EspecialesOpiniones

Tres notas ejecutivas

            Tres notas ejecutivas insuficientes en su contenido se registraron en estos días, de las que esta columna se ha ocupado anteriormente: 1). El pago del aumento salarial a los trabajadores de la educación. 2). “Yucatán tendrá cobertura total en educación medio superior”. 3). Que se “llevará internet a todo el estado”.

    1. Aumento salarial

            La información estuvo casi perdida en la nota de una visita presidencial al Tren Maya. Según un rotativo meridano el gobernador del estado pediría al presidente de la República “recursos con el fin de cumplir con el incremento salarial para los trabajadores del sector educativo estatal”. Nada más.

            El Ejecutivo no ha informado, tampoco la Segey, a qué “aumento salarial” se refiere. También no se ha informado del resultado de las gestiones que harían las Secretarías de Administración y Finanzas y de Educación ante la federación para obtener recursos “para hacer extensivo este incremento a los trabajadores estatales de la educación”.

            En mayo último el Ejecutivo federal y el SNTE acordaron incrementar los salarios de los trabajadores de la educación:

            a) Un 3.5 por ciento al sueldo tabular. b). Un 1.0% al sueldo tabular para el “fortalecimiento del salario profesional” de dichos trabajadores. c). Un 1.8% a prestaciones. d). Además, el Secretario de Hacienda y Crédito Público explicó otro incremento: “Van a recibir tres por ciento para quienes tienen menos de 10 mil pesos, dos por ciento para quienes ganan de 10 a 15 mil pesos y uno por ciento para quienes ganan de 15 mil a 20 mil pesos”.

            La Segey no ha informado si ya pagó el aumento salarial a todos los trabajadores del sistema educativo estatal. Estos dicen queda recibieron una parte del incremento. Ya se ha dicho que es probable que el gobernador del estado se refiera al aumento explicado por el titular de la SHCP. Sin embargo, hasta que la Segey informe con precisión se sabrá si es este el aumento salarial impagado.

            Recuérdese que el Ejecutivo del estado está obligado desde 1976 de otorgar a los trabajadores de la educación, miembros de la Sección 57 del SNTE, “en forma automática, todo tipo de aumentos de sueldos y percepciones que la Federación conceda a los trabajadores de la educación a su servicio”.

            Esta columna ha solicitado vía transparencia la información pública del asunto.

 Al final, nada

            El gobernador del estado no planteó al presidente de la República su petición de ayuda para pagar a los trabajadores estatales de la educación, al menos no lo consigna el boletín palaciego (“Trabajo de la mano entre el gobernador Mauricio Vila Dosal y el presidente Andrés Manuel López Obrador para impulsar proyectos que transformen a Yucatán”, 25 septiembre 2022).

            Algo pasó que no lo ha dicho la autoridad ejecutiva del estado.

            Sí se dijo que hablaron del Tren Maya, del parque de La Plancha, y de las plantas de energía eléctrica, y de mantener “abiertos los canales de comunicación”, pero de los recursos para pagar a los trabajadores de la educación, nada de nada.

   2. Educación media superior

            Se informó que con la implantación de un “aula virtual” en Tetiz, el titular de la Segey afirmó que se “ha logrado por primera vez que los jóvenes de los 106 municipios de Yucatán, tengan acceso y la oportunidad de estudiar la preparatoria desde sus municipios”.

            Según estadística de la SEP, en Yucatán en el ciclo escolar 2021-2022 funcionaban 453 escuelas de educación media superior, con 89 mil 160 alumnos y 6 mil 749 docentes. No todas las escuelas dependen directamente del Ejecutivo estatal.

            Conforme al imperativo de la Constitución de 1917, a más tardar en el ciclo escolar 2021-2022 se debió haber logrado la cobertura total de la educación media superior en sus diversas modalidades, con la concurrencia presupuestal de la federación y de los estados.

            El problema radica en que no existe información suficiente para conocer el estado de la obligatoriedad de la educación media superior en la entidad, ante la mudez de la Segey.

 3. Internet

            Ahora, el Ejecutivo afirma que “llevará internet a todo el estado”, con una “estrategia” denominada “Yucatán Digital”. Pretende, dijo, “la cobertura en los 2,400 planteles educativos de los niveles básico, y medio superior”. Que en lo que resta de este año se atendería a 766 escuelas.

            La Segey, en su propaganda, repite lo dicho por el gobernador: “La creación de una red de fibra óptica para llevar el internet a las 2,400 escuelas de educación básica y media superior de todo el estado”.

            Todo parece indicar que ni el Ejecutivo ni la Segey saben cuántas escuelas funcionan en la entidad.

            No se sabe por qué se señaló únicamente a 2 mil 400 escuelas. Veamos algunos datos oficiales consignados en documentos gubernamentales. Según la SEP, habían en el ciclo lectivo anterior al actual, un total de 453 colegios de educación media superior. Y en educación básica -preescolar, primaria y secundaria-, en el mismo periodo, la Segey registró un total de  3 mil 292 centros escolares, de acuerdo con la estadística de la Segey.

            La suma daría 3 mil 745 escuelas yucatecas de educación básica y educación media superior.

