Entretenimiento

Temporada 5 de ‘The Crown’ pone fin a una antigua historia de amor

La quinta temporada de The Crown analiza hechos históricos recientes desde un punto de vista retrospectivo. En concreto, varios de los escándalos más complejos alrededor de la Corona. Incluido el doloroso final de uno de los más conocidos de su historia. 

La quinta temporada de The Crown en Netflix se ha distinguido por mostrar varios de los escándalos recientes de la familia real desde una perspectiva novedosa. Pero también por explorar la dolorosa conclusión a uno de los grandes conflictos que marcó la azarosa vida emocional de uno de sus miembros más queridos. 

Después de más de cuarenta años, la dolorosa historia de amor entre Margarita y Peter Townsend llegó a un trágico final, que se incluye en uno de los capítulos de temporada más conmovedores de The Crown. A la vez, uno que sostiene un complejo discurso sobre el poder, la responsabilidad personal y la vida privada de la familia real que ha sido centro de temporada. Se trata de una apropiada y elegante conclusión a un conflicto que fue capital durante los primeros capítulos de la ya icónica serie. 

Como se recordará, en la primera entrega, la reina Isabel II (Claire Foy) tuvo que atravesar uno de los momentos más duros de su reinado. No se trató, por extraño que pueda parecer, de una crisis constitucional o legal. En realidad, uno de los grandes retos de la monarca recién llegada al trono fue lidiar, en la medida de lo posible, con un escándalo familiar. El amor de la princesa Margarita (Vanessa Kirby) por Peter Townsend (Ben Miles). El caballerizo de Jorge VI se convirtió en un dilema no solamente para la casa real británica, sino para la estabilidad doméstica de la familia Windsor. 

En The Crown, el conflicto se planteó como un debate duro acerca de la libertad personal de los miembros de la familia real. También de la forma en que la historia podía interpretar las decisiones personales de cada uno de los grandes nombres de la realeza británica. Pero, en concreto, se mostró como un enfrentamiento entre Isabel II y Margarita. Ambas tuvieron que lidiar con el hecho de que la Corona era un símbolo mucho mayor que la vida privada de ambas. Pero, en particular, para la hermana menor de la soberana, se trató de una forma de comprender los rigores de su cercanía al poder. 

Por último, el romance de la princesa terminó en una separación forzosa que marcó la vida de Margarita desde ese momento en adelante. En la quinta temporada de The Crown se muestra la conclusión a una larga historia de desencuentros que acabó como una pequeña tragedia personal para los Windsor. 

La historia que puso a la monarquía al borde del abismo en The Crown

La primera temporada de The Crown exploró un hecho oscuro en la vida de la princesa Margarita. Conocida por su carácter alegre y despreocupado, la hermana menor de la reina vivió a su sombra durante los primeros años de su reinado. También fue su principal apoyo en los momentos más duros de la transición de poder que encabezó la monarca y sus primeros pasos al frente de la Casa Real. Pero, mientras todo lo anterior ocurría, Margarita tuvo que afrontar su propio dilema de lealtades emocionales, legales e, incluso, históricas. 

Al enamorarse del caballerizo de Jorge VI, e incluso llevar adelante tempranos planes de matrimonio, Margarita se encontró en el centro de un dilema histórico. Algo que The Crown mostró en toda su amplitud y que se convirtió, de hecho, en el gran conflicto de temporada. Dividida entre el deber real y la fidelidad a sus emociones, la hermana de la reina se convirtió en un punto de conflicto emocional. En especial, por la cercanía histórica de la abdicación de Eduardo VIII debido a su matrimonio con Wallis Simpson. La crisis constitucional que provocó su decisión de alejarse del poder cambió para siempre la historia de Inglaterra. 

Tanto como para empujar a Jorge VI a la corona y convertir a Isabel en la heredera en sucesión directa. La situación llevó a la Corona a un punto de especial fragilidad. Por lo que, cuando Margarita anunció sus intenciones de contraer matrimonio con Peter Townsend, la mera posibilidad se convirtió en una crisis interna. Isabel II tuvo que lidiar con el riesgo de enviar a su hermana al ostracismo y a la vez convertir su figura en una fractura constitucional apreciable.

La batalla entre voluntades, decisiones y, al final, la responsabilidad histórica terminó con la separación de Margarita y Peter. Para Isabel II se trató de un golpe considerable que la obligó a comprender la responsabilidad real a un nivel más profundo. Para Margarita, una brecha en su vida de la que no se recuperaría del todo. 

La muerte, la despedida final 

La quinta temporada de The Crown muestra a la ya adulta Margarita, interpretada por Lesley Manville, y su encuentro final con Peter (Timothy Dalton). Después de años sin tener noticias uno del otro, el encuentro es duro, angustioso y nostálgico. Mucho más cuando Ana, la hija de Isabel II, parecía destinada a repetir la historia de su tía

No obstante, la princesa no tuvo que soportar la presión real sobre su vida emocional. No solamente contrajo matrimonio en dos ocasiones. Además, en la segunda, Mark Phillips, jinete profesional, pareció ser el reflejo de Peter Townsend. Pero al contrario de lo ocurrido con Margarita, Ana pudo vivir su historia de amor con el profesional ecuestre sin mayores tropiezos. 

Es ese justo el punto que marca uno de los momentos más duros de la quinta temporada de The Crown. Tras su encuentro con Peter Townsend y compartir una emotiva escena de amor frustrado, la princesa se enfrenta a su hermana. Le recuerda que la historia de Ana, recién divorciada y de nuevo enamorada, “es la que debió haber vivido”. La hija menor de la monarca vive un intenso romance con Phillips y podrá vivir su amor “sin tropiezos y sin ataques”. 

La Isabel II de Imelda Staunton permanece en silencio en The Crown, sin contestar los reproches enfurecidos de su hermana. Por último, el capítulo acaba con una fotografía del Peter Townsend real, bajo la que puede leerse que murió el 19 de junio de 1995. Tres años después de su último encuentro con Margarita y, al parecer, siempre al borde la trágica historia que marcó su vida para siempre.

Con información de Hipertextual

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.