CulturaEspeciales

Lectura de publicaciones (9)

Además de los periódicos locales, nacionales y extranjeros que circulaban en Mérida, ciudadanas y ciudadanos se entretenían con la lectura de libros y revistas sobre historia, poesía, educación, artículos de costumbres, etc. Los iletrados, que eran muchos, aprovechaban la vieja costumbre de escuchar a quienes leían en voz alta, de manera que el contenido de las publicaciones llegaba a un mayor número de personas.

Algunas empresas solían publicar folletos para difundir sus tarifas, concesiones, reglamentos, estatutos, actas, informes, etc., y aunque se afirmaba que Yucatán era

[…] una tierra donde hay que pagar, no por leer, sino por ser leído […] (1), los escasos pero entusiastas autores o editores hacían esfuerzos porque sus trabajos no pasaran desapercibidos o quedaran inéditos, además de que se exhortaba a la sociedad a no dejarlos solos.

            […] Es necesario no dejar apagarse el sacro fuego; es preciso alentar a los que se dedican a espigar con plausible laboriosidad en el campo de la inteligencia, y no dejar envejecer sus obras en los anaqueles de las librerías, amortajadas por la implacable telaraña, que en tales casos dijérase el frío sudario que envuelve aquellos frutos del ingenio, que un indiferentismo, que puede llamarse criminal, los condena a la perpetua inercia del cadáver […] (2)

Eran raras las publicaciones periódicas que duraban varios años. Gracias a que los periódicos tenían la sana costumbre de saludar la aparición de un nuevo colega o de acusar recibo de las obras que recibían en sus redacciones, es que conocemos al menos los títulos de revistas efímeras que nadie se tomó la molestia de preservarlas para la posteridad.

En mayo de 1900 se publicaban en la capital yucateca 11 periódicos: cuatro políticos, dos de información [El Eco del Comercio y La Revista de Mérida], uno oficial, uno pedagógico [La Escuela Primaria] y tres literarios [Mariposas, Hoja Gris y otro que desconocemos](3).

La Escuela Primaria, editada por Rodolfo Menéndez de la Peña, constituye una notable excepción, pues se mantuvo durante dos décadas; en Mariposas [el primer número se publicó el 3 de febrero] colaboraban Aureliano Herrera, Eusebio Falcón [Manuel A. Méndez], M. Rivadeneira y Palacios, Víctor Ojeda, Luis Rosado Vega, Florencio Ávila y Castillo, Rodolfo Menéndez de la Peña, Carlos R. Menéndez González, Roberto Reyes B., Javier Alayola, Manuel Caballero, Serapio Baqueiro Barrera, Ramón Aldana, otros que firmaban con los seudónimo de Loris, Martial, Ángel, G., Wal, además de que se reproducían textos de Nicanor Bolet Peraza (1838-1906), Salvador Díaz Mirón (1853-1928), Adelardo López de Ayala y Herrera (1828-1879), Julio Vives Guerra (1874-1950), Simon Renard de Bermont (1513-1573), Enrique Cerezo Irizaga (1870-1921), Flavio Flavela, Octavio Barreda (1897-1964), F. Turcios, Nicolás Augusto González (1858-1918), Sebastián García M. y de Francisco Alayón y Lavalle. (4)

Roberto Rosado D., secretario de redacción; Francisco Arzápalo, redactor en jefe y Vicente Rodríguez A., administrador, eran los nombres que aparecían en la portada de Hoja Gris, donde las colaboraciones estaban suscritas por H. M. R., Pedro Schlemilh, Tic-Tac, Zadig, Rurik, Conde Paul. En la Biblioteca Virtual de Yucatán se puede ver el contenido de los números 1 y 2, que, al parecer, fueron los únicos que vieron la luz. (5)

El enero de 1900 apareció El Recreo Popular […] periódico redactado por artesanos el que se ostenta órgano de invitación para los bailes de fantasía que se efectuarán en los salones que ocupa la sociedad “Recreativa Popular” […]. (6)En marzo surgió El Escolar […] pequeño semanario de literatura y variedades, a cuyo frente aparecen dos jóvenes estudiantes de preparatoria del Colegio de Enseñanza Primaria y Secundaria […]. (7)

El 22 de abril de 1900 comenzó a publicarse el semanario La Redención, dirigido por el joven Rafael Heredia Reyes, que […] guiándose por un criterio independiente inspirado en la conveniencia social, se ocupará de toda cuestión política, cualquiera que sea el orden a que pertenezca […]. (8) A fines de mayo circularon el folleto Impresiones de un viaje por Yucatán y Campeche. El Carnaval de Mérida de 1900 del Lic. Emilio E. García, así como El Farmacéutico, órgano mensual de la Liga Farmacéutica del Estado. (9) Durante la primera decena de junio comenzó a publicarse el periodiquito semanal La Juventud redactado por jóvenes estudiantes. (10) El martes 19 de junio salió el primer número de La Tribuna, editado por Alfredo Gamboa Guzmán. (11) A finales de junio circuló Recreos Literarios, una recopilación de leyendas y composiciones en verso y prosa del poeta Bernardo Ponce y Font, con prólogo de Rodolfo Menéndez de la Peña. (12)

