Quintana Roo

Estrategia de seguridad en Quintana Roo contempla creación de cinco nuevos cuerpos policiacos y blindaje en toda la Península

10 de noviembre/ Cancún, Q. Roo.- El titular de la Secretaría de Seguridad Pública de Quintana Roo (SSP), Rubén Oyarvide, presentó ante legisladoras y legisladores la estrategia de seguridad, que contempla la creación de cinco nuevos cuerpos policiales, solicitó mayor recurso presupuestal para ello y marcó una clara diferencia con el ex titular de la dependencia, Alberto Capella, al afirmar que “la seguridad no se da con protagonismos, sino con resultados”.

El contralmirante compareció hoy ante integrantes de la Comisión de Seguridad, respecto al contenido de la glosa del sexto informe de gobierno.

Informó cómo encontró la corporación, en términos de número de personal, estado de fuerza, infraestructura, equipo, certificaciones y adeudos, y expuso la estructura de lo que será la estrategia general que pretende aplicar, basada en cuatro ejes: Dignificación capacitación, dignificación y fortalecimiento institucional.

Entre las acciones que componen el plan, se encuentra la firma de convenios y acuerdos con los gobiernos de Campeche y Yucatán para “blindar toda la Península”, a través de un trabajo coordinado.

A nivel local, adelantó que la dependencia cambiará su nombre a Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSyPC) y se adecuará al nuevo Modelo Nacional de Policía y Justicia Cívica.

Además se pretende crear cinco nuevos cuerpos policiacos: La Policía Estatal de Caminos; la Policía de Reacción, la Policía de Seguridad, la Policía de Custodia y la Policía de Investigación y Análisis, lo que supondrá un aumento presupuestal considerable, para lo cual pidió el respaldo del Congreso, al momento de aprobar el monto que solicite y que no precisó.

Dentro de los cuatro ejes de la estrategia, se busca aumentar el sueldo base de los policías y favorecerles con una serie de programas en materia de prestaciones, capacitación, educación, vivienda y creación de infraestructura como cuarteles con comedores y áreas de esparcimiento.

Se proyecta elevar a rango de Universidad, la Academia de Policía del estado; capacitar a todo el personal operativo, modernizar el armamento, mantener vigilancia diurna y nocturna en el estado y realizar vigilancia aérea durante marchas, eventos masivos, bloqueos y rescates en zonas de difícil acceso.

También se tendrá que fortalecer el parque vehicular, dotar de municiones y equipo táctico especial a los agentes policiacos.

Lo encontrado

Sobre la corporación, indicó que se cuenta con un personal de 2 mil 599 elementos, de los cuales, mil 654 son operativos, 454 están en oficinas, 247, como escoltasy 15 en incidencias.

La cifra no cubre el estándar mínimo de 1.8 policías por cada mil habitantes, ni el 2.8 que establece la Organización de las Naciones Unidas (ONU)

Hay un estado de fuerza de mil 301 elementos, pero faltan 2 mil 330 agentes, conforme al parámetro de 1.8 policías, y de 4 mil 130, respecto al de 2.8.

El total de elementos asignados como seguridad privada es de 5 mil 287 en 11 municipios, de los cuales 3 mil 247 se ubica en Cancún. Se cuenta con un total de 175 empresas de seguridad privada autorizadas.

El presupuesto aprobado para el ejercicio fiscal del 2022 fue de 2 mil 182 millones 661 mil 807 pesos, pero fue modificado a 2 mil 318 millones 025 mil 020 pesos.

De ese monto se han ejercido 2 mil 275 millones 533 mil 872 pesos, por lo que resta el gasto de un promedio de 42 millones de pesos. Oyarvide Pedrero señaló que recibió un adeudo de 970 millones de pesos.

Se recibieron 66 inmuebles; 17 propiedad de la Secretaría; 33 en préstamo, siete de arrendamiento y nueve en comodato.

Sobre los Centros de Readaptación Social del estado, el de Chetumal –con 50 años de funcionamiento– tiene una capacidad de mil 214 internos, pero lo habitan mil 254, lo que implica una sobrepoblación de 3.29 por ciento.

El de Cancún, con 33 años de vida, se construyó para 947 internos, pero tiene una población de mil 801 y su sobrepoblación alcanza el 90 por ciento.

El de Cozumel, el más nuevo (15 años) se construyó para 159 personas y tiene 121 internos. El de Solidaridad tiene una antigüedad de 35 años, con una capacidad para 405 internos y 536 en su interior, lo que significa un 32 por ciento de sobrepoblación.

También se cuenta con tres Unidades de Medidas Cautelares, un Centro de Ejecución de Medidas para adolescentes y el Complejo de Seguridad C5, con 450 puntos de monitoreo inteligente y mil 800 cámaras activas en todo el estado, además de la Base Policial de Tulum y Cancún.

