CulturaEspeciales

El Carnaval de 1900 (14)

Los preparativos de las fiestas en honor de Momo consumían la energía de no pocos yucatecos durante semanas. Muchos hogares se convertían en gabinetes de modistas y costureras; los comercios dedicados a la venta de telas, cintas, encajes, pasamanería, ramos y guías de flores artificiales se llenaban de damas que demandaban estos artículos para la confección de los disfraces que lucirían en los bailes y en los paseos. Se abrían espacios para las escoletas en las que se enseñaba a los inexpertos a rendir digno tributo a Terpsícore. Por su parte, las sociedades coreográficas se ufanaban en designar las comisiones para organizar todo lo relacionado con las carnestolendas, como las de música, ornato y salones, cuarto de señoras, ambigú, corso y bando. (1)

En otros negocios, como El Tazón de China, El Depósito de José Millet Hübbe y en la Nueva Miscelánea de Nicanor Ancona se ofrecía un gran surtido de juguetes –de cartón y de seda–, lo mismo que de lanzaperfumes, para la batalla de flores, como era la novedad en Europa, según se decía; asimismo se promovía la adquisición y consumo de vinos franceses, italianos y otros generosos, lo mismo que exquisitas conservas, como Choucroute Garnie de Perigord, pastel trufado de hígado de ganso, sardinas escabechadas con trufas, salchichas de Viena, roast beef, camarones en salmuera, jamón picado para lunchs, etc., para el ambigú de los bailes de postín. (2)

Se esperaba que el carnaval de 1900 alcanzara un lucimiento especial, pues era el último del siglo XIX, además de que tendría lugar en el marco de una boyante economía henequenera. En consecuencia, las autoridades procuraron tomar todas las medidas que consideraban pertinentes para impedir que el entusiasmo se desbordara, es decir, para que no se alterara el orden público.

El Ayuntamiento de Mérida aprobó, en sesión del 19 de febrero, el derrotero del carnaval, así como otras disposiciones generales:

            […] De la plaza de la “Libertad” [Mejorada] se dirigirán los carruajes y caballerías de paseo hacia el Poniente, siguiendo el trayecto de la calle 59 hasta la plaza “Degollado” [Santiago] en la cual darán vuelta para volver por la misma calle 59, hasta el lugar en que ésta se cruza con la 64. De este punto doblarán al Sur, siguiendo esta calle hasta el lugar en que se cruza con la 65; doblarán hacia el Oriente recorriendo la misma calle 65 hasta su cruzamiento con la 62; doblarán después al Norte siguiendo esta calle hasta el ángulo NO. de la plaza de la “Independencia” [plaza grande], desde donde se dirigirán al Oriente, pasando por el costado Norte de la calle 60, para doblar a la derecha en el ángulo NO. del parque “Hidalgo” tomando la calle 59, para volver al punto de partida.

            Notas.- 1º. Los carruajes y caballerías de paseo, llevarán constantemente el lado derecho de sus frentes.

            2º. Los mismos carruajes y caballerías solamente podrán entrar al paseo y salir de él en las plazas de la “Independencia”, “Libertad” y “Degollado”.

            3º Está prohibido lanzar huevos, naranjas, maíz, frijol, arroz y en general cualesquiera cuerpos duros, harinas y aguas de color de cualquier clase que sean, que pueda lastimar, manchar y producir malos olores.

            4º Queda igualmente prohibido sacar a los paseos o a la vía pública carros alegóricos o disfraces que signifiquen una ofensa a determinados bandos políticos de otra Nación o de la República Mexicana.

            5º. También se prohíbe hacer alusiones ofensivas de carácter político o religioso, ya se refieran a nuestra patria ya a otra Nación, en las hojas impresas que circulen con el nombre de bandos u otro cualquiera.

            6º. En el caso de cualquier accidente podrá el carruaje o caballería salir del trayecto señalado para los paseos por cualquier esquina o calle con permiso del guardián del orden público del punto y tomando siempre la derecha.

            7º. Se recuerda que está prohibido usar el pabellón nacional, fuera de los casos que señala la ley.

            8º. Al infractor de las prevenciones anteriores se le impondrán las multas o reclusiones que señala el Reglamento de Policía Vigente […] (3)

Por su parte, las sociedades coreográficas organizaban sus propios recorridos, los cuales generalmente partían de sus locales y visitaban algunos suburbios, sin faltar, desde luego la plaza grande.

            Veamos los derroteros del bando de “La Unión” y del corso de “El Liceo de Mérida”:

            […] Del edificio de la sociedad partirá al Poniente por la calle 59 hasta la plaza de Santiago; retornará por la misma hasta el cruzamiento de la calle 64, de donde tomará al Sur hasta la calle 67 (Candelaria) doblando al Oriente hasta la calle 62, de donde tomará al Norte hasta la plaza de Independencia; recorrerá los costados sur y oriente de dicha plaza hasta el parque “Hidalgo”, de donde tomará al Oriente por la calle 59 hasta la plaza de Mejorada, retornando por la misma hasta el punto de partida […] (4)

[…] Partiendo del edificio de la sociedad, calle 62 número 512, tomará al Sur hasta la calle 67; doblará al Poniente hasta la calle 64 (esquina de la Candelaria) de donde seguirá hacia el Norte hasta la calle 59 (esquina del Tigre) tomando luego hacia el Oriente, llegará a la plaza de la “Libertad” (Mejorada) volviendo por la misma calle 59 hasta la 62 para regresar al edificio de la sociedad […] (5)

En ocasión del carnaval, el domingo 22 de febrero se inauguró el servicio de ómnibus de Cloridano Betancourt; días antes Nicolás Escalante Peón tuvo la puntada de pasearse a bordo del automóvil que había importado y que fue el primero que se vio rodar por las calles de Mérida. (6) (Continuará)

Referencias

(1).- Saint Faust. (1900, 28 de enero). Mis Domingos. El Eco del Comercio, p. 2; véase también: “El Liceo de Mérida”. Secretaría. (1900, 4 de febrero). El Eco del Comercio, p. 3.

(2).- Para la batalla de flores. (1900, 22 de febrero). El Eco del Comercio, p. 3; véase también: Lanza Perfumes. (1900, 22 de febrero). El Eco del Comercio, p. 3; Bailes de Carnaval. (1900, 22 de febrero). El Eco del Comercio, p. 3.

(3).- Derrotero de los paseos de carnaval de 1900. (1900, 22 de febrero). El Eco del Comercio, p. 2.

(4).- El derrotero del bando. (1900, 22 de febrero). El Eco del Comercio, p. 2.

(5).- Las fiestas del “Liceo de Mérida” / Trayecto que recorrerá el corso.  (1900, 22 de febrero). El Eco del Comercio, p. 2.

(6).- Rodar por Mérida. (1900, 25 de febrero). El Eco del Comercio, p. 2.

Deja un comentario

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.