Cultura

Ninón Sevilla: aquel que de tu boca la miel quiera (3)

Y báilame suavecito,
y báilame con zandunga.
moviendo bien la cintura,
de aquí pa´allá
de allá pá acá…..

Ninón Sevilla con un erótico traje de baile. Archivo de Cine Mexicano Fernando Muñoz Castillo.

Y mira lo que es la vida, las piernas fueron lo que me dio la fama, las piernas mías que yo me quería tapar siempre. Y para que te ataques de la risa, sabes tú que yo siempre dije: lo que pasa es que mis piernas son muy fotogénicas. Y cuando se lo dije a Gabriel Figueroa, él contestó:

-¡Son dos columnas griegas!

-¿Te das cuenta?…Cuando salí en el segundo show, aquello se venía abajo. Al terminar no sabía si me metía por acá o si metía por allá…Ya que por un lado estaba doña Liber con las uñas de fuera con todo su séquito y del otro lado estaba mi tribu. As¡ que cuando me decidí, los compañeros me empujaron de nuevo al escenario, porque el público seguía aplaudiendo.

Quién iba a decir que luego fui más taquillera que ella. Y cuando estuve en su país, yo sí me atreví a irla a visitar, lo que nadie.

Porque a ella nada más la dejaban ir del aeropuerto a su casa y de su casa al aeropuerto. Por lo del lío con Perón.

Ninón Sevilla precursora del monoquini. Archivo de Cine Mexicano Fernando Muñoz Castillo.

Después de estas presentaciones llegué al Lírico y en la primera semana fue a ver el show el señor Pedro Arturo Calderón – quien me descubre cinematográfica- mente -, porque le habían hablado de la cubanita. Recuerdo que fue acompañado del cantante Jorge Sareli y del director de cine José Díaz Morales. Poco después me propusieron trabajar en Carita de cielo con María Elena Marqués, Antonio Badú y Mantequilla.

A esa película entró conmigo Beny Moré‚ que me cantaba: «rumba rumbero aquí está el cajón». Esa escena fue grabada en el Río Rosas, que ya no existe. A mi me gusta la música, por eso es que yo me metía con la gente que agarra cuero, cajón. Yo jalaba cajón con los buenos, con los bravos, bravos.

Mi segunda película fue Pecadora y después vino La feria de Jalisco. Ahí bailo una guaracha porque soy la cubanita que tiene familia en Guadalajara y llega de vacaciones.

Desde que empecé, yo escogí la música, la ropa, todo, desde un principio. Y me lo respetaron siempre. Además me pedían opinión, claro, en reunión de trabajo, y nunca me dijeron que no a nada de lo que presenté. Y me gustaba oír, escuchar, por que eso es muy importante en la vida.» 6

Coqueta (1949). Ninón Sevilla. Archivo de Cine Mexicano Fernando Muñoz Castillo.

Indudablemente que el éxito de la brasileña Carmen Miranda en el cine de Hollywood, alimentó la imaginación demasiado creativa de Ninón. Así que cuando llegó a los sets, ya traía dibujados en su fantasía todos los trajes y tocados más estrámboticos que jamás se hubiesen visto en el cine mexicano. Cabe anotar que Carmen Miranda el Albaricoque de Brasil, incluyó en su vestuario de 1939 – antes de llegar a USA -, los trajes de las chicas de Bahía quienes se caracterizan por vender fruta, fue cuando en un alarde creativo adaptó las frutas al turbante como un homenaje. Este traje lo porta Ninón en el número musical de Sensualidad (1950): Si voce. El éxito de números brasileños de la Sevilla se debe a que ya la Miranda: La dama del sombrero Tuti Fruti, los había puesto al igual que sus zapatos de plataforma, en el gusto del público hispano a través de sus divertidas cintas musicales.

Por supuesto que entre Carmen y Ninón hay diferencias, la principal es que cinematográficamente la Miranda estaba llena de vida, y la Sevilla llena de placer, perdición, vicio y olor a muerte…

Es toda una vamp como las otras cuatro grandes rumberas. Aunque Ninón, supera en un poco, pero fundamental actitud, a las demás, tal vez estos e deba a que al ser socia en la producción de sus películas con Perico calderón, pudo trabajar el diseño de su personaje, más libremente y certeramente.

Perdida te ha llamado la gente sin saber que has sufrido con desesperación.