Se cuenta con 14 sitios de repetición como parte de la red estatal de radiocomunicación y dos mil 6 radios activos al 100 por ciento, desde el 2016.

Sobre el parque vehicular se cuenta con 716 unidades, 423 vehículos propiedad del estado, 257, arrendados por la Secretaría y 36 en comodato.

El secretario dijo que se encontraron 6 mil 730 uniformes en bodega, que datan del 2016, mismos que serán repartidos entre los elementos.

En cuanto al Centro de Control de Confianza, hay 6 mil 356 elementos evaluados, de los cuales, 6 mil 281 activos están en activo; 5 mil 484, aprobados; 738 no aprobados y 4 mil 674 aprobados, vigentes. De los 738 reprobados, 373 son del orden estatal y 365, del municipal.

De las 13 recomendaciones emitidas a la Secretaría, por la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDHQROO), 12 se turnaron al Congreso por incumplimiento parcial y una está en vía de cumplimiento, comentó. También hay 152 expedientes en activo.

En asuntos internos de la dependencia hay 20 carpetas abiertas y en el Consejo de Honor, 94.

Al término de la comparecencia, la diputada Luz María Beristain, le dio “el pésame” por el nivel de reto que tiene para garantizar la seguridad de un estado en donde los índices delictivos se complican cada vez más.

La legisladora aprovechó para pedirle que se conforme una Mesa de Seguridad para Mujeres, toda vez que con el anterior gobernador –dijo– se convirtió en “un club de Tobi”, a donde solo tenían acceso los varones.

También preguntó cuánta gente de Capella quedaba dentro de la corporación y con qué niveles de sueldo, pero la pregunta no fue respondida por el contralmirante.

Oyarvide le respondió que también se da seguimiento a las empresas contratadas para la venta de alimentos en las cárceles; sobre el cuestionamiento hecho por el diputado Hugo Alday, señaló que las mil 800 videocámaras de vigilancia no son suficientes y que en Chetumal no llegan ni a 100.

Las cámaras “no son de nosotros”, precisó, al señalar que se deben por la renta casi mil millones de pesos a diversas empresas, que no identificó.

“Sin protagonismos”, reitera

Durante su comparecencia, Oyarvide reiteró, al menos en tres ocasiones, que la seguridad pública no es asunto de protagonismos, sino de resultados, lo que marcó una diferencia de forma y fondo con uno de sus antecesores: Alberto Capella.

El 26 de septiembre del 2018, el entonces gobernador, Carlos Joaquín, anunció que Rodolfo del Ángel Campos, quien se había desempeñado desde 2016 como secretario de Seguridad Pública durante su gobierno, había renunciado al cargo.

En su lugar, presentó al polémico Capella Ibarra, quien de principio a fin fue ubicado como un funcionario protagónico, amante de los reflectores, que incluso se inventó un programa donde llegó a entrevistar o conversar con artistas como Roberto Palazuelos, mientras la situación del estado se complicaba cada vez más por la inseguridad.

Al frente de la corporación tomó el control de todas las policías municipales, no solo a través del esquema de Mando Único, sino también colocando a gente que trajo de Morelos, en donde fungió como comisionado de Seguridad Pública.

Después de diversos escándalos, que incluyeron cuestionamientos de la propia tropa, en Cancún, peleas mediáticas con el gobernador de Morelos, Cuautémoc Blanco, quien lo acusaba de corrupción, hace dos años fue, aparentemente, relevado del cargo, luego de la represión policiaca del 9 de noviembre en Cancún, por parte de elementos de Seguridad Pública municipal, pero sujetos al esquema de Mando Único que impuso en la entidad.

Sin embargo, en 2021 quedó al descubierto que seguía operando detrás del encargado de despacho, Lucio Hernández, pues cuando fue inaugurado el Complejo de Seguridad C-5, encabezó, uniformado, el acto, haciendo la presentación oficial de la magna fortaleza.

Después de ello Joaquín González anunció su separación oficial, pero nuevamente dejó abierta la puerta para que Capella se mantuviese asesorando en materia de seguridad, lo cual continuó hasta el 2022, cuando fue presentado como asesor, durante una reunión con policía de Canadá y de otras corporaciones de investigación internacionales, la cual se celebró en Cancún.

Con el cambio de gobierno, Manelich Castilla fue presentado como titular de Seguridad Pública, en sustitución de Lucio Hernández y asumió el mando la madrugada del 25 de septiembre, pero cinco días después se anunció su sorpresiva destitución. En su lugar fue nombrado Oyarvide Pedrero, quien en entrevista, declaró en esta semana que Capella no es asesor.

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.