Mundo

Júpiter será más brillante que hace 59 años, el lunes

En los próximos días coincidirán la oposición y el perigeo de Júpiter, por lo que lo veremos muy cerca y, por lo tanto, grande y brillante. No había ocurrido nada parecido desde octubre de 1963. ¡59 años!

A veces, el amor a la astronomía puede salir caro. Los telescopios y prismáticos no son especialmente baratos, aunque siempre se puede optar por empezar la afición con las opciones más asequibles. Sea como sea, hay quien prefiere mirar al cielo a simple vista. Al fin y al cabo, con la oscuridad suficiente, podemos ver muchas de las maravillas del firmamento, solo usando nuestros ojos. Pero, además, a veces hay eventos especiales como el que tendrá lugar en los próximos días, ya que podremos ver Júpiter más grande y brillante que en los últimos 59 años. 

Esto se debe a que coincidirán prácticamente dos fenómenos muy importantes: la oposición y el perigeo. La primera se da cuando dos astros se encuentran, en relación con la Tierra, en dos puntos diametralmente opuestos. En este caso, podremos ver Júpiter saliendo por el este a la vez que el Sol se pone por el oeste. En cuanto al perigeo, es el punto más cercano a la Tierra de la órbita de un astro o un satélite artificial. 

Cabe destacar que la oposición se da cada 13 meses. Si tanto la Tierra como Júpiter viajaran alrededor del Sol en órbitas circulares, lo harían siempre a la misma distancia. Sin embargo, sabemos que las órbitas tienen forma de elipse, como si tomáramos un círculo y lo estiráramos por los extremos. Por lo tanto, la distancia es muy diferente cada vez que coinciden. En este caso, al coincidir ambos fenómenos, Júpiter estará mucho más cerca de lo habitual y, como resultado, más grande y más brillante.

¿Cómo y cuando podremos ver esta oposición de Júpiter?

El momento en el que Júpiter se verá más grande y brillante será durante la noche del lunes, 26 de septiembre, en horario español. Podría ser el 27 en otras zonas horarias. No obstante, durante los días anteriores y posteriores también se verá especialmente imponente, por lo que tenemos momentos para elegir.

Lo importante es seleccionar un lugar lo más oscuro posible y, por lo tanto, alejado de la contaminación lumínica. Una vez que tengamos el sitio, bastará con mirar al cielo. Lógicamente, con unos prismáticos o un telescopio, bien estabilizados, se verá mucho mejor. De hecho, según ha explicado en un comunicado de la NASA el astrofísico Adam Kobelski, con unos buenos prismáticos se podrían llegar a ver al menos la banda central de Júpiter y 3 o 4 de los satélites galileanos. Normalmente necesitaríamos un telescopio para poder apreciar tantos detalles.

No llegaremos a tanto a simple vista, pero sí que podremos apreciar matices de Júpiter que no habríamos visto antes solo con nuestros ojos. Al menos no si tenemos menos de 59 años.

Basta con prestar atención a las cifras. En su punto más alejado, Júpiter se encuentra a 960 millones de kilómetros de la Tierra. Esta vez estará a 588 millones de kilómetros, por lo que la diferencia es bastante evidente. No había ocurrido algo así desde octubre de 1963, aunque hay que reconocer que la anterior oposición y la siguiente también se han situado (y se situará) muy cerca. Si esta se nos escapa, siempre nos quedará esperar 13 meses para la siguiente.

Pero esa no es excusa. Este es un momento ideal, que además coincide con Júpiter casi exactamente en el ecuador celeste, por lo que se verá por igual en los dos hemisferios, a excepción de los polos. Y por si eso fuera poco, en el norte entramos al otoño y en el sur estrenan la primavera. Las temperaturas no son demasiado sofocantes ni demasiado heladas como para no querer salir por la noche. Son todo ventajas. 

Por Hipertextual

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.