CulturaEspeciales

La gastronomía de día de muertos

            Hay fechas que se esperan durante el año, unas son las dedicadas a nuestros padres, otras a los abuelos, los niños, los compadres y hasta de la mascota. Desde luego que sin dejar a un lado las religiosas como lo son las Semana Santa,  del 12 de diciembre y las de Navidad, Año Nuevo y día de Reyes Magos. Pero para la mayoría de las personas como el de la letra comunes y silvestres, también esperamos una dedicada a recordar (aunque el recuerdo es durante todo el año) y rememorar y memorar a nuestros fieles difuntos.

            En esta ocasión no haré énfasis en los días dedicados a los muertos ni a su altar o sus ceremonias, sino que el de la letra  hará un viaje a través de su gastronomía y en  lo que repercute en la economía de los menos es decir de los pequeños comerciantes que ven desde mediados de octubre,  su agosto, representando una oportunidad de incrementar sus ingresos.

            Basta con ir a dar la vuelta al mercado  grande de nuestra ciudad para darse cuenta de los colores, olores y sabores de la víspera del día de muertos. Flores de vistosos colores, rudas, albahacas, virginias, amor seco, xpujuc, xiat, y las que de forma normal se venden todos los días. Es una gama de colores y olores muy grato a la vista y al olfato. Sin lugar a dudas las venteras con sus palanganas, otrora de peltre, son ahora de plástico, de colores vistosos se llenan entre otras de manjares de la época como lo son la yuca ya sea blanca o roja, la calabaza melada y el camote.

            También se observan los atados de xpelón, los sobrecitos de recado rojo para darle el color a los pibes, la cebolla, el tomate y el chile. Las hojas de plátano se apilan como torres esperando al cliente para llevárselas a la casa para la que sea la envoltura de los famosos pibes o mucbil pollo.

            La carne de puerco y de pollo ( cada día más caro) a la orden del día, aunque ahora hay una barbaridad de rellenos que puede llevar el pib, desde jamón y queso, huevo, queso de bola hasta llegar a los mariscos. Una amplia variedad, lo importante en estas fechas es comer el pib.

            Los dulces tradicionales de estas fechas ya se encuentran en exhibición y venta no solo en los mercados sino en tiendas pequeñas y por medio de particulares, ahora gracias al Facebook se pueden conseguir por esta vía. Los mazapanes elaborados con pepita y dándole el color con pintura vegetal, se pueden encontrar las sandías, los plátanos, manzanas, elotes, hasta las frutas que menos puedan imaginarse, de variados tamaños. No pueden faltar los coquitos, los corazones, las veladoras de dulce y también  como parte de la influencia de fuera las famosas calaveritas.

            La víspera de estas celebraciones, no está ajena a lo que puede leerse en los diversos medios de comunicación, y sin lugar a dudas, las redes sociales son uno de los vehículos para ofertar las delicias de  este festejo de los vivos. Desde inicios del mes de octubre, muchos particulares, cocinas económicas y establecimientos fijos, se han dedicado no solo a ofertar, sino a mostrar en diversas imágenes en donde el lector o navegante tiene la opción de admirar los diferentes estilos y modos de elaborar el famoso pib.  Es ahora común también ver en las redes sociales que los diversos municipios de nuestro estado participan en mostrar sus productos. Por lo general producen los dulces de pepita en sus muy diversas formas y colores. Muchas  son las frutas y algunas verduras que se pueden comer en forma de estos dulces (líneas arriba se ha mencionado).

            La gastronomía del día de muertos ya puede degustarse desde ya hace algunas semanas en nuestra ciudad y estado, tal es así que hay programas que ha anunciado el Ayuntamiento de Mérida y otros del interior para dar a conocer la comida tradicional de esto días. La dinámica económica es esencial para detonar semanas previas a la fecha de día de difuntos, esto es un aliciente para los comerciantes de este tipo de productos para poder hacer frente a la carestía que día a día está presente y crece todos los días.

            No es de sorprendernos que en los puestos donde se expenden frutas de la temporada, se puedan apreciar además de los productos cotidianos, los dulces anteriormente mencionados, las palanquetas, los dulces de yuca de color rojo y blanco, de camote, de cocoyol, y de la parafernalia que acompaña estas celebraciones. El de la letra es testigo visual y ha degustado en estos últimos días., dela diversidad de dulces de pepita que se exhiben y venden en la cocina económica donde acostumbra comprar su comida de vez en cuando.  Así como de las velas de muchos colores que servirá para iluminar el camino de las ánimas. En próximas notas se hará referencia a las características de estos días.

            Es una temporada bonita que cada año se va adelantando más, pero esto como se ha mencionado con anterioridad, es solo el resultado de la carestía que las madres de familia y toda la sociedad está sufriendo, es un respiro que es válido y de seguro y no hay que dudarlo, que en los próximos días ya se instalen en los principales parques de la ciudad, algunos puestos fijos y móviles en donde se podrá conseguir todo lo relacionado a los días en que se conmemora a los difuntos que son fieles, ya que cada año regresan a comer la esencia que sus familiares les prepararán en su honor.

            Pues caros y cars lectoras, hay que incorporarse a la dinámica de estos días, comenzar a vivir un poco adelantado este tipo de celebraciones y siempre pensar que todo lo que se haga y prepare, no solo será para el gusto de los vivos, sino que siempre hay que tener presente a las personas que se nos adelantaron en el viaje sin retorno( aunque nuestros pixanes  llegan fielmente  cada año ). Comencemos a disfrutar de estos días previos.

Carpe diem!!!

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.