porcentaje para que los resultados de consultas populares sean vinculantes. Se implementa además el voto electrónico.

Aunque uno de los aspectos centrales de la reforma se centra en la reducción de gastos, supuestamente innecesarios por parte del actual INE, se propone eliminar a los Órganos Electorales Locales (OPLEs) –Institutos Electorales estatales– por lo que el INEC se tendría que hacer cargo de las elecciones locales y, por tanto, eso supondrá la necesidad de mayor presupuesto para el instituto.

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.