Durante la primera decena de octubre apareció el primer número del pequeño semanario El Intransigente. (13) Y Julio Castillo Pasos publicó los primeros tres tomos de las obras de José García Montero: La prensa yucateca y el Lic. D. José García Montero; Parábolas y Fábulas. (14) Finalmente, a mediados de diciembre se comenzó a promover el Calendario Espinosa para 1901. (15)

Para concluir esta entrega recogeremos una noticia relacionada con un curioso hallazgo:

            […] Revolviendo antiguos papeles que pertenecieron a su señor padre, el Sr. Lic. Serapio Rendón, tropezó con un libro curiosísimo escrito en el bellísimo idioma de Tutulxiú, interesante obra que contiene el Credo de la Iglesia Católica atribuido a los apóstoles.

            El libro, impreso hace más de dos siglos, ha sido objeto de estudio por varios amigos del Sr. Rendón, quien sabemos obsequiará la obra al Sr. Obispo Tritschler, para que forme parte de la Biblioteca que le legara el Sr. Obispo Carrillo y Ancona, nuestro ilustre historiador […] (16) (Continuará)

Referencias

(1).- Saint Faust. (1900, 12 de agosto). Mis Domingos. El Eco del Comercio, p. 1.

(2).- Letras y Artes / Dos nuevas obras yucatecas. (1900, 8 de abril). La Revista de Mérida, p. 1.

(3).- Haz de noticias. (1900, 19 de mayo). La Revista de Mérida, p. 2.

(4).- Publicación Literaria. (1900, 8 de febrero). El Eco del Comercio, p. 2. Véase también: “Mariposas”. (1900, 12 de abril). La Revista de Mérida, p. 2; “Mariposas”. (1900, 22 de abril). La Revista de Mérida, p. 2; “Mariposas”. (1900, 16 de mayo). La Revista de Mérida, p. 1; “Mariposas”. (1900, 31 de mayo). La Revista de Mérida, p. 1.

(5).- http://acervo.bibliotecavirtualdeyucatan.com.mx/janium-bin/janium_zui.pl?jzd=/janium/AP3/AP/FR_1/82308/d.jzd&fn=82308; http://acervo.bibliotecavirtualdeyucatan.com.mx/janium-bin/janium_zui.pl?jzd=/janium/AP3/AP/FR_1/82312/d.jzd&fn=82312; véase también “Hoja Gris”. (1900, 1 de abril). La Revista de Mérida, p. 2; “Hoja Gris”. (1900, 14 de junio). La Revista de Mérida, p. 3.

(6).-El Recreo Popular. (1900, 16 de enero). El Eco del Comercio, p. 2.

(7).-Sobre “El Escolar” véase: (1900, 22 de marzo). El Eco del Comercio, p. 2.

(8).- “La Redención”. (1900, 24 de abril). El Eco del Comercio, p. 2. Véase también: Nuevo periódico. (1900, 24 de abril). La Revista de Mérida, p. 2.

(9).- Un folleto. (1900, 29 de mayo). La Revista de Mérida, p. 2; “El Farmacéutico”. (1900, 27 de mayo). El Eco del Comercio, p. 3.

(10).- La Juventud. (1900, 10 de junio). La Revista de Mérida, p. 2.

(11).- Haz de noticias. (1900, 20 de junio). La Revista de Mérida, p. 2. Véase también: De Tauromaquia. (1900, 14 de junio). El Eco del Comercio, p. 2.

(12).- Recreos Literarios. (1900, 25 de junio). La Revista de Mérida, p. 2.

(13).- Haz de noticias. (1900, 11 de octubre). La Revista de Mérida, p. 2.

(14).- Las obras del Sr. García Montero. (1900, 17 de abril). El Eco del Comercio, p. 2; El segundo tomo. (1900, 22 de noviembre). El Eco del Comercio, p. 2. Véase también: Letras y Artes / Dos nuevas obras yucatecas. (1900, 8 de abril). La Revista de Mérida, p. 1 y Otra obra de D. José García Montero. (1900, 22 de noviembre). La Revista de Mérida, p. 2.

(15).- Calendario de Espinosa para 1901. (1900, 19 de diciembre). La Revista de Mérida, p. 4. Esta publicación se vendía a 12 centavos el ejemplar, $ 1.25 la docena y $ 14.00 la gruesa (doce docenas).

(16).- El Credo en Maya / Curioso hallazgo. (1900, 14 de noviembre). La Revista de Mérida, p. 2.

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.