Quintana Roo

Rechaza alcaldesa de Cancún amenazas a secretaria de Desarrollo Social para obtener su renuncia

6 de octubre/ Cancún, Q. Roo.- La presidenta municipal de Benito Juárez, con cabecera en Cancún, Ana Patricia Peralta de la Peña, rechazó que la remoción de Maricruz Carrillo Orozco como titular de la Secretaría de Desarrollo Social y Económico, fuese bajo amenazas y dijo que se vio forzada a tomar la decisión de cesarla del cargo, ante las resistencias de la entonces funcionaria para trabajar en unidad.

“Tuve que tomar esa decisión, porque era imposible trabajar con ella”, afirmó la alcaldesa, en entrevista con EstamosAquí.mx.

Carrillo Orozco denunció que a partir de la realización de su informe de actividades, el pasado 1 de octubre, en la colonia Avante, el secretario general del ayuntamiento, Jorge Aguilar Osorio, la convocó a una reunión en la que él y otro funcionario –que identificó erróneamente como el jurídico de la presidencia municipal– la instaron a presentar su renuncian, incluso deslizando presuntas amenazas sobre su futuro político y la integridad de ella y de su familia.

También dijo que se le hizo saber que el haber rendido su informe públicamente constituía un probable delito, porque se prestaba a promoción de su imagen, lo cual está prohibido.

Carrillo Orozco aclaró que no era ese el objetivo, sino ser congruente con el discurso de transparencia y rendición de cuentas. Y añadió que se negó a renunciar.

En consecuencia hoy fue anunciada su sustitución y el nombramiento de Paola Moreno al frente de la Secretaría de Desarrollo Social.

Sobre lo sucedido la presidenta municipal rechazó las acusaciones hechas por la ahora ex funcionaria y explicó que intentó interceder por ella ante las innumerables quejas del Cabildo en torno a su actitud, presuntamente unilateral y poco disciplinada.

Peralta de la Peña indicó que ella misma conversó con la entonces funcionaria para hacerle ver que su informe de trabajo debió rendirse ante el Cabildo, como órgano colegiado.

La edil subrayó que al tomar el cargo, el 26 de septiembre pasado, se topó con que había múltiples quejas de regidoras y regidores en cuanto a la conducta de Carrillo Orozco, pero le ofreció trabajar en equipo y unidad, en seguimiento a las acciones que se han desarrollado durante la administración.

También le comunicó su intención de incorporar a dos personas en las Direcciones de Desarrollo Económico y Desarrollo Social para trabajar con ella, lo cual fue rechazado tajantemente por Carrillo Orozco, quien se negó.

“Es importante recordar que yo llegué a esta administración en suplencia de la anterior presidenta municipal y hoy gobernadora (Mara Lezama), que encontré un ayuntamiento operando, con líneas ya trazadas, por lo que estoy dando seguimiento a ese trabajo.

“Como se sabe, varios de los titulares de esta administración fueron llamados al gabinete estatal y sus puestos en el ayuntamiento están siendo ocupados por los subdirectores o subsecretarios, por gente que ya estaba”, detalló.

Sin embargo, admitió que también hay necesidad de incorporar a su propio equipo de trabajo, sobre todo en cargos de confianza, lo cual no fue entendido por Carrillo Orozco, quien se opuso.

La edil confirmó que el secretario del ayuntamiento convocó a Maricruz Carrillo a una reunión con él y con Leopoldo Proal, quien funge como asesor –reiteró– y reconoció que ambos le dijeron a la funcionaria que necesitaban su renuncia.

“Pero jamás en los términos en que ella lo ha señalado. Jamás con amenazas de ese tipo y venir a decir que me responsabiliza de lo que le suceda está totalmente fuera de lugar porque yo jamás me manejaría así. No soy esa clase de persona”, atajó.

Carrillo Orozco se negó a renunciar y al día siguiente ofreció una conferencia y subió a sus redes sociales su versión sobre lo ocurrido.

“Y tuve que tomar una decisión, porque me di cuenta que hay resistencia y no podemos trabajar así. Eso y las quejas… la propia Lulú Cardona, como encargada de despacho intentó hablar con ella, pero no se prosperó; luego nos enteramos ahora que estuvo instigando a habitantes de Avante para decirles que si ella quedaba fuera, el seguimiento a los temas en esa colonia irregular, se iban a quedar truncos…en fin.

“Yo no tengo favoritismos por nadie, ni mucho menos, pero soy enemiga del conflicto, no me gusta el conflicto y lo que necesitamos ahora es trabajar unidos, en sintonía, para dar los mejores resultados por Cancún. Y no se vale inventar amenazas en donde no las hubo, porque yo no me manejo así”, sostuvo.

La alcaldesa añadió que la situación de Avante será revisada y pidió a la población de ese asentamiento irregular, no dejarse utilizar y confiar en la administración que encabeza.

Añadió que la Contraloría evalúa el caso de Carrillo Orozco, para determinar si incurrió o no en una responsabilidad como servidora pública.

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.