            Si el Ejecutivo “llevaría internet a 2 mil 400 planteles educativos”, ¿qué pasará con los 1 mil 345 restantes? ¿Quedarían sin internet? ¿Habría escuelas de primera con internet y de segunda sin el servicio? Esto no lo precisa el boletín palaciego (“Internet a todos los rincones del estado de Yucatán”, EstamosAquí.mx, 26 septiembre 2022).

            Otra cosa que no informa el boletín es si la “llevada” y el servicio de internet a las escuelas será totalmente gratuito para los integrantes de la comunidad escolar.

            Recuérdese que el Ejecutivo del estado prometió en febrero de 2022 que “dotará de Internet a todas las escuelas públicas del estado”. Ofreció que se dotaría de Internet a 3 mil escuelas: en 2022 a 1,500 centros educativos, en 2023 a otras mil 500 escuelas, y en 2024 “todas tendrán Internet”.

            Ahora resulta que serán únicamente 2 mil 400 centros educativos, y este año solo 766.

            La noticia ejecutiva habrá sorprendido a la Segey y a su titular, así como a su Director de Administración y Finanzas y a su Coordinador General de Tecnologías de la Información y Comunicaciones, ya que estos últimos negaron saber algo del asunto en respuesta dada recientemente, vía información pública, que no sabían nada de alguna dotación del servicio gratuito de internet a las escuelas públicas de la entidad (Política Educativa, “Internet: la Segey no sabe nada”, EstamosAquí.mx, 13 julio 2022).

4. Información insuficiente

            Como se observa en las tres notas ejecutivas falta información para concluir satisfactoriamente con los asuntos planteados.

            El gobernador del estado no hizo referencia alguna en sus tres notas ejecutivas, a los recursos presupuestales necesarios para lograr los objetivos que se pretenden cumplir en lo que resta de la actual administración pública, que concluye el 30 de septiembre de 2024.

            Tampoco lo ha hecho la Segey ni SAF (no se sabe si la titular de ésta estuvo invitada en la presentación de la estrategia digital).

            Lo único que se sabe es que para pagar a los trabajadores de la educación, no hay dinero.

            No se sabe, porque no lo informa el Ejecutivo, si hay recursos presupuestales disponibles para las otras dos aspiraciones gubernamentales.

            O acaso pediría otro crédito a los complacientes congresistas de la LXIII Legislatura estatal, para seguir endeudando a la sociedad yucateca.

“Ie-Tram”

                Que el “banco BBVA Bancomer ganó el concurso para otorgar al gobierno del estado el préstamo de hasta 1 mil 735 millones de pesos para el desarrollo del proyecto de transporte público eléctrico Ie-Tram”, según informó la Secretaria de Administración y Finanzas.

                Según ésta, el “plazo del financiamiento” para cada contrato será de “hasta 20 años”. Es decir, compromete las finanzas públicas de las siguientes cuatro administraciones públicas estatales.

                Recuérdese que “con el crédito autorizado por la mayoría del PAN en la LXIII Legislatura estatal, por la cantidad de 1 mil 735 millones de pesos, el gobernador Mauricio Vila Dosal dejaría, al finalizar su administración el 30 de septiembre de 2024, una deuda pública por más de 10 mil millones de pesos, sin considerar los intereses correspondientes” (Política Educativa, “Jarana de la deuda yucateca”, EstamosAquí.mx, 22 agosto 2022).

Notitas

            La Segey publicó el número 11 de su “Gaceta de cultura, educación y actualidad”, denominada “Miradas al magisterio”, con el tema central de “Experiencias de la educación indígena”. *** “La Encuesta para la Medición del Impacto COVID-19 en la Educación 2020, publicada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, reveló que 3 de los 5.2 millones de estudiantes que abandonaron sus estudios pertenecían a la educación básica (preescolar, primaria o secundaria”. *** Carlos Ornelas, investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana “aseguró que la Secretaría de Educación Pública no podrá abatir el rezago educativo ya que no se preparó con diagnósticos o análisis previos”.

            *** La Unidad del Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros “premió las prácticas educativas de 977 docentes de Educación Básica y Media Superior de ocho estados del país, implementadas durante la contingencia COVID-19: Aguascalientes, Coahuila, Guanajuato, Nuevo León, Querétaro, San Luis Potosí, Tamaulipas y Zacatecas”. Yucatán no obtuvo premio alguno. *** La CNTE pide la abrogación de la Ley General  del Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros (sic), que tiene por objeto, entre otros, “normar los procesos de selección para la admisión, promoción y reconocimiento del personal que ejerza la función docente, directiva o de supervisión”.

 “Vetado por el Imperio Austro-Húngaro”

            En la nota “Curiosidades en la elección del Papa”, de José Manuel Vidal, en suplemento “Crónica” del diario español “El Mundo” (27 de febrero de 2005):           

“A la muerte de de León XIII, en el cónclave de 1903 salió ganador en los tres primeros escrutinios el cardenal Mariano Rampolla y tenía todas las papeletas para ser el próximo Papa. Entonces, se levantó el cardenal de Cracovia, Puyzna, y pronunció el «exclusive» (el veto) «en nombre de Su Majestad imperial y real el Emperador de Austria y Rey apostólico de Hungría». El aludido protestó por el atropello a la libertad de la Iglesia y añadió: «En cuanto a mí, nada más honroso me podía suceder»”.

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.