Yucatán

Garantizar interés superior de la niñez, prioridad para el sistema de justicia

Mérida. Los niños, niñas o adolescentes que participan en el proceso penal en condición de víctima o testigos son susceptibles de ser revictimizados como consecuencia de su participación como parte de la cadena de investigación y en cada una de las etapas del proceso, por lo que es prioridad garantizar sus intereses en el sistema de justicia, afirmaron especialistas.

Al iniciar el curso denominado “La participación de niñas, niños y adolescentes como víctimas o testigos durante el proceso penal en caso de los delitos sexuales”, convocado por el Poder Judicial del Estado de Yucatán, en el que participan funcionarios relacionados con el tema, se subrayó que el objetivo es que los involucrados en un proceso judicial garanticen el interés superior de ese sector de la población.

En el evento realizado en la sede del Poder Judicial, se hizo énfasis en las políticas impulsadas por el magistrado presidente Mario Alberto Castro Alcocer, por lo que los integrantes de la Sala Colegiada Penal y Civil de Tribunal Superior de Justicia, Graciela Alejandra Torres Garma y Adolfo González Martínez, resaltaron la importancia de la capacitación iniciada y que incluye a personal del Tribunal Superior de Justicia y el Consejo de la Judicatura, además de instancias de la Fiscalía General del Estado, Procuraduría de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes y el Instituto de Defensoría Pública.

Como parte de la especialización sobre el tema, Luis Alfredo Mendoza García, del Centro de Justicia Federal en el Estado de Yucatán, será quien a lo largo de cuatro sesiones sensibilice más al personal de esas instituciones y abundó que con la reforma constitucional en derechos humanos muchos temas que habían estado olvidados hoy tienen una trascendencia importante y uno de ellos es el interés superior del menor.

“El deber que tenemos los operadores es garantizar que ese interés tenga una eficacia plena en todo lo que es el proceso y a la hora en que se emita una sentencia, sobre todo porque se trata de un niño, una niña, un adolescente, son aspectos muy importantes que deben de tener ciertos matices y cuidados por lo delicado que son ese tipo de materias”, sostuvo.

Mendoza García dijo que las condiciones sociales de hoy no distinguen de edades cuando se habla de temas delictivos y corresponde a los operadores de justicia poner todo de su parte para que los procesos puedan llegar a buen término y que se garantice el interés de la niñez, que es un aspecto que importa ya que su presente repercutirá en su conducta futura dentro de la sociedad.

Deja un comentario

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.