Pero junto a este lamento lloroso y casi de plegaria a una virgen de la noche, pienso en el cabaret prostíbulo de Víctimas del pecado (195), donde la Sevilla vestida de blanco baila acompañada de la orquesta de Pérez Prado la canción que éste y Benny Moré compusieran. ¿A Ninón?:

Ninón:-Es la cocaleca la alegre tamborera,
con su triste ritmo que alegra el alma entera,
con sus dulces notas y alegre melodías
paso yo las horas cantando noche y día…

Coro.-Quiero cocaleca, dame cocaleca,
vamos a la playa que la marea está seca.

ARRIMATE CARIÑITO

Ninón con Emilio “Indio” Fernández bajo el puente de Nonoalco en la filmación de Víctimas del pecado (1950). Foto coloreada.

Desde los años treinta los ritmos tropicales arrasaron con el gusto de los mexicanos. Esto tiene un fondo que va más allá del siglo pasado y el debut de los bufos cubanos en nuestro país en la Ciudad de Mérida la de Yucatán, y el arribo del danzón por las costas peninsulares de Yucatán, ya que en las crónicas de los frailes catequistas encontramos la palabra areito, de claras connotaciones cubanas. Un ejemplo de lo anterior es lo que » advierte Sahagún sobre los movimientos de la danza indígena (1. I, c. 16): «…porque esta manera de danzar o bailar, es muy diferente de nuestros bailes y danzas, pongo aquí la manera que tienen estas danzas o bailes, que por otro nombre se llaman areitos, y en su lengua se llaman macehualiztli.» 7

Con esto comprobamos en parte, el placer que nos invade cuando oímos cualquier ritmo tropical. Es indudable que la imaginación de los escritores, directores y productores se vio inflamada por la palabra trópico, ya que significaba caderas, piernas, cinturas de avispa, bocas carnosas y entreabiertas prometiendo placeres succionantes, y todo esto, cuajado en estas mujeres que cual amazonas marinas, cabalgan sobre las olas del mar, invadiendo los sets de la industria cinematográfica mexicana.

Excitados con estas fantasías corporales que además para mayor placer, poseían movimiento: dejaban traslucir la vibración oculta, no pudieron más y en un alarde de apropiación, las trasladaron a la gran urbe en un momento en que las palme- ras inundaban la decoración de interiores como último suspiro de un art deco tardío.

LA MAQUINA LOCA

Víctimas del pecado (1950). Ninón bailando el famoso bembé en La Máquina Loca.

La publicidad que se desplegó para promover sus películas fue desde el principio de primer orden, los boletines de prensa denotan el impulso para encumbrarla, as¡ en una entrevista publicada en Cinema Reporter en 1947, se habla de treinta dis- cos grabados por esta rumbera coqueta y dicharachera:

«¿La habéis visto bailar? ¿Os ha mirado alguna vez con sus ojos inmensos, café claro de extraños reflejos, fascinantes y misteriosos? ¿Acaso oísteis su voz entre la cadencia maravillosa de una música con perfume de trópico, reflejo de luna agorera y ensueño subyugante, como una estrofa hecha lucero, de Nicolás Guillén?… Ninón Sevilla, lleva prendida en su figura esa rara atracción de los escogidos. Llegó, vio y triunfó. Porque tenía que triunfar. Hay envidiosas que se asombran de esos triunfos y son, precisamente, las predestinadas al fracaso entre festones de infamias y encajes de estupideces. ¡Triunfó Ninón Sevilla, la de la boca grande, boca roja y sensual; la del inmenso cafetal somnoliento de su mirada, la del ritmo hecho fuego y luz y poesía!…Una noche, Pedro Calderón la vio bailar en un centro nocturno. Preparábase una película -«Carita de Cielo»-, y se buscaba una mujer a propósito. ¡Y all¡ apareció Ninón Sevilla, que firmó su primer con trato con producciones Calderón! Luego, vinieron más películas para ella, que había gustado mucho en la primera: «Pecadora», «La Feria de Jalisco», «Señora Tentación». (…)

-¿Se marcha usted a Estados Unidos?

Sí; me marcho. Voy a presentarme en Nueva York, donde asistiré a la «premiere» de «Pecadora».

Fernando Muñoz Castillo

Escritor, hacedor de libros objeto, dramaturgo y director de teatro. investigador e historiador de teatro y cine. curador y museógrafo. periodista cultural. ha publicado varios libros.

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.