EspecialesOpiniones

Cuando la ambición rompe el saco: El titiritero que mueve los hilos

Algunas personas se alimentan de la ambición y siempre pretenden tener más y más poder, nunca es lo suficiente para llenar sus expectativas y sus sueños de grandeza. Hay personas que tienen este defecto como parte de su herencia familiar y cultural, es decir han vivido siempre en medio de la manipulación y del poder. Se han valido de su posición no solo para alcanzar beneficios que de otra manera no tendrían sino también influencia sobre personas que tienen poca o nada capacidad de raciocinio y de autoestima. Aunado a esto también el beneficio y protección de su familia que se han aquilosado en la nómina de la escuela del de la letra.

            Estas personas se caracterizan por el bajo nivel de humildad y el deseo de tener cada vez más satisfactores sin importar la manera de hacerse de ellos. Otra de sus características es que son traidores y de baja o poca confianza, son camaleónicas y siempre tratan de aparentar aquello que no son. Lo importante gira en torno a él y a sus allegados más cercanos.

            Todo esto mis caros y caras lectoras viene a colación por el actuar de el director de la escuela donde trabajo quien ostentando el cargo que tiene y con la sutileza en sus formas de pedir las cosas, ha manipulado a los profesores (a la mayoría de ellos), con la finalidad de conseguir sus metas a inmediato plazo. Es difícil para un docente nuevo negarse a alguna petición del directivo y siempre son materia maleable para sus propósitos. Y de ello se aprovecha el director, “el Camisitas” o como se le denominará también a partir de la presente nota,  el  “Titiritero”.

            Desde su llegada a la escuela por segunda vez y ahora ya con plaza definitiva, ha sentado sus reales y se ha valido de todo lo que pueda generar  ingresos económicos para hacerse de las suyas. En este curso escolar 2022-2023, después de la pandemia en donde no hubo este ingreso,  se reactivaron las cuotas de inscripción, mismas  que están prohibidas por la Secretaría de Educación del Gobierno del Estado, es letra muerta en la escuela. Todos los alumnos pagan en este curso, para que no haya alguna fuga de lo que debía de entrar a sus arcas, perdón a las arcas de la escuela, apostó por colocar a su esposa, hija y allegados a cobrar la inscripción. Más de 200 pesos por alumno (salvo que haya hermanos, se hace algún tipo de descuento).  De este dinero NUNCA hay algún reporte o informe que se haga de manera general. Los docentes de la escuela desconocen el monto que se captó por este medio. Para que no haya algún problema con la Sociedad de Padres de Familia, puso a un empleado de la misma escuela, un secretario es el que finge, perdón funge como Presidente.

            Es uno de los hilos que de manera magistral maneja, como titiritero, es hábil en este tipo de acciones. Seguro Gepetto estaría envidioso de él. Como un teatro guiñol, maneja la escuela a su antojo, cuando quiere que se baile, se baila, cuando quiere que se salte, se salta, cuando quiere que nadie se mueva, simplemente deja de mover los hilos. Habilidoso en este arte, mueve otro de los hilos del teatro-escuela, ahora con la implementación sin consentimiento o consenso del Consejo Técnico Escolar, quien se instala para discutir y encontrar lo mejor para el buen funcionamiento de la escuela y los alumnos, de manera mágica, hizo desaparecer de un tajo, los antiguos uniformes, seguramente vio en este cambio una veta nueva de ingresos económicos, el mismo que también está prohibido preguntar que se hace con este ingreso. De manera particular, el “Camisitas”,  de manera personal pasó de salón en salón, pregonando –cual libanés en ciernes- y manifestando la necesidad de tener un nuevo uniforme (también está reglamentado por la sep y segey, en caso particular, que no es obligatorio su uso), y para tal motivo, estuvo acompañado de su muppet (el que la hizo de subdirector cuando había subdirectora, el que fungió como subdirector y el que goza de prevendas, ya que siendo prefecto, no asume esta función ante la venia de la dirección de la escuela y del supervisor de la misma se le ha destinado trabajo de oficina para cubrir las necesidades de la administración) quien de manera diligente tomaba nota de los que pagaban sus uniformes, solo el director y él estaban autorizados para la entrega del dinero de los uniformes(que por lo general fue de $700 pesos por uniforme o más). Se procuraba que entre ellos dos se cobrara antes de que se entregaran. Y cuando llegó el momento de darle a los alumnos sus uniformes, se hizo de manera casi privada y en donde no había autorización para que NINGUN docente entrara a la biblioteca mientras se realizaba este labor de entrega. Luego se cerraba la misma a tierra y lodo. El d ela letra hizo de manera inmediata un cálculo del ingreso por este concepto, si tomamos en cuenta en números redondos que el número actual de alumnos es de 200, da la cantidad de $140,000 pesos. De ese dinero NADIE sabe cual fue la ganancia que se obtuvo de esta venta, ya que tampoco se dio un informe del mismo. Cabe mencionar que también se pudo adquirir el uniforme con un pants y camisa deportiva, haciendo que a los $700 se les agregara un tanto más. Hay que sumarle esto al ingreso por inscripción.

            Otro de los hilos que mueve el titiritero (el Camisitas), es el del ingreso por medio de la Cooperativa. Antes de la pandemia, ésta se encontraba en manos del hermano del director de la misma, o sea, todo quedaba en familia, en este curso y en el anterior, un poco trunco, está otorgada a personas ajenas a la escuela, pero sus ventas son elevadas ya que tienen un amplio menú de desayunos y de comida chatarra y refrescos azucarados (mismos que ha sido prohibida por las autoridades sanitarias y educativas), pero que en la escuela esta venta es de lo más normal. NADIE sabe cuanto paga la cooperativa cada semana, menos de $500 no puede ser. Otro ingreso que permanece en la sombra, ya que tampoco se da un informe al respecto. El titiritero, el que maneja los hilos, solo sabe cuanto ingresa a la escuela y que se hace con este dinero o como diría el director, los dineros.

