Quintana Roo

Proponen aumento presupuestal para Semarnat, pero asfixian a la Conanp y a la Profepa

21 de septiembre/ Cancún, Q. Roo.- El Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2023 (PPEF), contempla la reducción de 73.8 millones de pesos a los recursos de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), respecto al presupuesto aprobado para el ejercicio del año 2022, lo que afecta a 185 reservas protegidas en México, 26 de ellas en Campeche, Quintana Roo y Yucatán.

Lo anterior implica que, de aprobarse la propuesta, se destinarán menos de 10 pesos por hectárea para la protección y cuidado del patrimonio natural de México, lo cual pone en riesgo la conservación de los recursos naturales, la salud del ambiente y el bienestar de la sociedad, denunció el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA)

La agrupación indicó que aún cuando el gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador, decretó la creación de tres nuevas áreas naturales protegidas –San Miguelito, en San Luis Potosí; Lago de Texcoco, en Estado de México y Jaguar, en Quintana Roo, los recursos públicos para cuidar de ellas y de las otras 182 reservas protegidas, no solo no aumentaron, sino disminuyeron.

La Conanp, que tiene a su cargo la conservación del 33 por ciento del territorio nacional, “enfrenta un recorte presupuestario de 73.8 millones de pesos; es decir, 7.3 por ciento menos en comparación con el presupuesto asignado en el PEF 2022. En el PPEF 2023 la bolsa de recursos para la Conanp es de 930 millones 376 mil pesos, por lo que corresponden sólo 9.7 pesos por hectárea protegida”.

En perspectiva, los recursos asignados a la Comisión para el 2023 representan apenas el 1.2 por ciento del presupuesto dirigido al sector ambiental.

El CEMDA señaló que la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) presenta un incremento real del 76 por ciento en su presupuesto; del cual, cerca del 90 por ciento se concentra en la Comisión Nacional del Agua (Conagua)

“Pese al considerable incremento para la Semarnat, se mantiene la reducción del presupuesto para sostener actividades de operación y conservación en las ANP. En particular, persisten los recortes en las partidas del gasto destinadas a la compra de insumos, como refacciones, accesorios y herramientas.

“Además, la nula asignación de recursos para la contratación de personal de base y para la adquisición de vehículos (terrestres y embarcaciones pequeñas) compromete las tareas de protección y vigilancia plasmadas en los objetivos del Programa Nacional de Áreas Naturales Protegidas”, expresó la agrupación.

También los programas de subsidios a cargo de Conanp, como el Programa de Conservación para el Desarrollo Sostenible (Procodes) y el Programa para la Protección y Restauración de Ecosistemas y Especies Prioritarias (Prorest) decrecieron su presupuesto en el PPEF 2023, con una disminución más acentuada en este último, de 21.1 por ciento.

El recorte en ambas dependencias suma alrededor de 72.5 millones de pesos en comparación con el PEF 2022.

“Esto es de especial preocupación ya que ambos programas tienen como uno de sus objetivos generar oportunidades productivas que contribuyan a mejorar la calidad de vida de los habitantes en las ANP”, se precisó.

Por su parte, en la partida de gasto Transferencias para organismos internacionales (capítulo 4000) se presenta un recorte del 15% en relación al ejercicio 2022.

Otro aspecto preocupante tiene que ver con el compromiso de México para transferir 74 millones de pesos al Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) durante el 2023, como parte del proyecto “Sinergia para fortalecer el manejo efectivo de las áreas naturales protegidas”. De aprobarse el PPEF, esa cantidad no podrá ser cubierta.

Un dato más grave aún es el presupuesto asignado a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), con un aumento real de apenas 0.7 por ciento respecto al 2022, que no permite que ejecute sus funciones.

“Esto es más complejo a la luz de los estándares sobre el derecho de acceso a la justicia ambiental, derivados del Acuerdo de Escazú, ratificado por el Estado mexicano en 2020”, consideró el CEMDA, al exhortar a modificar el PPEF para dotar a ambas instituciones de recursos suficientes para la contratación de personal necesario, financiar la operación y equipamiento requerido para la protección, restauración, monitoreo, inspección y vigilancia.

Vale señalar que año con año el presupuesto para la Conanp ha venido a la baja desde el sexenio del entonces presidente, Enrique Peña Nieto, situación que se ha acentuado durante el régimen obradorista.

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.