Municipios

Vallisoletanos asisten a misa en el Cementerio General

Puntuales, los feligreses de la parroquia de San Bernardino de Siena del Barrio de Sisal de esta ciudad de Valladolid asistieron a las puertas del Cementerio General para escuchar la santa misa a los Fieles Difuntos, programada para las 7 de la mañana.

El padre Felipe Canul, vicario de esta iglesia, en su homilía dijo que cuando alguien nace en la familia, nos preparamos para su llegada y experimentamos gozo, alegría, felicidad, etc., pero que algo diferente sucede cuando alguien es llamado al reino de Dios.

Cuando alguien fallece, entonces lloramos y sufrimos, sentimos un dolor en el corazón, propio de todo ser humano, pues no estamos formados de plástico, madera y menos de piedra, sino de carne y hueso y así como nosotros, dijo, que por supuesto la Virgen María, madre de Jesús, también sufrió y lloró por su hijo al morir en la cruz, pero ella confiaba en que su hijo resucitaría, pues él no era un Dios de muertos, sino de vivos, y así nosotros, como ella, con esa fe y esperanza podremos aliviar y hacer menos nuestro sufrimiento.

Externó que, como todos los presentes, él también ha experimentado el dolor de la pérdida de un ser amado y en esta pandemia perdió a sus abuelos y a su padre, pero que, con el ejemplo de su madre en la fe, la religión, en la familia y en la confianza de una vida mejor, ese sufrimiento ha sido menos.

La asistencia fue muy nutrida y se anunció otras celebraciones a las 9 de la mañana y a las 5 de la tarde

Deja un comentario

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.