Quintana Roo

INAH retoma proyecto joaquinista para la apertura del área arqueológica de Ichkabal en Bacalar

También contempla abrir Paamul II, en Riviera Maya

28 de septiembre/ Cancún, Q. Roo.- El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) anunció el inicio de trabajos de investigación y conservación para la eventual apertura de dos nuevas áreas arqueológicas ubicadas en Quintana Roo: Paamul II, en Tulum e Ichkabal, en Bacalar.

La apertura de Ichkabal fue la esperanza en la que la administración del entonces gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, fincó el repunte del desarrollo turístico y económico del sur del estado, a principios de su mandato, pero problemas de tenencia de la tierra y la falta de acuerdos impidieron concretar el ambicioso y prometedor plan.

Ichkabal, cuyas dimensiones superan en altura y extensión a Chichén Itzá (Yucatán) y en antigüedad a Calakmul (Campeche) –se dijo entonces– constituiría el nuevo atractivo arqueológico-turístico del estado y atraería a visitantes y vacacionistas a la zona sur, como una puerta hacia destinos como Bacalar, Chetumal, Mahahual y la zona maya de Felipe Carrillo Puerto, según las proyecciones.

Cuenta con estructuras de hasta 46 metros de altura y tiene más de 30 kilómetros cuadrados de extensión.

En octubre de 2016, durante las reuniones para el diseño del Plan Estatal de Desarrollo 2016-2022, la entonces titular de la Secretaría Estatal de Turismo (Sedetur), Marisol Vanegas se apresuró a adelantar la apertura de Ichkabal para 2017 e incluso se firmaron acuerdos con el INAH para detonar turísticamente el sitio, lo que incluyó la entrega de 11 millones de pesos, pero el asunto no prosperó y quedó trunco.

Ahora, el director general del instituto, Diego Prieto Hernández, informo que, derivado de conversaciones con el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, se acordó la realización de estos trabajos a través del Programa de Mejoramiento de Zonas Arqueológicas (Promeza)

“Aunque Paamul II era un sitio registrado en 2019, las obras del Tren Maya han permitido apreciarlo en toda su dimensión y tomar la decisión de ponerlo en valor, a fin de que el turismo nacional e internacional pueda conocerlo en el futuro cercano”, dijo el funcionario sobre ese sitio, en donde hallazgos de arqueólogos independientes reportados al instituto, dan cuenta de la existencia de 300 estructuras prehispánicas, algunas con más de ocho metros de altura.

Considerado como el primer gran asentamiento y centro político de la región, Ichkabal –cuyo significado es “Entre bajos”– se localiza a 82 kilómetros de Chetumal, capital del estado y a 40 kilómetros de Bacalar. Está ubicada a 24 kilómetros del Tramo 6 del Tren Maya y a 20 kilómetros del Tramo 7.

Datos recabados desde 1994, cuando iniciaron las exploraciones arqueológicas en esa zona, indican que existe un número importante de estructuras monumentales mayas en ese sitio patrimonial, cuya cronología va del período Preclásico Medio (400 años antes de Cristo) al Posclásico Tardío (1.500 años antes de Cristo)

“Se trata de una ciudad que mantuvo vínculos con Dizbanché, sede de la dinastía Kanu’l durante el Clásico Temprano, uno de los más poderosos linajes mayas de la antigüedad”, expuso.

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.