            Es un gran monto económico que hasta este momento recibe la escuela donde trabaja el de la letra, de seguro que obtendrá alguna u otra factura para justificar los gastos, aunque es bien sabido que mucho del material que se usa en la escuela se adquiere en los tianguis de nuestra ciudad. Sin lugar a dudas, en este momento el director estará esperando el momento de ir a la feria de Xmatkuil, este es otro de los hilos que mueve a su favor. TODOS  los alumnos irán, ya que es un paseo que ellos esperan con entusiasmo. El manejador de los hilos es hábil, ya que como dicen por allá “pan y circo”. Con darle a los maestros que lo acompañan, una rebanada de pizza o un taco, los mantiene contentos y ya con eso NINGUNO de ellos se preocupa por saber el destino de las ganancias de esta excursión. Hay que mencionar que el director va con toda su familia.

            También hay pendiente y como el manejador del teatro-escuela lo anunció desde el inicio del curso, hay pendiente una excursión a Dzibilchaltún, para alumnos de primeros grados y el otro viaje cuando el que maneja los hilos se hincha sus bolsillos en  el famosa y esperado viaje a la Ruta Puuc delos alumnos de los terceros grados. De lo que se gana en éstos, NADIE pregunta y NADA  se sabe de lo que dejan estos viajes.

            Se anunció antes del comienzo del nuevo curso escolar, que la federación proporcionaría a las escuelas un monto económico determinado para realizar algunas mejoras de las escuelas, esto bajo el programa La Escuela es Nuestra, en caso particular a la escuela del de la letra le fue otorgada la suma de $600,000 pesos. De seguro al Titiritero le saltaron los ojos de la cara cuando escuchó que este monto de dinero se le daría a la escuela. Hay que mencionarles a mis caros y caras lectoras que entre los lineamientos para poder otorgar y disponer del dinero, es que los padres de familia se hicieran cargo del mismo recurso, pero el Camisitas, valiéndose una vez más del uso de los hilos de la escuela, no solo pudo a un secretario de la misma como integrante del grupo que manejaría el recurso, sino que también se coló, usando su cargo como director (ya se había mencionado que ningún directivo podría formar parte de este comité). El olor del dinero y la posibilidad de poder contar con algo de este monto hizo posible su ingreso al mismo. Un hilo más que mueve a su favor.

            Otro de los hilos que maneja de manera insistente y de manera habitual por no decir constante, es el uso de sus influencias para poner personal a trabajar en la escuela de manera irregular o permitir que algunos o mejor  dicho una maestra falte a sus labores por el simple hecho de ser su esposa. Este es el caso de la maestra visitante que hemos mencionado. Quien a la sombra de protección que le da su marido-director, es decir el Camisitas ahora Titiritero, hace de las suyas y falta cuando le da la gana o se le hincha su wa o hua. Sin que por ello reciba alguna amonestación.  Esta prevenda ahora será más firme ya que su ahora conyuge, ostentando bajo engaños y traición el cargo de representante sindical. Tendrá una triple protección. Válgame Dios!!!!

            El más reciente hilo que incluyó en su teatro-escuela fue el de apoderarse de la   representación ante el Snte, sección 57, mismo que con sutiliza le pidió a los docentes que lo apoyaran (sería ilógico que alguno de ellos se negara). Respuesta inmediata a esta petición, el de la tinta, también quería participar en esta justa, pero ante esta posibilidad, el mentado nuevo dirigente sindical de nuestra escuela o centro de trabajo, le mencionó que sería adecuado que se trabajara de manera conjunta para el bienestar de la escuela. Prometiéndole ser suplente del mismo. El d ela letra accedió, pero en el momento de ser propuesto el nuevo representante se mencionó a otra persona (al muppet) dejando a un lado al de la grafía, siendo traicionado por éste. Y haciendo gala de su prepotencia al prometer y no cumplir. Así se las gasta el Camisitas.

            Es conveniente hacer lo necesario para que todo los ingresos a la escuela por los conceptos que se quieran, deban de ser publicados o bien tratados e informados en reuniones con los docentes en los Consejos Técnicos Escolares. De esta manera no habría dudas ni cuestionamientos que el personal de la escuela hace al respecto.

            Hay que mencionar que en la escuela del de la letra como en muchas otras hay grupos que se identifican con la labor del director, en la del que lo comenta hay uno formado por maestras y maestros que defienden a capa y espada lo que hace el director, es el grupo conocido como Grupo de Amigas Fieles al Director (GAFD).

            Ante esto, los hilos que sostienen y que hacen trabajar la escuela, están bajo su influencia y su “poder”. Sin lugar a dudas se irán sumando más hilos y siempre habrá uno más que manejar. Dejemos por ahora que el Titiritero siga manejando y moviendo los hilos del teatro-escuela, habrá que ver si en el futuro alguno de estos hilos no se rompe.

            Así, mis caros y caras lectoras, o anteriormente relatado por el de la tinta, no es un invento del mismo, sino que todo deriva del diario quehacer escolar, son algunos de los comentarios que en voz baja se hace y comenta el personal de la escuela, la tarea del redactor de la presente ha sido recopilarlas y darles una forma periodística . Es parte de lo cotidiano, de lo que se platica de manera diaria en la escuela del de la grafía.  Camper diem.!!

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.