CulturaEspeciales

Mimí Derba: Tres Partes de Afrodita (IV)

ALMA DE SACRIFICIO (1917)

Producción: Azteca Film, Enrique Rosas y Mimí Derba

Dirección artística: Joaquín Coss

Argumento: José Manuel Ramos

Fotografía: Enrique Rosas

 Salustiano escribió en la revista Mefistófeles:

 «La segunda película de la Azteca Film estrenada anoche, debe haber sido otro éxito parecido o mayor que el de En defensa propia. Nosotros vimos, por la deferencia de la empresa, algunas escenas aisladas desde antes del estreno, y no tenemos empacho en decir que la interpretación dada al argumento de nuestro amigo y colaborador José Manuel Ramos, es perfecta. Acusan a Mimí Derba de cierta frialdad en el teatro; que vayan los que tal dicen al cine a verla interpretar la Rosa de Alma de sacrificio, para que se convenzan de la intensidad con que vibra el alma de esta artista…»

LA TIGRESA (1917)

La tigresa (1917)

Producción: Azteca Film, Enrique Rosas y Mimí Derba

Dirección: Mimí Derba

Argumento: Teresa Farías de Isassí

Fotografía: Enrique Rosas

 En Revista de Revistas del 2 de septiembre de 1917, escribió

 Lázaro P. Fel:

«(…) funesta lo es, y en grado alarmante, la influencia de La luz sobre las otras. El alma columbina de la Padilla que mexicaniza en el lienzo, la sensualidad prolija de la Menichelli, todavía tiene una resonancia en La tigresa, que sueña en vivir un poema finalmente perverso. Se ve que el aire de familia es visible en ambas creaciones, gemelas, además, por la recomendable vacuidad del enredo y la tendencia megalómana a escoger asuntos de aristocrático ambiente social, para cuyo desempeño necesitaríamos un semillero de gentileshombres y princesas, más propicio que los viveros que medran en los jardines de Coyoacán, bajo la ruda caricia de nuestro buen sol democrático. Recuerdo que en La luz, es nada menos que un duque el galán joven, «rara avis» en nuestra campiña ciudadana, donde apenas los blasones de un Marqués, el de San Francisco, florecen modestamente en las ruinas del virreinato.

 Independientemente del escaso valor estético del modelo italiano, cuyo

 gesto dramático lo conceptúo más cerca del manicomio que de la belleza, confieso que resulta incomprensible de todo punto, este obligado tipo de heroína peculiar, convertido ya en obsesión para los autores de argumentos mudos.

 Personalmente, yo no me quejo. Sucede que lo que más me atrae es lo incomprensible. Y le estoy agradecido a la Menichelli por haber hecho palpitar algunos kilos de carne burguesa con la inquietud de la gesticulación inocente. No hay que olvidar que en cierto modo, es la madrina de Emma Padilla y de Sara Uthoff por gracia de los argumentistas, y alguna consideración debe inspirar quien es maestra de tan hermosas personas.»

LA SOÑADORA (1917)

La soñadora (1917). Mimí Derba y Eduardo Nanche Arozamena.

Producción: Azteca Film, Enrique Rosas y Mimí Derba

Dirección artística: Eduardo Arozamena

Dirección técnica: Enrique Rosas

Argumento. Eduardo Arozamena

Fotografía: Enrique Rosas

 «Nos complace sobre manera tener que dedicar hoy nuestra página a elogiar un trabajo tan correcto como el de la cinta que nos ocupa, pues as¡ como al estreno de esa otra producción fracasada que se exhibió no hace mucho en el Arbeu, tu vimos que censurar acremente los desaciertos cometidos, hoy no tenemos empacho en reconocer los grandes méritos que adornan el último trabajo de la «Rosas-Derba», y aplaudir sinceramente el éxito obtenido.

 ¿Qué la película tiene sus lunares? ¿Qué los artistas no están a veces dentro del carácter y desentonan el conjunto? ¿Qué a la dirección de escena se le escapó algún otro detallito? cosas son éstas de las que no vale la pena ocuparse cuando de los diez rollos que contiene la producción, un 95 por ciento está admirablemente logrado.

 (…) El señor Arozamena hizo una trama interesante y bien desarrollada aunque, sentimos censurarlo pero no hay remedio, no tiene el verdadero «nacionalismo» que en vano venimos buscando en todas las películas que se imprimen en México. Los personajes que toman parte en la trama tienen carácter perfectamente definido, actúan y se portan lógicamente y llevan al público la sensación que el autor quiso hacerle llegar, a diferencia de otras que sólo por los títulos hay que adivinar el verdadero sentir de los personajes.

 (…)

 Mimí Derba está bastante mejor que en cualquiera de las otras cintas que filmó antes. De esta artista tan estudiosa, tan inteligente y sobre todo tan entusiasta, puede decirse sin hipérbole que ha triunfado definitivamente en el cine. Su trabajo en La soñadora es elogiable por todos conceptos. Entendió perfectamente el personaje que le tocó interpretar y puso toda su alma de artista para expresar el apasionamiento, los celos, el dolor, la venganza, todo aquello que constituye la vida de tan complicada figura.» 5

EN LA SOMBRA (1917)

Producción: Azteca Film, Enrique Rosas y Mimí Derba

Dirección:?

Argumento: Mimí Derba

Fotografía: Enrique Rosas

 «No sería precisamente el mediometraje de 4 rollos En la sombra (conocido también como Misterio), el que enderezaría las finanzas de la Azteca, por más que su reparto se hubiera armado con los conocidos cantantes de ópera que la empresa de Miguel Sigaldi contratara para su temporada veraniega en el Arbeu. Tratándose de una película muda resultaba absurdo incluir cantantes, pero se debió de pensar que su popularidad tenía el suficiente atractivo como para arrastrar al insolvente público de cine y sostenerla.» 6

Fernando Muñoz Castillo

Escritor, hacedor de libros objeto, dramaturgo y director de teatro. investigador e historiador de teatro y cine. curador y museógrafo. periodista cultural. ha publicado varios libros.

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.