Bienestar Espiritual

El Consejo Interreligioso de Yucatán da mensaje

El Consejo Interreligioso del Estado de Yucatán dio a conocer un mensaje de paz ante la pérdida de valores morales y espirituales, y el avance de la modernidad y el secularismo en el mundo, el país y nuestro Estado.

En el marco del 30 aniversario de la relación Iglesia-Estado en México, el Consejo Interreligioso del Estado de Yucatán, señaló que entre tantos discursos de odio y de persecución , “el único camino posible para la convivencia social es la paz verdadera, la buena voluntad, el respeto entre ciudadanos, organizaciones sociales y autoridades “.

Los ministros lamentaron que en pleno siglo XXI existe la posibilidad real de darle cauce de legalidad a las prohibiciones de la libertad de expresión a cualquier ministro religioso y restringir el derecho de enseñar libremente los valores de sus doctrinas y fe religiosas.

La declaratoria estuvo a cargo de Víctor Villanueva Abuxapqui, vicepresidente del consejo y representante de la iglesia Bautista; el Presidente del consejo, Cristian Badillo Gutiérrez; el Padre Oscar Viñas Olvera, C.O. de la Arquidiócesis de Yucatán, el Padre José Morán Pineda, de la Iglesia Ortodoxa Antioqueña de México y Martìn Montaño Alonso, de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Ultimos Días, entre otros líderes religiosos.

Villanueva Abuxapqui destacó que hoy estamos viendo a una generación que está perdiendo a su segunda generación, el entorno está absorbiendo a la segunda generación, pues aunque hay gente muy firme, creyente, están viendo a sus hijos perderse, porque el entorno subyuga. Nosotros queremos demostrar que se puede vivir en una sociedad con principios divinos, dando peso a los principios que no son relativos.

Los ministros de culto manifestaron su intención de defender la libertad religiosa, el derecho de todos los seres humanos, de todas las religiones y las culturas, de seguir los dictados de su conciencia en materia de la verdad fundamental, el culto y la moral.

Se manifestaron sobre la familia, ordenada e instituida por Dios y formada por el matrimonio entre el hombre y la mujer natural, que es esencial para su plan eterno.
-Creemos que los hijos tienen derecho a nacer y ser educados por un padre y una madre que honran sus votos matrimoniales.
-Creemos en el derecho a la objeción de conciencia, que se define como un derecho subjetivo cuando se ven afectados sus principios morales y espirituales de la fe.

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.